miércoles 26.02.2020

El Liceo quiere recuperar el liderato en la pista más difícil

Hace justo tres años, desde el 11 de febrero de 2017, que el Barcelona no pierde en su feudo, racha que intentará cortar el equipo herculino, a solo tres puntos
Los hombres de Juan Copa se ejercitaron ayer en las instalaciones del UE Horta y, como puede apreciarse en la imagen de abajo, afrontan con mucha ilusión y ganas el compromiso más importante de la segunda vuelta  | hcl
Los hombres de Juan Copa se ejercitaron ayer en las instalaciones del UE Horta y, como puede apreciarse en la imagen de abajo, afrontan con mucha ilusión y ganas el compromiso más importante de la segunda vuelta | hcl

El Liceo aspira a volver a lo más alto de la tabla. Por fin llegó el día más esperado, el de la visita al líder, el Barcelona. El encuentro que en su día no se pudo disputar a causa del temporal se celebrará esta noche en el Palau Blaugrana. Un recinto que no ve perder a los anfitriones desde hace justo tres años. Casualidades de la vida, pero fue el 11 de febrero de 2017 cuando el Voltregá venció en esta pista por 2-3.

Dato que deja claro lo complicado que es lograr los tres puntos en la capital catalana. Pero no imposible, como tampoco lo fue aquella victoria en la primera jornada, por 2-1 en Riazor.
Tan mal sentó esa derrota al Barcelona que, desde entonces, no ha vuelto a perder. La apisonadora se puso en marcha para lograr 18 triunfos seguidos, que han situado a los pupilos de Edu Castro donde suelen estar. 

Fortaleza
Pero por más que han intentado que su principal rival fuera perdiendo fuelle y desmotivándose ante la implacable racha del líder, al final no lo ha conseguido, y el Liceo está a solo tres puntos de la cabeza.
De ahí la importancia de un choque que no solo es un clásico del hockey rodado mundial, sino que también puede decidir mucho de cara a los playoffs. Tal como está la Liga, no sería raro que el título se decidiera en un último y definitivo partido. Y los veinte jugadores convocados para el partido de hoy tienen clara una cosa: que no será lo mismo disputarlo en Riazor que en el Palau.

Así que el Liceo, que ayer se preparó en las pistas de la UE Horta, espera hacer uno de los partidos de la temporada y conquistar los tres puntos. Solo vale la victoria, ante un Barcelona que podría considerar como bueno el empate, resultado que le permitiría mantener las distancias con su rival a falta de solo seis partidos para el final de la fase regular.

Los verdiblancos se niegan a conformarse con una segunda plaza que ya está en el bolsillo. Hoy es el día en el que tienen que demostrar todo su potencial, y seguir creciendo antes de otras duras batallas que se avecinan.

Comentarios