viernes 18/9/20

Unos y otros calibran sus opciones de jugar en Europa

Tanto el Athletic como el Sevilla afrontan el importante enfrentamiento de esta noche con varias ausencias significativas para configurar su formación titular
El meta checo
Tomas Vaclík,
con un esguince
de rodilla,
será baja para
el encuentro de
hoy | Joaquin
Corchero
El meta checo Tomas Vaclík, con un esguince de rodilla, será baja para el encuentro de hoy | Joaquin Corchero

Athletic y Sevilla se miden en San Mamés con deberes europeos en ambos equipos, los del bilbaíno seguir apurando sus opciones de lograr una plaza de la Liga Europa que tiene a tres puntos y los del sevillano apuntalar definitivamente el puesto de Liga de Campeones, que tiene casi asegurado.

Gaizka Garitano es consciente de la situación de obligación de ganar de su equipo y ha demando “sumar de tres en tres” en los cuatro partidos que quedan hasta el final del campeonato. Para ello es previsible que el técnico de Derio siga echando mano de su bloque titular, al que sólo ha dado descanso tras el parón por la pandemia en el choque del Camp Nou, al que llegó casi exhausto por ser el cuarto en menos de diez días.

No obstante, el Athletic sufre dos bajas de consideración. Las del sancionado Raúl García, que el domingo vio su décima amarilla, y el lesionado Yeray Álvarez, quien sufrió un percance muscular en ese mismo encuentro y se perderá ya lo que queda de curso.

El sustituto de Yeray será Unai Núñez, con consideración de titular aún en su rol de tercer central; y el de Raúl podría ser el joven Oihan Sancet, si Garitano sigue manteniendo a Iker Muniain en la banda, como en los últimos partidos, u Oscar de Marcos, si el técnico centra al pequeño navarro a la posición en la que más rinde.

Segunda final

El Sevilla, que batió ante el Eibar (1-0) su récord de partidos seguidos invicto en Liga, con once, encara la segunda de sus tres finales en una semana crucial con el reto de aferrarse al tren de la Champions en un estadio que no le es propicio, aunque buscará una victoria para defender su posición en la tabla clasificatoria e incluso igualar con el tercero, el Atlético de Madrid.

Los andaluces son cuartos con sesenta puntos, llegan a este duelo en La Catedral con solamente setenta horas de margen desde que el lunes enlazaron su segundo triunfo (Leganés y Eibar) y sabiendo de su gran dificultad.

Lopetegui tendrá la baja notable del meta checo Tomas Vaclík, con un esguince de rodilla, con lo que debe asumir la responsabilidad el marroquí Yassine Bono –sólo ha jugado dos encuentros de Liga, dos de Copa y seis de Europa League– en un once al que vuelve un puntal de su zaga, el galo Jules Koundé, tras su sanción.

El técnico de Astasu podría dar descanso a varios de sus hombres más castigados, con el regreso del lateral Sergio Reguilón por Escudero, del medio serbio Gudelj por el brasileño Fernando y Suso Fernández en la derecha por Ocampos o bien mantener al argentino y dejar en la suplencia a Munir, y del marroquí Youssef En-Nesyri en punta por el holandés Luuk De Jong. l

Comentarios