sábado 28/11/20

Mollejo se pasa por Abegondo con bromas y carcajadas

El exdeportivista pasa unos días libres en A Coruña después de haberse incorporado al Getafe
Víctor Mollejo, ayer con Fernando Vázquez y uno de los médicos del Depor, Carlos Lariño  | rcd
Víctor Mollejo, ayer con Fernando Vázquez y uno de los médicos del Depor, Carlos Lariño | rcd

El extremo Víctor Mollejo, que esta semana cerró su cesión al Getafe procedente del Atlético de Madrid, visitó ayer a sus excompañeros del Deportivo, equipo del que formó parte la temporada pasada, con muchas bromas y carcajadas en el reencuentro.

Mollejo, que tiene unos días libres, se pasó por las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Abegondo para ver a los jugadores con los que compartió vestuario hasta hace unos meses, aunque no quedan muchos... y a los empleados con los que coincidió aquí.

El jugador también estuvo con uno de los utileros del Deportivo, Javi Rego, que imitó su risa, un momento que el club grabó y, posteriormente, difundió en sus redes sociales. El propio Mollejo publicó una captura con el texto “reencuentros top”. 

El polivalente futbolista destacó en A Coruña por su fuerte carácter en el campo a pesar de su juventud y por su compromiso con el Deportivo, al que no dudó en ayudar hasta el último día, ya que en agosto fue uno de los que se presentó en Riazor para jugar el partido aplazado (paripé) con el Fuenlabrada, con el equipo ya descendido a Segunda B y los jugadores de vacaciones. 

En esa visita de agosto, el jugador del Atlético de Madrid, que jugará con el Getafe la temporada 2020-21 en Primera División, se quedó unos días en A Coruña, a la que ahora ha regresado aprovechando unos días de asueto. Además, ha coincidido con la declaración del estado de alarma en Madrid. 

En su etapa en el Deportivo, que futbolísticamente acabó mal por el descenso del equipo a Segunda B, Mollejo se ganó el cariño del vestuario y también de una parte significativa de la afición. 

El canterano del Atlético incluso llegó a ejercer de DJ en su barrio en el confinamiento de marzo por la COVID-19, amenizando aquellas tardes con unas sesiones divertidas.

A Coruña ha marcado al joven futbolista. Prometió en su despedida que iba a estar “empujando” al Depor “como un coruñés y deportivista más”, y, visto lo visto, queda claro que no iba de farol.

Comentarios