domingo 29.03.2020

Tiempo de reinventarse

Atletas gallegos nos cuentan su día a día de entrenamientos marcados por el confinamiento
De izquierda a derecha: Eugenia Gil Soriano, Antía Martínez, Elián Numa (arriba | JCT
De izquierda a derecha: Eugenia Gil Soriano, Antía Martínez, Elián Numa (arriba | JCT

“Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales”. Es la frase es de Pierre de Coubertin, el padre del olimpismo moderno, que parece no ha cuajado en los actuales rectores del COI, que inexplicablemente dilatan lo ya inevitable, el aplazamiento de los Juegos, algo difícil de explicar a no ser que intereses espurios estén detrás de esta tardanza

La RFEA actúo con rapidez aplazando “sine die” todos los campeonatos de España a la espera del desarrollo de los acontecimientos, pero las previsiones más optimistas calculan que estos se celebrarán en el último trimestre del año y eso en caso de celebrarse.

La misma situación que se espera al otro gran evento de la temporada, el campeonato de Europa absoluto, que ya nadie duda de su aplazamiento, y se celebrará en París.

Situación de los atletas

Ante esta situación quisimos testar la opinión de los atletas más destacados de la temporada. Aquellos que tuvieron el privilegio de que su campeonato no fuera suspendido y que acudieron al nacional absoluto de Ourense, y cómo se las están arreglando para mantener el estado de forma en estos días de aislamiento total, o como es lo mismo, como se están reinventando y si verían factible que el Gobierno deje entrenar en los próximos días.

La única medalla coruñesa de esta temporada en pista cubierta recayó en las piernas de Elián Numa López, subcampeón de España de 800 sub23 y que tomó parte en el Nacional absoluto.

“Estamos haciendo ejercicios dinámicos, de propiocepción y ejercicios de prevención. De cara a lo que queda de temporada, a expensas de cómo quede, ya que muchas pruebas se caerán del calendario, nos plantearemos mi entrenador y yo cómo la enfocamos. Por ahora todo es una incógnita, tenemos que ver dónde encajan los picos de forma, necesitamos una fecha y a partir de ahí trabajar”, indicó.

“Creo que los atletas que están reconocidos como de alto nivel deberían autorizarles en unas horas al día y en lugares apartados y en solitario para poder entrenar. Resulta muy complicado para un deportista en un año olímpico, que no es mi caso, pero me pongo en la piel de ellos y de su preparación, que tiene que ser muy exhaustiva. Otros países son más permisivos, aunque es una cuestión muy delicada donde debe primar la seguridad”, aclaró.

La casa como gimnasio

Mauro Triana también tuvo que adaptarse a la nueva situación. “Para poder entrenar estos días tuve que mover muebles para lograr hacer un pasillo de 6 metros, para poder meter por lo menos dos zancadas, mi entrenamiento en hacer multisaltos en el sitio, sin avanzar, ejercicios de prevención, de fuerza... Tengo una goma donde aprovecho para simular series, hay que tirar de ingenio”, argumentó. “Creo que van a retrasar todo hasta el final, con lo que muchos atletas ya optarán por no seguir preparando esta y pasar a preparar la temporada venidera. Irá en función de lo que hagan con los campeonatos internacionales, sobre todo con los Juegos y el Europeo. Este será a finales de agosto, estará menos afectado, pero con los Juegos es todo más complicado. Lo lógico es retrasarlos un año. Creo que dada la situación no se debería plantear el poder entrenar. Todos debemos adaptarnos a la situación que estamos viviendo, si entre todos colaboramos esto acabará lo antes posible”, zanjó.

La casa como gimnasio

Javier García “Chichu” es el actual campeón gallego absoluto de 60, además de lograr el récord de los campeonatos y su mejor marca personal en la distancia, con 6.88. En Ourense rayó a gran nivel, con lo que su camino cara a una gran marca en los 10 estaba allanado, pero tocó parar.

“Estos días estoy bajando al garaje, allí tengo una pequeña cuesta para poder trabajar. Troto seis o siete minutos para calentar, se trata de moverme, no estar sentado todo el día. Ahí hago los calentamientos, los estiramientos, trabajo de fuerza, de multisaltos, algo de carrera, lo que me permita moverme algo más y también tengo un arrastre. A mayores trabajo de gimnasia, de core, prevención, abdominales, lumbares, flexiones...”, dijo.

“De cara a lo que queda de temporada lo veo bastante negro, estoy perdiendo todo lo ganado durante el invierno. Hay gente que tiene pesas, un pequeño gimnasio en casa, un pequeño jardín, pero no es mi caso”, comentó.

“Estamos muy en desventaja, no podemos meter clavos ni hacer nada específico, por lo que veo la temporada muy complicada, a día de hoy no hay nada claro. Creo que no van a levantar la prohibición de salir a correr, a los atletas nos es necesario, pero no se podría controlar eso, todo el mundo saldría a correr y tendrían todo el derecho. Entiendo que en estas circunstancias no es lo más aconsejable”, razonó.

Temporada perdida

Antía Martínez Queimaño, es la actual campeona gallega absoluta en los 100 vallas. En Ourense logró su mejor marca en los 60 vallas, pero no es optimista. “Creo que la temporada la damos si no por perdida, casi, ya que no vamos a llegar en las mejores condiciones. Ahora tengo que adaptarme un poco como todos, tengo algo de material en casa, como una barra de pesas, algún aparato de gimnasia, y aprovecharé cosas como botellas de agua, escaleras, etc. Lo llevo bastante bien por ahora, estoy motivada, además salgo de una lesión y me viene bien el trabajo que hago en casa, aunque echo de menos un porche o un jardín”, matizó.

“Ojalá no se pierda toda la campaña y podamos tener los campeonatos, aunque sea más adelante, para no tirar toda la temporada”, aclaró.

Eugenia Gil Soriano es la actual campeona gallega absoluta de 400. “Tengo mucha suerte en este caso, ya que estoy en una casa, por lo que tengo bastante espacio, con una recta de 80 metros en hierba, donde hago todo el tema de técnica de carrera. Al no tener pesas me las tengo que ingeniar con lo que tengo en casa: tengo rueda para hacer abdominales, cinta para trabajar la flexibilidad y los estiramientos, también juego al bádminton”, describió.

“El resto de la temporada estará marcada por lo que decida el Gobierno, estamos en modo incertidumbre, no sabemos lo que va a pasar. Echo de menos una pista, aunque lógicamente no llegaremos en nuestra mejor forma, y veo la temporada con muchas ganas y la moral intacta. Espero que muevan los campeonatos y no los supriman”, deseó.

“A nivel egoísta me gustaría que nos dejaran salir a entrenar, aunque hay que ser solidarios en estos momentos. Hay gente confinada y en estado de riesgo. Cuanto antes hagamos caso de las recomendaciones antes saldremos de esta crisis”, incidió.

Parón por lesión

Pablo Bocelo tomó parte en los 1.500 en el Nacional, este curso está acreditado con una marca de 3.52.23, y el parón le coge casi obligado.

“Me pilla con una pequeña dolencia en el pie que se agudizó al terminar el Nacional, por lo que estaré dos semanas parado. Después haré algo de core y de bici estática y ojalá pueda dentro de poco retomar los entrenamientos con regularidad, pero creo que esto va para largo. Incluso no vería mal que dejaran a los atletas federados salir a correr con todas las precauciones, pero sería algo insolidario y difícil de llevar a cabo, todo el mundo querría salir”, admitió.

Comentarios