sábado 28/11/20

La defensa de Peralta cree que las primas eran un “justo pago”

Diego Sánchez Antuña aseguró que el exdirectivo de Osasuna solo hizo su labor
Los ex directivos del Club Atlético Osasuna Txuma Peralta (d) y Juan Pascual, frente al juzgado de Pamplona donde han declarado en el denominado caso Osasuna  | efe
Los ex directivos del Club Atlético Osasuna Txuma Peralta (d) y Juan Pascual, frente al juzgado de Pamplona donde han declarado en el denominado caso Osasuna | efe

El abogado defensor del exdirectivo Txuma Peralta ha considerado durante su exposición de conclusiones en el caso Osasuna que las primas que recibió durante los dos años que estuvo en la Junta Directiva son “un justo pago por su labor” en diferentes viajes acompañando y representando al club.

El letrado Diego Sánchez Antuña ha subrayado que Peralta “no tenía firma en los bancos” y no contaba con formación alguna en aspectos financieros, negando a su vez que hubiese formado parte de alguna otra Junta salvo los 23 meses que estuvo como vocal en la de Miguel Archanco.

Además de la circunstancia atenuante de dilación, el abogado ha pedido la de colaboración recordado que desde el primer momento Peralta declaró que había cobrado unos 70.000 euros por acompañar al equipo y representarle, así como por distintos pagos que en ocasiones el expresidente, Miguel Archanco, y el exgerente, Ángel Vizcay, le entregaban por ayudar al equipo.

Este dinero, ha indicado, se le pagaba en metálico desde el club “previa entrega de tiques”, considerando que estas cantidades están acreditadas.

“No hay ni un solo documento donde se diga que ha tocado dinero ni ninguna prueba directa” y su ordenador “no contiene ningún archivo relevante para la investigación”, ha subrayado recordando que “no pueden confundirse los indicios con las sospechas” y asegurando que “solo hay difamaciones” y un intento de desacreditar a otras personas por parte de Vizcay.

La declaración de este ante LaLiga “ni ha sido voluntaria ni ha sido sincera”, ha considerado de forma crítica con la asociación deportiva ya que sospecha seriamente que su presidente, Javier Tebas, lo presionó.

Ha reiterado que Vizcay mintió, haciendo referencia a la “memoria prodigiosa” que mostró “a la vista de la rapidez y exactitud con al que manejaba datos de cantidades, fechas y lugares” y el “aplomo” que mostró al inicio de su declaración pero que se cayó cuando se le comenzó a mostrar documentos intervenidos en su domicilio que contradecían su versión.

Comentarios