viernes 29.05.2020

‘Meigas fóra’ en Riazor

El Deportivo recibe esta tarde al CD Lugo, dos puntos por debajo, con el objetivo de recuperar la senda del triunfo, tras un empate y una derrota, y evitar volver a caer en los puestos de descenso
Los coruñeses quieren resarcirse, después del controvertido empate ante el Girona en el anterior choque en el Abanca Riazor | quintana
Los coruñeses quieren resarcirse, después del controvertido empate ante el Girona en el anterior choque en el Abanca Riazor | quintana

Los ajos no sabemos si volverán o no al verde del Abanca Riazor, pero el Deportivo entona el ‘Meigas fóra’ para espantar cualquier mal augurio, después de ver como el CD Lugo llega hoy al campo herculino solo a dos puntos de distancia, los que marcan el descenso.

Una zona de peligro que, después de una racha de siete victorias seguidas, se ha vuelto a acercar a los blanquiazules, que podrían volver a verse metidos en el lío si los rojiblancos se imponen a domicilio.

Un equipo que se le atraganta a los coruñeses, incapaces de imponerse en los cinco duelos precedentes en Segunda y que el año pasado sufrieron la primera derrota, aunque por la mínima, en el Anxo Carro.

EL DATO
Los herculinos no se han impuesto nunca al cuadro rojiblanco  en Segunda

Un puntito que le sirvió entonces al equipo amurallado para salvar la categoría y que ahondó entonces en la crisis de resultados blanquiazul. El último precedente, en la primera vuelta, fue un duelo en el que los contendientes no pasaron del empate sin goles, entonces con Eloy Jiménez y Luis César Sampedro en los banquillos.

Banquillos distintos

Nuevos dueños ahora en la caseta, Curro Torres y Vázquez respectivamente, que se ven las caras con sus equipos en dinámicas bastante positivas y con la moral alta. Y es que, a pesar del tropiezo ante el Zaragoza, el primero del de Castrofeito desde que regresó al Deportivo, los coruñeses no han perdido ni un ápice de la confianza en la que han cimentado sus siete victorias seguidas. No llegó la octava en Riazor ante el Girona después de una controvertida actuación arbitral, que dejó un mal sabor de boca en la hinchada y el estadio coruñés.

Ambiente de gala

Un feudo que esta tarde volverá a ser una auténtica caldera, rozando el lleno después de haber agotado el papel, y que contará, además, con la presencia de un millar de hinchas rojiblancos en sus gradas.

Una fiesta de hermandad entre ambas aficiones, y un mosaico blanquiazul, iniciativa acuñada por la Federación de Peñas del Deportivo, para recibir a un equipo que quiere dejar atrás el pasado tropiezo ante el Zaragoza, junto a ellos, la escuadra más en forma de la segunda vuelta, y que oposita con fuerza al ascenso. Un partido en el que Vázquez no podrá contar en la medular con Gaku Shibasaki, expulsado de forma rigurosa en La Romareda, y donde ha probado esta semana a Vicente Gómez, que vuelve de sanción, aunque tras roja directa, al final del choque ante el Girona.

EL DETALLE
Keko Gontán y Hugo Vallejo, dos opciones para dar profundidad 
a las bandas

En el resto del once, en principio, no se esperan cambios. Con Dani Giménez en la portería, línea de cinco con Eneko Bóveda y Mollejo, apercibido de sanción como carrileros, y Mujaid, Peru Nolaskoain y Montero repitiendo como centrales. En el mediocentro Vicente regresaría al once para dar creación al juego, acompañando a Bergantiños, más afanado en tareas de destrucción.

Mientras, como volantes repetirían de nuevo Ager Aketxe por la derecha y Emre Çolak, que mejora sus prestaciones en Riazor, por la izquierda.

Arriba la referencia volvería a ser Sabin Merino, que no marca desde la jornada 26, ante la UD Las Palmas, pero que se perdió la 27 con el Alcorcón por lesión. Regresa a la lista Claudio Beauvue, tras recibir el alta médica y superar su lesión muscular y las opciones en el ataque se completan con jugadores como Koné, que marcó ante los alfareros durante la ausencia de Merino, y Borja Valle, con poco protagonismo en las últimas semanas, pero que sigue llamando a las puertas del once. Otra opción, que ya exploró Vázquez en pasados encuentros, como el de La Romareda, es dotar de mayor profundidad a las bandas, con la inclusión de Keko Gontán y Hugo Vallejo.

Los dos fueron alternativas ante el Zaragoza y podrían volver a tener opciones en la segunda parte.

Cualquier recurso es bueno para que los pasados fantasmas no vuelvan a asomar y en Riazor, de paso, se rompa el maleficio con el Lugo.

Comentarios