Viernes 26.04.2019

Petardazo épico

BASQUET CORUÑA  83 - 84 AMICS CASTELLÓ

El Coruña perdió una permanencia matemática que tenía en la mano con 21 puntos de renta a menos de siete minutos del final

Los coruñeses ya piensan en el partido de la semana que viene frente al Lleida  | bc
Los coruñeses ya piensan en el partido de la semana que viene frente al Lleida | bc

El Basquet Coruña tocó fondo, en un último cuarto increíble, donde dejó escapar una renta de 21 puntos que tenía a menos de siete minutos del final. Un  petardazo histórico que aplaza –incluso pone en peligro– la permanencia en la segunda categoría nacional. 
El partido arrancó con ritmo desbocado. Y en ese escenario las pérdidas no se hicieron esperar. Los locales robaron cuatro balones en las seis primera posesiones de los de Toni Ten, pero apenas sacaron porque los de Gustavo Aranzan perdieron siete en todo el cuarto. 


La falta de puntería desde el arco y la laxitud defensiva, de la que sacó petróleo Juanjo Garcia dieron la iniciativa al Castelló (10-16), con once tantos seguidos del ala-pívot visitante. El tiempo muerto de Aranzana no mejoró la situación, aunque Stephens, sobre la bocina, cerró el acto con un ‘amable’ 14-20.


Ambos equipos se tomaron un respiro, relativo, en el inicio del segundo periodo, más trabado y con muchas faltas. Dinámica que saltó por los aires en el ecuador. Stephens y Xavier tiraron del carro naranja, ya con dos marchas más, y el Castelló, pese a anotar con facilidad en la pintura –hasta Faner (1.74 metros) se permitió el lujo de hacerlo dos veces–, no pudo frenar la erupción local desde el arco: tres triples seguidos (Carlos Martínez y dos de Stephens) voltearon la tortilla y dieron al Coruña una renta de cinco (43-38) al término de la primera mitad.


El descanso no enfrió a la ‘marea naranja’. Todo lo contrario. Ofreció sus mejores minutos en defensa. Y, normalmente, cuando se defiende bien, se ataca mejor. El trabajo atrás permitió a los locales correr, mover el balón con fluidez y anotar sin parar: 14-0 en cuatro minutos, mientras que su rival se perdía en constantes fallos desde el 6.75.


Aunque la exhuberancia ofensiva local no fue más allá, el cuarto acto arrancó con un brecha de 17 tantos (66-49). Brecha que alcanzó su punto álgido (76-55) tras el octavo punto consecutivo de un Sabin que necesitaba ver aro como el respirar. Pero tal vez el Coruña vio el partido ganado demasiado pronto (restaban 6:54).

Y llegó la desconexión. El Castelló firmó un demoledor parcial de 5-24 –al que un ex del Coruña, Javi Lucas, aportó 13 puntos– que puso el marcador en un pañuelo (81-80) con más de un minuto por delante. Un mundo. Uchendu erró dos libres. Juanjo García acertó los suyos a 27 segundos del final, pero 13 después anotó un palmeo en su propio aro (83-82). Bas lo arregló con un tirito de dos metros a 3 segundos y 29 décimas. Y Stephens ni acertó desde cuatro metros. Pesadilla en Riazor.

Comentarios