domingo 23.02.2020

Subidón meteórico

El Depor había ganado solo uno de los veinte primeros partidos de la temporada; Vázquez cogió al equipo con quince puntos después de veintiuna citas y ha logrado doce en cuatro encuentros
‘Este muerto está muy vivo’, rezaba una de las pancartas de la afición en el Belmonte  | aec
‘Este muerto está muy vivo’, rezaba una de las pancartas de la afición en el Belmonte | aec

El Deportivo ha salido del túnel en tiempo récord con un meteórico resurgir que le ha llevado desde el último puesto de la clasificación a los puestos de permanencia con cinco triunfos seguidos en poco más de un mes. Estas son las claves que explican la resurrección:

1. La incorporación de Fernando Vázquez
La racha de victorias del Deportivo comenzó con Luis César en el banquillo antes de Navidad en su último partido al frente de la plantilla blanquiazul y ha continuado con Fernando Vázquez, que ha logrado conectar con los jugadores, trasladarles el mensaje de que la permanencia era posible.

El Deportivo había ganado solo uno de los veinte primeros partidos de la temporada. Vázquez cogió al equipo con quince puntos en la clasificación, después de veintiuna citas, y ha logrado doce en sus cuatro primeros partidos.

El de Castrofeito se sienta por segunda vez en el banquillo del Deportivo, del que fue despedido con polémica en 2014 después de haber logrado ascenderlo a Primera.

Gran parte de la afición había considerado injusta aquella destitución que se produjo días antes de la pretemporada y en su vuelta al equipo se han volcado con él, por lo que su regreso ha ayudado también a recuperar la cohesión en el deportivismo.

2. Con la solidez por bandera
El cuadro deportivista era el equipo que más goles encajaba, pero desde la llegada de Vázquez solo ha recibido un tanto en cuatro partidos, el que le endosó el Racing (2-1) y ya no es el más goleado.

El técnico apostó por dar consistencia al equipo en defensa, por tapar vías de agua, como primer paso para resurgir y lo ha conseguido a la vista de los resultados. Ahora, tal y como reconoció antes del partido con el Albacete, se plantea una evolución en el fútbol ofensivo tras haber cosido la retaguardia.

3. Los refuerzos
El conjunto herculino se ha reforzado en el mercado invernal gracias a un préstamo participativo de la entidad financiera Abanca que consiguió el equipo del actual presidente, Fernando Vidal, que se convertirá en acciones y que le ha permitido aumentar el tope salarial.

Los fichajes han sido claves en la reacción del Deportivo porque Sabin Merino, uno de los recién llegados, ha marcado en las tres jornadas en que ha vestido la camiseta blanquiazul, mientras que Emre Çolak anotó también ante el Racing de Santander.

En consecuencia, cuatro de los cinco goles del Deportivo en Liga en 2020 han llevado la firma de las caras nuevas del equipo herculino.

4. La reconexión de los que ya estaban
Los fichajes y Vázquez han aportado aire fresco y los jugadores que ya estaban en la plantilla se han reconectado.

En la portería, Dani Giménez vuelve a sumar puntos con sus paradas (un penalti y varias intervenciones salvadoras en Albacete) y futbolistas como el japonés Gaku Shibasaki y Ager Aketxe no tienen nada que ver con sus versiones anteriores.

5. La afición, volcada con el equipo
No le llegó a dar la espalda al equipo, pero pronto pidió la dimisión del ahora exdirector deportivo, Carmelo del Pozo, y del Consejo de Administración que presidía Paco Zas. Riazor se fue poco a poco vaciando y ante el Tenerife, antes de Navidad, presentó la peor entrada desde que se ofrecen los datos de los tornos. Con la incorporación de Vázquez y el cambio en las altas esferas del club, tanto en el Consejo como en la dirección deportiva, la afición se ha reenganchado.

Comentarios