miércoles 21/10/20

Curro Torres: “Juanfran hizo méritos para tener más tiempo”

El extécnico defiende a su predecesor en el cargo y cree que Tino Saqués escucha a “demasiadas personas” y eso le afecta a la hora de tomar decisiones
Curro Torres durante el Deportivo-Lugo de la pasada temporada | quintana
Curro Torres durante el Deportivo-Lugo de la pasada temporada | quintana

El CD Lugo ha apostado por un cambio de titularidad en el banquillo con la contratación de Mehdi Nafti después de la destitución de Juanfran García, que había salvado al equipo la temporada pasada y que, en palabras de su antecesor en el cargo, su amigo Curro Torres, hizo méritos “para haber tenido más tiempo”.

Torres, que había cogido las riendas del equipo en Navidad y fue cesado a falta de seis partidos, explica en una entrevista con Efe que el Lugo es un sitio “idóneo” para “estar, crecer” y tener “un proyecto estable”, pero matiza que su presidente y dueño, Tino Saqués, escucha a “demasiadas personas” y eso le afecta a la hora de tomar decisiones.

De su paso por el equipo gallego recuerda que “en la primera etapa antes de la COVID” el equipo había “conseguido una línea con mucho equilibrio, siendo más efectivo y regular”.

“Después del parón, ganamos al Racing, pero luego empezamos a tener algunos resultados no todo lo deseados que queríamos y fueron mermando la confianza del equipo. Además, hubo pequeñas circunstancias”, matiza.

Se refiere a “un penalti en Las Palmas con uno menos, un penalti no revisado contra el Málaga, una mano del Zaragoza y una acción más que dudosa contra el Sporting”.

Asume que, “al final, en el fútbol, mandan los resultados” y de su salida del club explica que le “sorprendió” porque horas después tenía “un partido vital con el Numancia”, aunque, al mismo tiempo, se alegra de que “con el cambio”, el equipo “consiguiera la salvación”.

Curro Torres la temporada pasada, Juanfran en la actual después de cinco jornadas y lo mismo con Lucas Alcaraz en el Albacete. Es la volatilidad del fútbol y los entrenadores.

“Lo importante es la estabilidad y confianza. La temporada pasada consiguió una serie de puntos muy buenos y ahora, quizás, vieron que todo eso estaba mermando. Juanfran hizo méritos suficientes para ganarse la renovación y haber tenido más tiempo, pero estamos expuestos a esto”, asume.

Admite que los entrenadores son “la parte menos fuerte dentro del fútbol”, recuerda que no pueden dirigir a otro equipo hasta la siguiente temporada si son cesados y dice que, en parte, eso les pasa por circunstancias inherentes a ellos.

Curro Torres explica que “los proyectos necesitan tiempo para poder funcionar”, pero al tiempo se pone en la piel “del dirigente” y puede “llegar a entender” las destituciones.

En su caso, lo sufrió con Tino Saqués. “Hasta el día del Sporting (su último partido), la relación estaba bien, pero ya nunca más supe de él. No recibí ninguna llamada, mensaje ni comunicación por su parte. Es lo que más me entristece”.

Al presidente del Lugo le considera una “persona especial, pero no diferente a lo que te puedes encontrar en otros clubes” y aporta una de las claves sobre tantos relevos en el banquillo en los últimos años.

“Creo que el entorno, que pueda escuchar a mucha gente, no le ayuda a tener un proyecto estable, porque tiene un gran club, una gran afición, una ciudad maravillosa y es un sitio idóneo para trabajar tranquilo y a gusto. Las cosas se pueden hacer mejor”, arguye el extécnico rojiblanco.

Comentarios