domingo 17/1/21

Las incógnitas por resolver

El presidente de la Federación Gallega, Isidoro Hornillos, no descarta un ERTE en la FGA
El dirigente, a la derecha, el pasado 16 de febrero tras la celebración de la Media Maratón herculina  | quintana
El dirigente, a la derecha, el pasado 16 de febrero tras la celebración de la Media Maratón herculina | quintana

El tiempo juega contra la posibilidad de que las competiciones atléticas se queden en un mero aplazamiento. Cada día se van sucediendo situaciones que hacen peligrar todo lo que resta de temporada. El esperado aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio hace que todos los calendarios, tanto internacionales, nacionales y autonómicos, se hayan caído como un castillo de naipes. 

La Federación Gallega ha decidido dejar en suspenso todo el resto de temporada y la incertidumbre se va apoderando de todos los estamentos atléticos. Atletas y clubs no saben a qué aferrarse. Están en el alero la Liga de clubs, los distintos campeonatos de España y ven como tabla de salvación de la actual temporada que por lo menos se puedan celebrar los Autonómicos.

Isidoro Hornillos, presidente de la Federación Gallega de Atletismo, nos muestra su parecer y la hoja de ruta prevista con todas las reservas posibles. No hay mucho margen para trabajar. “La situación tan excepcional que está viviendo la sociedad española, al igual que sucede en otros países, está afectando notablemente al atletismo. La ilusión de los atletas que se estaban preparando para las próximas competiciones, con el enorme compromiso y esfuerzo que precisa este deporte, se paralizó de golpe. El desencanto ha sido muy grande”, asegura.

“Pero, después del asombro y perplejidad por estas necesarias medidas, aflora el instinto de supervivencia. Si nuestra especia es capaz de vivir a más de 5.000 metros de altitud o con temperaturas de menos 50 grados, también seremos capaces de estar confinados en nuestras casas durante algunas semanas o meses”. 

“A fin de cuentas, los deportistas tienen mucha experiencia con el síndrome de adaptación. Sin duda, los primeros momentos fueron los más difíciles porque hubo una cierta ‘resistencia’ psicológica a quedarse en casa parados y las tentaciones a salir a entrenar estaban muy presentes. Pero, a medida que se iban conociendo las trágicas estadísticas, los niveles de comprensión a las medidas fueron imponiéndose. Ahora toca aplicar disciplina individual y solidaridad social. Estoy orgulloso del comportamiento que están teniendo los estamentos del atletismo gallego”.

“La paralización del atletismo en Galicia y en el resto de la geografía española, a nivel de competiciones, es total. Tanto la RFEA como la FGA hemos decidido suspender todas las pruebas oficiales hasta nuevo aviso, pendientes siempre de las disposiciones que las autoridades médicas y gobiernos gallego y español puedan establecer. De hecho, en la FGA estamos celebrando reuniones online de Junta Directiva y Comisión Delegada cada semana para analizar las nuevas informaciones y tener los máximos elementos de juicio para poder reestructurar de la mejor manera posible el calendario de competiciones, cuando la pandemia se supere”.

Reto nada sencillo
“Pero el reto al que nos enfrentaremos no será sencillo ya que hay muchas preguntas sin respuestas en la actualidad. Estamos viviendo una situación impensable hace pocos meses. El país prácticamente está paralizado y ponerlo a funcionar de nuevo no será tarea fácil. Desde la FGA estamos muy en contacto con todos los estamentos atléticos e instituciones: RFEA, Secretaría Xeral para o Deporte de la Xunta de Galicia, diputaciones y ayuntamientos más importantes para consensuar el futuro de los campeonatos y competiciones que en la actualidad se están aplazando”.

“Hay que tener en cuenta que, a pesar de que los atletas intenten en sus casas mediante la realización de algunos ejercicios, que la pérdida de condición física sea la menor posible, una vez que se finalice el confinamiento necesitarán un tiempo mínimo para volver a prepararse. Todo ello al margen de lo que las autoridades vayan ‘activando’ a la sociedad de forma escalonada para evitar retroceder en el camino andado”. 

“Pero, siendo realistas, no seremos capaces de organizar durante 2020 todas aquellas competiciones que en la actualidad se están aplazando.  No será por falta de voluntad sino por imposibilidad de fechas y medios humanos. No tendremos más remedio que priorizar. Por nuestra parte, nos comprometemos a consensuar con nuestros estamentos atléticos las decisiones ‘menos malas’ ya que nunca serán las ideales”. 

“Lógicamente la FGA deberá tener como referencia la reestructuración del calendario español que, a su vez, dependerá también de las posibles competiciones internacionales. Pero como otros países alcanzan el máximo nivel de contagios del coronavirus en fechas distintas, el fin de esta pandemia es muy desigual. Ello dificulta el consenso de un calendario internacional y, por una cuestión jerárquica, de la RFEA y FGA. La suspensión de los JJOO, a mi juicio muy acertada, también supondrá un elemento a considerar a la hora de reestructurar el calendario”.  

El atletismo coruñés también es analizado por Isidoro Hornillos. “En cualquier caso, hay que seguir pensando que seremos capaces de superar estos difíciles momentos y seguir trabajando. En clave local de A Coruña, tras hablar recientemente con el concejal de Deportes, Juan Ignacio Borrego, anunció que se comunicará en los próximos días la decisión que afectará a la Carrera Popular Coruña10 y el Gran Premio Internacional de Marcha Cantones”.

Proyectos
“Independientemente del momento en que se pueda abordar por la evolución de la pandemia, hay que considerar la necesidad en la ciudad coruñesa de recuperar el circuito de pista que se ha perdido en los últimos años. También sigue vigente el proyecto de organizar el Gran Premio Internacional Ciudad de La Coruña de Pista en forma de mitin y, por supuesto, la construcción del estadio municipal de atletismo. Asimismo, la opción de organizar el Campeonato de Galicia Absoluto de Pista al Aire Libre 2020. Todo ello, supeditado a los acontecimientos y al consenso con los actuales mandatarios municipales con los que mantengo una estrecha relación”.
La posibilidad de un ERTE no es algo que desee Isidoro Hornillos. Pero no lo puede descartar. 

“Estamos recabando toda la información para debatirlo en los órganos de gobierno de la FGA esta misma semana. Desde que soy presidente, siempre aposté por profesionalizar al personal de la FGA. Nuestra estructura está diseñada para asumir mucha más actividad de la correspondiente a las funciones públicas delegadas. Hay que considerar que en Galicia se organizan cada año en torno a 400 competiciones oficiales. Desde que empezó la crisis y se suspendieron competiciones la FGA está dejando de ingresar una cantidad muy importante. Nuestra materia prima es la actividad deportiva y nos está sucediendo lo que a miles de Pymes que no tienen mercado en la actualidad y deben acogerse al ERTE. Si el gobierno de España, con buena lógica, nos otorga esa herramienta sería muy irresponsable no explorarla y generar un déficit en las cuentas de la FGA. Esta semana la Federación Gallega de Fútbol propuso también un ERTE. Siempre es mejor que acogerse a un Expediente de Regulación de Empleo, algo que personalmente no deseo”.

Comentarios