sábado 06.06.2020

El expreso de San Mamés se llama Iñaki Williams

El jugador recuerda sus comienzos y su “primer día” en Lezama: “Fliparon todos con mi velocidad”, comentó
El jugador del Athletic de Bilbao Iñaki Williams participa en un entrenamiento del conjunto en Lezama; con el equipo sigue el programa para recuperar el tono físico, aunque a él el físico ‘le sobra’.| efe
El jugador del Athletic de Bilbao Iñaki Williams participa en un entrenamiento del conjunto en Lezama; con el equipo sigue el programa para recuperar el tono físico, aunque a él el físico ‘le sobra’.| efe

Iñaki Williams recordó que en su “primer día” en Lezama, en las instalaciones de la cantera, “se quedaron flipando todos” con su “velocidad”.

“El primer día vine acompañado de mi madre, de mi representante y de mi hermano pequeño. Ese día era de pruebas físicas y cuando me vieron esprintar se quedaron todos ... creo que batí el récord de Lezama. Fue algo creo que curioso para el primer día y la verdad es que se quedaron flipando todos con mi velocidad”, desveló su primer contacto con el Athletic, al que se incorporó, siendo juvenil, en el verano de 2012.

Williams (Bilbao, 15-06-1994) recordó ese momento trascendente en su carrera deportiva en unas declaraciones a EA SPORTS de LaLiga en la que repasa el cambio que le supuso llegar al Athletic procedente del Pamplona y en las que, además, hace una férrea defensa del “fútbol callejero”.

“Pasar tardes y tardes jugando al fútbol hasta que anocheciese son momentos imborrables que te curten en la calle porque el instinto callejero no lo puedes perder a día de hoy”, comentó sobre un “fútbol callejero” que considera que “no lo puedes perder porque te da motivación, porque sabes de dónde vienes y no te tienes que olvidar de dónde vienes”.

“Siempre me han llamado ‘La Gacela’ porque corría mucho, era un bala, no podían seguirme y no me aguantaban el ritmo. Aunque no me dejaban tranquilo porque en el fútbol callejero, como prácticamente vale todo, tienes que ser pícaro y aprovechar tus condiciones”, dijo desvelando también que “muchos” de sus “colegas” le “dicen que ‘parece mentira que con lo tuercebotas que eras acabes en Primera División’”.

Williams, en todo caso, se siente orgulloso de verse “por esfuerzo y por trabajo diario” en una situación impensable para él hace solo unos años. “Es el hecho de llegar aquí a Lezama de estar jugando en Pamplona", indicó.

Comentarios