sábado 26/9/20

El juzgado da por finalizado el concurso de acreedores

El magistrado indica que el club vigués “ha dado el debido cumplimiento a todas las estipulaciones contenidas en el convenio” aprobado en julio de 2009
El presidente del conjunto celeste, Carlos Mouriño  | efe
El presidente del conjunto celeste, Carlos Mouriño | efe

El magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra, Manuel Marquina, atendió la demanda del Celta de Vigo y declaró “íntegramente cumplido” el convenio suscrito en julio de 2009 entre el club presidido por Carlos Mouriño y sus acreedores.

En su resolución indica que el club “ha dado el debido cumplimiento a todas las estipulaciones contenidas en el convenio aprobado en su día, según los informes semestrales presentados y el informe final aportado por la entidad deudora”.

En el auto, además, el juez subraya que el cumplimiento “resulta confirmado, de algún modo, mediante la ausencia de presentación de cualquier alegación por parte de quienes estaban interesados en dicho convenio”.

El auto que da por concluido el concurso, no obstante, indica que cualquier acreedor que estime incumplido el convenio en lo que le afecte podrá solicitar al juez la declaración de incumplimiento. Esta acción puede ejercitarse desde que se produzca el incumplimiento y caduca a los dos meses contados desde la publicación del auto de cumplimiento.

En la junta de accionistas del pasado mes de diciembre, el presidente y máximo accionista del Celta, Carlos Mouriño, ya avanzó que habían pedido al juzgado la disolución del concurso tras adelantar el último pago.

El patrimonio neto del Celta, cuando se acogió al proceso concursal, era de 46 millones en números rojos y una deuda de 85 millones, de los cuales 67 eran concursal. En estos momentos, según los datos facilitados en la última junta, el patrimonio está en 90 millones de euros de beneficio.

Jeison Murillo
El internacional colombiano Jeison Murillo destacó ayer la importancia del punto sumado frente al Athletic Club (1-1) en San Mamés, y no escondió la trascendencia del duelo del domingo contra el Eibar porque se trata “de un rival directo”.

“Estamos en un momento difícil pero con la cabeza alta. Es largo todavía lo que viene, pero el partido que viene es importante porque es un rival directo”, comentó el primer refuerzo invernal del Celta.

El ex futbolista de la Sampdoria se mostró satisfecho con su rendimiento en Bilbao: “Me tocó debutar a los tres días y para mí es positivo. Nos enfrentamos a un rival con el que nunca había perdido, así que la motivación era extra, y en un campo que te motiva a hacer las cosas bien”.

Murillo reconoció haber tenido ofertas de otros clubes en este mercado de fichajes, pero dejó claro que su deseo era volver a la liga española.

Comentarios