Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El último tren de Bale y Hazard

Gareth Bale, en una imagen de archivo/EP
|

El galés Gareth Bale y el belga Eden Hazard comenzaron la temporada siendo titulares para el italiano Carlo Ancelotti, pero las lesiones y la irrupción del brasileño Vinicius Junior les han hecho tener un papel secundario que podría cambiar a determinante en un partido clave como la visita al Athletic Club de este jueves en Copa del Rey.


El técnico del Real Madrid tiene que buscar soluciones en el ataque, sobre todo en las bandas. El arranque de semana solo puede contar con Bale y Hazard a pleno rendimiento, en los entrenamientos de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.


Vinicius y Rodrygo están concentrados en Brasil y no volverán, en un vuelo chárter fletado por el club, hasta el miércoles 2 de febrero, un día antes del partido de cuartos de final de Copa; mientras que el español Marco Asensio continúa recuperándose de una pequeña rotura muscular en la pierna izquierda.


Con Lucas Vázquez habitual en el lateral derecho, aunque se espera que Dani Carvajal vuelva para enfrentarse al Athletic Club tras estar 11 días ausente por coronavirus y haber hecho una ‘minipretemporada’ para ponerse a tono, son Bale y Hazard los que ven aumentar sus posibilidades de tener un rol protagonista contra el Athletic.


O al menos tener un papel en el equipo. Este es el caso para el galés, que suma ya más de cinco meses desde su último partido con la camiseta del Real Madrid, en la visita al Benito Villamarín del 28 de agosto.


Fue aquella su tercera titularidad en tres partidos, en todos sustituido antes del minuto 70 y en los que anotó un gol -en el segundo frente al Levante-. Ancelotti, que le dio un gran rédito en su primera etapa en el conjunto blanco, quería que fuera importante; pero las lesiones -de rodilla, en el sóleo y de espalda- unidas a su positivo en coronavirus le hicieron perder completamente el sitio.


Fue suplente en los dos últimos partidos contra el Elche antes del parón por los compromisos de las selecciones pertenecientes a la CONMEBOL, pero Ancelotti no confió en él en ninguno a pesar de necesitar gol -el primero, de octavos de final de la Copa del Rey, lo ganó el Real Madrid en la prórroga (1-2) y en el segundo, de LaLiga Santander, no pasó del empate (2-2) en el Santiago Bernabéu-.


El que sí participó en ambos fue Hazard. En Copa anotó el tanto de la victoria, y esto le dio la titularidad en Liga, por primera vez en un mes, pero desplazado a la banda derecha ya que Vinicius se ha convertido en una referencia del Real Madrid esta temporada. Con este llegando a última hora, podría volver a su lugar preferido: la banda izquierda.


Problemas en la delantera que se suman a la lesión del francés Karim Benzema. En el club confían en que se recupere de la contractura en el isquiotibial izquierdo que sufre desde el encuentro liguero contra el Elche, pero dependerá de cómo evolucione en los entrenamientos previos.


De no llegar Benzema ni Vinicus, el Real Madrid perdería los 39 goles que suman ambos y que suponen el 54,93% de los tantos anotados por el conjunto blanco esta temporada. 

El último tren de Bale y Hazard