sábado 28/11/20

Sergio Tomé: “Estoy seguro de que el Basquet Coruña habría logrado el ascenso”

Animador del HC Liceo y el Basquet Coruña
Sergio Tomé ha llevado mucho más allá el concepto clásico de speaker o animador en los partidos del HC Liceo y del Basquet Coruña                         | hcl / cn
Sergio Tomé ha llevado mucho más allá el concepto clásico de speaker o animador en los partidos del HC Liceo y del Basquet Coruña | hcl / cn

Sergio Tomé es la voz más reconocible del deporte coruñés. El concepto clásico de speaker se queda muy corto para este exjugador de baloncesto reconvertido en Showman Multidisciplinar Total. Con mayúsculas. Un lujo y una bendición para los clubes que cuentan con sus servicios y para los aficionados al deporte. 

Su inicio en la animación deportiva llegó en las filas del club con el que en la temporada 2011/2012 participó en cinco partidos de LEB Plata, el Basquet Coruña. Y su excelente labor convenció posteriormente al HC Liceo. 

Pero el maldito coronavirus ha silenciado su trabajo. Un parón que Sergio, pese a todo, no echa en saco roto: “Me ha servido para descansar la voz. Con el ritmo de dos o más partidos por semanas, más los viajes, se me cansaba mucho, así que me vino bien para recuperar”.

¿Qué ha supuesto para ti el triste final anticipado de la LEB Oro y la OK Liga? 
Dos decepciones. La temporada pasada ni el Basquet Coruña ni el Liceo tenían las posibilidades de éxito que tenían en esta. Si se va a jugar, como el fútbol o a la ACB, es porque se puede. Acabar con las ligas perjudicó especialmente al Basquet Coruña, ya que los jugadores se quedaron en la ciudad y el club mantuvo los contratos. Si apuestas por un formato de competición, cúmplelo. He visto varios partidos de la Bundesliga de baloncesto y en Alemania se retomó casi con total normalidad, incluso se permitió desde el principio la presencia de speaker. Por eso no comparton las decisiones de ambas federaciones. 

Tomé no tiene dudas acerca de qué hubiese hecho la ‘marea naranja’: “Creo que habría logrado el ascenso. Estoy seguro. Si en otros años no tuve la sensación de que el equipo podía ganar rondas de playoffs, en este era todo lo contrario. Con Riazor lleno, un partido de playoffs es muy distinto”.

Sergio asegura que “en los ocho años que llevo como speaker no había tenido la sensación que tenía esta temporada. Era el momento de superar la maldición del cuarto partido en casa. Y al equipo se lo veía muy bien, con un plantilla en la que todos saben lo que tienen que hacer. Cuando las cosas se hacen bien, se ven los resultados. Y, salvo el Gipuzkoa, el resto estaba muy igualado. 

Tomé valora muy positivamente el crecimiento de la entidad naranja. “Con el trabajo que se está haciendo, dentro de poco llegará el ascenso”, asegura. “SAD no solo son tres letras al lado del nombre, es una mejoría en profesionalidad que se refleja en todo. Hay un aspecto muy importante: aquí se cobra, por ello algunos jugadores prefieren venir a A Coruña aun cobrando a lo mejor la mitad. Además, el entramado de patrocinadores es muy estable”, subraya.

¿Temes que la situación excepcional que vivimos pueda afectar a esta estabilidad? 
Sí, podría ser que algunos patrocinadores dejasen de invertir en deporte, claro, aunque en el caso del basquet creo que no afectará demasiado. Tenemos un plan por si tarda mucho en poder haber aficionados en las gradas, que es dar más presencia y visibilidad en el día a día a los patrocinadores.

En lo que concierne a su ‘otro’ equipo, el Liceo, Tomé tampoco duda de las posibilidades de conseguir algo importante que tenían los hombres de Juan Copa (con quien admite que interactúa durante los partidos; el técnico lanza una señal desde el banquillo y Sergio empieza a tirar del público). “Físicamente estaban como un tiro. Todos cumplieron a rajatabla con el entrenamiento durante el confinamiento. Además, la diferencia con el Barcelona en la fase regular fue muy pequeña”.

Sergio recuerda que el “el Liceo ganó en Riazor y el Barça lo hizo en el Palau” y matiza que “en los playoffs pueden pasar muchas cosas inesperadas, entre ellas las lesiones derivadas de varios meses sin competir. Ganar un partido fuera de casa puede cambiarlo todo, el Liceo sí puede llenar el Palacio cuando la ocasión lo demanda, pero el Barcelona nunca llena el Palau... Y el Liceo también estaba en cuartos de final de la Liga de Campeones”.

¿Crees que la solicitud del Liceo para jugar la liga de Portugal es viable?
Como speaker te digo que sería perfecto. Vendría gente de fuera a Riazor, que se llenaría en partidos importantes y habría más partidos de nivel alto. Como persona, lo veo difícil operativamente, siempre que el CSD lo permitiese, que no lo creo. La portuguesa es, en todo, la mejor liga del mundo, y si tienes la oportunidad de pertenecer a ella... La Federación Española debería trabajar por hacer que la OK Liga se parezca lo más posible a la liga portuguesa, ayudando más a los clubes más modestos. 

Curiosamente, la decisión de la Federación Española de Patinaje (FEP) de darle el título liguero al equipo azulgrana no levantó entre los otros clubes  de la máxima categoría –todos catalanes– la indignación que en A Coruña. “El problema es que lo del Barça se convierta en algo normal”, subraya Sergio en relación al conocido proteccionismo por parte la FEP del que goza el todopoderoso club azulgrana, y recuerda que la próxima temporada la OK Liga contará “con dos equipos más” y que el hecho de tener que viajar dos veces más a Cataluña “supondrá un  importante incremento” en el capítulo de gastos. 
 

Tomé está contratado por la FEP para la Copa del Rey en A Coruña, prevista para mediados de septiembre. ¿Crees que podrá celebrarse con total normalidad?
Lo veo difícil. El Liceo ya le comunicó a la federación que si no puede haber público, no la organiza. 

¿Ha habido respuesta?
No, porque la cosa está muy clara y no la necesita. Es una pregunta que, habida cuenta todas las circunstancias, se responde sola. La Copa sin público ni tiene sentido ni es rentable. Y esperemos que no haya un rebrote...

Sergio Tomé tiene una empresa de ocio y tiempo libre, Serocio, que organiza actividades muy diversas. ¿Cómo se presenta este atípico verano?
Tenemos muchos protocolos por culpa del coronavirus. Si vuelve la normalidad, muchos padres necesitarán alternativas para sus hijos en el verano. De momento no tenemos todo el trabajo que querríamos, pero estamos más o menos al setenta por ciento. En los campamentos tendremos que hacer las cosas muy bien para que los niños no se den cuenta que, por culpa de los protocolos, estamos cambiando algunas actividades. Sergio podrá volcarse más en estos eventos al no tener competiciones deportivas que animar. “A partir de junio tenía las fases finales de las distintas categorías de hockey de la Federación Gallega de Patinaje y algunos años torneos internacionales, pero este verano, nada de nada”, lamenta.

Tomé cuenta que no tiene sustituto como animador en los partidos del Basquet Coruña y del Liceo, lo que le ha llevado a trabajar en ocasiones en condiciones muy lejos de las ideales para una tarea tan exigente. ¿Has sopesado la opción de enseñar a alguien para que pueda ocupar eventualmente tu lugar?
Estoy pensando en hacer un curso. Yo aprendí por la vía del ensayo y el error, y podría transmitir a otros todo lo que he aprendido durante estos años. Hasta hace relativamente poco, esta labor no era demasiado rentable, pero hay eventos que pagan muy bien por un speaker. 

Una ‘nueva’ profesión en auge. Un camino a seguir por jóvenes aficionados al deporte. Y un ejemplo: Sergio Tomé.

Tengo la espinita clavada del estadio de Riazor
Pese a que a la carrera de Sergio Tomé como animador es todavía corta, está muy solicitado por su manera de encarar el asunto: hiperactivo, imaginativo, intuitivo, divertido, innovador... ¿Hay algo especial que no has hecho y te gustaría?
Tengo la espinita clavada del estadio de Riazor. Creo que lo que hago se puede trasladar al fútbol. Puedes conseguir que el público haga lo que quieres, y el público en el deporte lo es todo. Si lo consigues, es genial. Por eso me fichó la Federación Española de Patinaje para sus eventos. Hace un tiempo, durante un partido del Liceo, los árbitros me dijeron varias veces que me callase y yo les respondí: “No puedo, es mi trabajo”. Y fueron ellos los que se tuvieron que callar (ríe). Motivar y animar a los aficionados es genial. Es cierto que el Palacio de los Deportes, al tener pista de atletismo, da más opciones, sobre todo por la mayor movilidad, pero creo que lo hago se puede hacer en cualquier recinto deportivo.

¿Cuál ha sido el evento más peculiar para el que te han contratado?
Un torneo de porteros (ríe ante el silencio del entrevistador). Son dos porteros de fútbol, que se colocan en sendas porterías enfrentadas, a una distancia que no recuerdo, y tiran a puerta de manera alterna. Gana el que marca más goles. También he participado en veladas de boxeo o kick boxing, algo que no me había planteado, pero que me ayudan a mejorar.

Sergio Tomé: “Estoy seguro de que el Basquet Coruña habría logrado el ascenso”
Comentarios