sábado 28/11/20

Test de máxima exigencia en el debut naranja

El Real Valladolid logró la pasada campaña el ascenso deportivo
El juego interior se antoja como una de las principales claves del duelo entre el cojunto de Sergio García y el de Hugo López                  | Javier Alborés
El juego interior se antoja como una de las principales claves del duelo entre el cojunto de Sergio García y el de Hugo López | Javier Alborés

El nuevo, ambicioso e ilusionante proyecto del Basquet Coruña encara esta tarde su debut en la nueva LEB Oro, ante uno de los ‘gallos’ del grupo A, el Real Valladolid.

El equipo castellano, el ascendido que no ascendió a la ACB de la pasada campaña, inició el presente campeonato con una muy sufrida victoria (89-87) contra el Ourense, gracias un parcial de 28-21 en el último cuarto. 

Sergio de la Fuente lideró la ofensiva pucelana, con 19 puntos (4 de 8 desde el arco) y 4 asistencias, secundado por otro maestro del 3x3, Nacho Martín (13, y 6 rebotes), y Reed Timmer (24 tantos, con 5 de 8 en triples). El pívot Joey van Zegeren (15 y 5 capturas) y el joven base Melwin Pantzar –con experiencia en la ACB y la Euroliga con el Real Madrid–completaron el trabajo del conjunto que dirige Hugo López.

Una referencia importante para Sergio García, de la que no dispone su homólogo, ya que el BC no pudo jugar ante el Tizona en la jornada inaugural por un positivo en Covid-19 en el equipo burgalés.

Raffington a escena
Un parón que no le ha venido mal al cuadro herculino, que así ha tenido más tiempo para integrar en los sistemas al pívot alemán Justin Raffington, fichado para cubrir la baja por lesión de Abdou Thiam y de Perris Blackwell, en Estados Unidos, sin fecha de vuelta, por motivos familiares.

Ausencias que complican un ya de por sí duro compromiso inicial, donde a la ‘marea naranja’ le hará falta un gran trabajo de sus interiores para minimizar los efectos de la dupla Martín-De la Fuente, una pesadilla tanto en la pintura como cuando salen a lanzar desde la larga distancia (7 de 12 entre ambos contra el Ourense). Aunque el duelo también se jugará en el perímetro, donde los locales parecen tener, en general, mejor material. 

Un exigente primer test de un curso que, por la división en dos grupos, reduce notablemente el margen de error de cara a la clasificación para las series por el ascenso. 

Además, el Grupo A –de diez equipos– es más complicado, sobre el papel, que el B. El Basquet Coruña llega a la cita invicto, pero una cosa es la pretemporada y otra muy distinta la competición oficial, aunque el potencial naranja es más que evidente.

Comentarios