sábado 14.12.2019

Mermado por las lesiones

El Lugo afronta el encuentro de esta tarde con cinco bajas y son muchas las incógnitas que rodean al conjunro rojiblanco tanto en el sistema de juego como en los nombres de los jugadores
El jugador cedido por el Deportivo Gerard Valentín es una de las ausencias de la escuadra lucense par el derbi gallego  | laliga smart bank
El jugador cedido por el Deportivo Gerard Valentín es una de las ausencias de la escuadra lucense par el derbi gallego | laliga smart bank

En el Lugo, Eloy Jiménez ha anunciado su intención de poner una marcha más desde el inicio del partido para generar más dudas a un rival frágil anímicamente.

Los lucenses son conscientes de que una victoria les dejará a doce puntos del colista y, al menos, a cuatro del descenso, una situación relativamente tranquila tras haber estado ya entre los cuatro últimos.

Los rojiblancos afrontan el encuentro después de haber encajado su segunda derrota del curso a domicilio (2-1 en el campo del líder, el Cádiz) y con poca regularidad en casa, donde han tenido resultados de todo tipo: tres victorias, tres empates y tres derrotas.

El técnico no podrá contar con los lesionados Roberto Canella, Borja Domínguez, Gerard Valentín, Hugo Rama y Antonio Campillo y son varias las incógnitas que rodean al conjunto rojiblanco tanto en el sistema de juego como en los nombres de los futbolistas.

Alternativas
Ante la ausencia de Canella, podría optar por mantener la línea de cinco defensas por la que apuesta a domicilio, en ese caso con Orest Lebedenko en el carril izquierdo, pero es probable que opte por el 4-2-3-1 (o 4-4-2) que suele aplicar como local, con el central José Carlos como lateral zurdo.

En posiciones ofensivas, como en el Depor, hay incertidumbre, ya que en los últimos partidos ha ido alternando a Álex López, Grau, Rahmani, Tete Morente, Iriome González y Manu Barreiro en una zona en la que es indiscutible el canario Cristian Herrera.

El preparador del conjunto lucense ha avisado de que espera un encuentro “de poder a poder”, pese al mal momento del Deportivo.

“Nosotros tenemos que intentar ser dominadores, como siempre lo he dicho, pero a veces no ha podido ser. Creo que va a ser un partido de poder a poder, en el que los dos equipos se van a querer imponer y en los derbis no hay favorito”, ha avisado Eloy Jiménez, quien no se fía de la crisis del cuadro coruñés.

“El Deportivo tiene capacidad para jugar de diferentes maneras y creo que no va a renunciar al balón porque tiene jugadores para ello. Va a ser un partido muy abierto y el balón parado también puede ser fundamental”, ha analizado el entrenador rojiblanco.

Ambiente enrarecido
El derbi gallego llega dos días después de que el presidente del Lugo, Tino Saqués, negara la venta, a corto plazo, del equipo que dirige, y del que es máximo accionista, a un grupo inversor mexicano.

“Las informaciones que están saliendo no se corresponden con la realidad”, dijo.

Comentarios