lunes 18/1/21

Tito Díaz: “El derbi lo ganará el que consiga imponer su juego”

Tito Díaz, director general del club baloncesto Breogán
Imagen de la etapa de Tito Díaz al frente del banquillo de un Basquet Coruña inolvidable, un periplo que sentó las bases deportivas de las ambiciosas aspiraciones actuales de la ‘marea naranja’  | aec
Imagen de la etapa de Tito Díaz al frente del banquillo de un Basquet Coruña inolvidable, un periplo que sentó las bases deportivas de las ambiciosas aspiraciones actuales de la ‘marea naranja’ | aec

Arquitecto, desde un banquillo que “echo más de menos los días de partido”, de un Basquet Coruña inolvidable, Tito Díaz vive otro capítulo, feliz, de su nueva vida como director general del club de su ciudad, el Breogán, próximo rival de la ‘marea naranja’.

Un  capítulo anómalo, a causa de la pandemia, en el que el exjugador lucense ha tenido que lidiar, indirectamente (contagio de un jugador de la primera plantilla), con este maldito virus, culpable de que el primer ‘derbi romano’ del curso 2020/2021 se vaya a disputar el 1 de noviembre, justo un mes después de la fecha programada inicialmente en el calendario de competición.

¿Cómo está ahora mismo el Breogán?

Estamos intentando coger regularidad. A principio de temporada tuvimos que confinarnos diez días en casa por el positivo de un jugador, aunque nos recuperamos bien.

Buscamos que el equipo tenga equilibrio y polivalencia. Siempre va haber bajas, así que tenemos que conseguir un equipo que sea un equipo.

¿Y cómo crees que está el Basquet Coruña?

Es un equipo muy físico, con gente muy alta, muy polivalente y una plantilla muy larga. Es uno de los favoritos para ascender, dentro de un grupo de cinco o seis, entre ellos nosotros, Valladolid, Alicante, Granada, Palencia... Estos son los equipos que pongo en la línea de salida.

¿Es, como se dice, más fuerte el Grupo A que el B?

Al principio lo pensaba, pero ahora no veo una diferencia tan grande. Por clasificación del año pasado, sí, pero será la liga quien lo dirá. Es en el B donde está el único inicto, Alicante. Lo que sí está claro es que la Covid desiguala la liga.

Una liga con un nuevo formato no convence a la mayoría.

Es un formato adaptado al virus. Para mí tiene que ser siempre todos contra todos y luego playoffs, pero lo que está pasando obligó a cambiar de sistema. En estas condiciones, otro formato no sería posible. Hay que adaptarse.

Así parece difícil alcanzar la velocidad de crucero...

Llevará tiempo hasta que todos consigan llegar a su mejor nivel, que incluso podría ser en la segunda fase porque hay partidos atrasados, siempre hay bajas y además están las posibles consecuencias del virus, tan imprevisibles como las lesiones y que ni siquiera dependen de ti mismo.  

Y el hecho de tardar más de la cuenta en coger el ritmo bueno de competición resulta mucho más peligroso con este nuevo formato.

Sí, porque apenas hay margen de error y a la segunda fase se arrastran resultados de la primera. Pero hay que jugar y acostumbrarse a nadar en aguas peligrosas. Hay que tener suerte y saber manejar mejor que nadie la situación.

El 22 de octubre, el Breogán detectó un positivo en Covid-19 en su plantilla. Se da la casualidad de que no afectó al partido correspondiente a aquella segunda jornada, que ya estaba aplazado por un positivo en las filas del Tizona Burgos, que también impidió la celebración del duelo, de la fecha inaugural, contra el Basquet Coruña.

Otra cosa en común entre dos equipos con el mismo balance (3-1), prácticamente los mismo guarismos en puntos a favor y en contra y que han pasado una fase de tres semanas sin poder jugar.

¿Cómo se gestiona un contagio en el grupo?

Solo tuvimos un caso y lo llevamos bien a pesar de que los protocolos de la Xunta y la FEB son distintos. Creo que hicimos muy buen trabajo, tanto en el aspecto físico como en el mental, pero nadie nos quitó esos diez días en casa.

Mantenemos a los jugadores en una ‘burbuja’, tratamos de limitarles al máximo la vida social y tomamos incluso más medidas sanitarias de las que se nos manda.

¿Y qué tal se lleva el estar alejado del banquillo?

Pensé que lo iba a echar más de menos, pero tengo tanto trabajo que no me da tiempo. Hago más cosas que solo la dirección deportiva; coordino todas las áreas del club.

Cuando la directiva me dijo que tenía una propuesta, pensé que era para seguir como entrenador. Me lo pensé, me dije que ya lo había hecho todo en el baloncesto y acepté. Me siento cómodo, estoy bien, en mi casa, en mi ciudad, en mi club... Eso sí, lo llevo muy mal los días de partido, porque no puedo aportar soluciones a problemas en la pista.

Díaz se declara “orgulloso” de que más de 2.500 abonados (la campaña pasada tuvo 4.000) hayan pagado una parte de la cuota, aunque admite que la situación “lógicamente” ha provocado que el club celeste se haya “resentido” a nivel presupuestario. “Los socios nos dan energía, dependemos mucho de ellos”, apunta.

Teniendo en cuenta la ausencia de público en las gradas, ¿hay favorito para el derbi del martes?

Jugar en casa siempre ayuda, más con aficionados que sin ellos, claro. Pero aun así, los derbis son imprevisibles, el resultado está más en el aire que en un partido normal.

Hacer un pronóstico también resulta complicado porque, en nuestro caso, y por la falta de continuidad, hemos tenido altibajos en momentos puntuales de los partidos. Ganará el que consiga imponer su juego, más físico el del Basquet Coruña y más táctico el nuestro.

Al mencionarle a Tito Díaz que este formato de competición, aun con todos sus peligros, podría hacer que los tres equipos gallegos en la categoría acabasen en la parte de arriba, el director general del Breogán, no lo dudó. “Sería muy bueno y muy bonito”. Y dejó claro qué dos conjuntos le gustaría tener en la batalla por el ascenso: “Ojalá nos veamos en el playoff final”.

Comentarios