martes 25.02.2020

Choque de estilos en la cima de la clasificación

Choque de estilos en la cima de la clasificación
El entrenador azulgrana Quique Setién, durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Joan Gamper | Alejandro Garcia/efe
El entrenador azulgrana Quique Setién, durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Joan Gamper | Alejandro Garcia/efe

El Barcelona y el Getafe medirán dos estilos antagónicos en el Camp Nou, escenario del enfrentamiento más igualado de los últimos tiempos entre ambos equipos gracias al buen momento de los hombres de José Bordalás, terceros en la clasificación a siete puntos de distancia de su rival.

Al Barcelona, tras su eliminación de la Copa del Rey en Bilbao (1-0), y después de haber levantado el partido en el campo del Betis (2-3), se le aparecerá uno de los fantasmas que le ha perseguido durante años. No es otro que el fútbol de Bordalás, que ha llevado a los dos técnicos a convivir con cierta tensión y que hoy reavivarán el morbo de un saludo previo que no se ha producido en anteriores encuentros.

El examen contra el Getafe es mayúsculo para el cuadro azulgrana, y no sólo porque le visita el tercer clasificado. También por el sufrimiento que experimenta ante rivales que le presionan arriba, por la contundencia del equipo madrileño y por un estilo de fútbol que puede sacar de sus casillas al cuadro de Setién.

La buena noticia para el técnico cántabro es que recuperará al sancionado y también lesionado Piqué, que no acabó el partido en Bilbao y estuvo sancionado para el siguiente en Sevilla. Regresará a un once en el que formará pareja con Umtiti, ya que Lenglet, autor del tanto de la victoria contra el Betis, acabó expulsado y cumplirá un partido de sanción.

A diferencia de lo previsto, el Barcelona ha podido preparar el partido contra el Getafe con más días de descanso y sin la agenda cargada por partidos entre semana. Sin embargo, mantiene su atención puesta en el mercado para contratar un delantero si finalmente la Liga le concede el permiso por la baja de Dembélé.

Ante la ausencia de refuerzos, el Barcelona volverá a sacar delante un trío con lo que tiene (Messi, Griezmann y Ansu Fati), aunque Setién apostó en Sevilla por poblar el centro del campo con más hombres (Busquets, Sergi Roberto, De Jong y Vidal) y dejar al joven Ansu en el banquillo.

Comentarios