martes 25.02.2020
DEPOR - RUEDA DE PRENSA

Mel: "Me imagino un partido de nervios ante el Alavés"

El entrenador tiene el contratiempo de la lesión a última hora de Adrián López

Mel compareció en rueda de prensa previa al Alavés (Alborés)
Mel compareció en rueda de prensa previa al Alavés (Alborés)

Pepe Mel, entrenador del RC Deportivo, ha pronosticado un "partido de nervios" ante el Alavés este miércoles en el estadio de Riazor por el arranque de temporada que han firmado ambos conjuntos, que están en posiciones de descenso a LaLiga 1/2/3.

"Nosotros teniendo que demostrar que somos mejores de lo que dice la clasificación y de lo que hemos hecho en estos cuatro partidos e intentar hacer las cosas bien. Me imagino un partido de nervios. Los dos no estamos bien en la tabla y los dos necesitamos ganar", comentó en rueda de prensa.

Mel recetó a los suyos "sangre fría, templar el pulso", jugar "con la cabeza" y no con el "corazón" e igualar la "intensidad" que va a poner el Alavés, que ha cambiado de entrenador.

"En el fútbol profesional las urgencias llegan rápido, hay ceses, prisas por hacer las cosas bien. No lo discuto, es así", apuntó el entrenador cuestionado por la destitución de Luis Zubeldía en el conjunto vitoriano.

El técnico madrileño, que había asistido al partido del Alavés con el Celta de Vigo en Balaídos, admitió que el cambio en el banquillo del club vasco le ha generado un contratiempo.

"El partido de Balaídos me vale para conocer a los futbolistas, pero al no venir con el mismo entrenador todo es diferente y es nuevo", dijo.

Preguntado si se siente cuestionado por la grada, explicó que "si es así", porque lo desconoce, es "normal" porque su equipo solo ha sumado "un punto de doce", así que no puede "esperar otra cosa".

"A la afición no hay que decirle nada, es absurdo, quiere ver a su equipo ganar y todo lo demás son palabras", comentó el técnico, que deseó cortar la racha de goles encajados, ya que es el equipo que más tantos ha recibido en los cuatro primeros partidos.

"Encajamos muchos goles y un equipo que encaja tanto se tiene que ir a 70 goles a favor a final de Liga para compensarlo, así que esa es la sangría que tenemos que parar sí o sí con los futbolistas que tenemos. Debemos ser defensivamente mejores", sostuvo.

Otro contratiempo para el técnico ha sido la baja de última hora del delantero Adrián López, que no podrá jugar ni ante el Alavés ni frente al Espanyol, como mínimo.

"Es un jugador que nos da cosas. El otro día metió un gol muy bonito y difícil. Es un futbolista que enlaza, que genera fútbol, cada vez estaba mejor y obviamente nos perjudica a todos esta lesión", declaró.

Otro delantero, Lucas Pérez, fichado en la penúltima jornada del mercado en calidad de cedido por el Arsenal inglés, podría estrenarse como titular ante el Alavés después de haber tenido ya minutos saliendo desde el banquillo.

"Lo importante es que Lucas esté bien, al nivel que puede dar. El problema que ya conocíamos es que firmamos a un futbolista que no ha entrenado en todo el verano y viene a un nivel físico muy bajo que se levanta con entrenamientos y partidos porque no es lo mismo competir que entrenar. Necesitamos al Lucas que todos conocemos y ese está por llegar", manifestó Mel.

El entrenador defendió en su comparecencia el buen ambiente que hay en la plantilla: "En el vestuario estamos juntos y es una familia, aunque obviamente necesitamos resultados", precisó.