viernes 29.05.2020

Se necesitan al menos 20 días antes de volver a la competición

Es el pensamiento de Manuel Pombo, responsable de la preparación física del Deportivo
El preparador deportivista (i), en uno de los últimos entrenamientos del equipo antes del confinamiento | pedro puig
El preparador deportivista (i), en uno de los últimos entrenamientos del equipo antes del confinamiento | pedro puig

El responsable de la preparación física del Depor, Manuel Pombo, indicó en la rueda de prensa virtual de ayer que está satisfecho, mucho, con la profesionalidad de los jugadores y que estima en 20 día como mínimo el tiempo necesario para trabajar antes de regresar a la competición.

“El modelo de trabajo que estamos llevando es de una monitorización individualizada de todos los jugadores, cada día, y la colaboración es espectacular, son unos grandes profesionales. Los problemas que tenemos es que cada uno vive en su piso y cada uno tiene unas características de espacio y de materiales diferentes, aunque hemos hecho una gestión al principio de esta situación tan anómala y llevamos a cada jugador una bicicleta estática para cada jugador para el trabajo cardiovascular. Estoy muy contento del trabajo de los jugadores”, dejó claro Pombo.

Sobre el nivel físico general antes del confinamiento, el preparador coruñés manifestó que “el fútbol es un deporte técnico, táctico y estratégico. Los datos de ‘gps’, desde que hemos llegado, nos indican que el equipo ha recorrido mucho más volumen de metros por partido, y el esfuerzo por partido se ha ido incrementando, incluso estos últimos partidos el equipo ha estado en la cotas más altas de esfuerzo a alta intensidad”. Además, abundó el profesional, “si cogemos los datos de toda la liga de Segunda, el equipo que menos corre y tiene menos metros a alta intensidad es el Cádiz, el líder. Por eso digo que el fútbol es táctico y estratégico y el equipo corre en función del modelo de juego.

Preguntado por el futuro, antes de volver a competir, Pombo manifestó que “los estudios científicos no contemplan esta situación de inactividad”.

“Ahora mismo el jugador entrena pero no hace frenadas, aceleraciones, saltos, choques, golpeos al balón a alta intensidad, así que estaríamos hablando de un periodo de un mínimo de 20 días para adaptarse a la alta intensidad del juego real”, comentó. 

Pombo cree que 30-40 días es el periodo ideal de preparación previo al juego porque así los jugadores cumplirán “un ciclo de regeneración celular”. 

Mientras tanto, los futbolistas se entrenan en sus domicilios, también con la pelota. “No trabajar con balón es un problema, pero dentro de las sesiones semanales hay dos con balón, también les hemos distribuido balones. Es un trabajo técnico-coordinativo y cada semana voy planteándoles los retos porque son situaciones difíciles a nivel coordinativo para los futbolistas”, manifestó el de Os Castros, que además, no cree que ningún futbolista vaya a tener problemas de sobrepes cuando esto acabe.

Siempre en contacto
Para estar en contacto, los miembros de la plantilla y también del cuerpo técnico utilizan “las nuevas tecnologías”, tanto grupos de WhatsApp como videoconferencias por aplicaciones como Skype o Zoom para tener un “intercambio diario de información”.  Además de mantener el físico con entrenamientos en sus domicilios, Fernando Vázquez les ha pedido a los jugadores que vieran los partidos que disputaron, “las tomas de decisión que tuvieron en esos encuentros para intentar que este tiempo sea de reflexión y mejora”. 

Jugar en verano
Otro de los temas recurrentes a la hora de hablar con preparadores físicos es lo que ocurrirá si la temporada se alarga, ya que los partidos podrían llegar a disputarse en verano, con altas temperaturas, un hándicap para los jugadores que tendrán que soportarlas.

“Inicialmente los organismos de medicina del deporte a nivel mundial plantean que los jugadores y atletas, cuando compiten por encima de 35, 33 grados, tienen graves problemas para disipar el calor acumulado por el esfuerzo y la temperatura externa. Tendría que haber un parón cada 20 minutos para hidratación y el estrés térmico que sufrirían sería elevado”, apuntó el preparador físico deportivista. 
Además, precisó que jugar partidos a esa temperatura y con pocos días de recuperación entre una cita y la siguiente es un “reto” y “va a ser agresivo” para el “organismo” de los jugadores.

Por otra parte, cuestionado por la recuperación de Somma, explicó que está en la primera fase de la misma después de haberse intervenido del ligamento cruzado, así que el trabajo que requiere puede hacerse sin mayores problemas en confinamiento. Al campo volverá a trabajar “en 4-5 meses”, comentó.

Comentarios