lunes 16.12.2019

Manu Sánchez: “Me da la sensación de que se nos escaparon vivas”

El técnico coruñés, durante el partido del domingo en la Ciudad Deportiva de Abegondo	 | susana lópez
El técnico coruñés, durante el partido del domingo en la Ciudad Deportiva de Abegondo | susana lópez

Feliz y satisfecho, pero cauto. Así se mostró Manu Sánchez, entrenador del Deportivo Abanca, tras la victoria contra el Femarguín (2-0) en el partido de ida de la eliminatoria final por el ascenso a la Liga Iberdrola. El técnico blanquiazul considera que el marcador pudo haber sido más abultado y advierte sobre los peligros que su equipo se va a encontrar el próximo domingo en Arguineguín.


“Me quedo con la sensación de que se escaparon vivas. Creo que fuimos superiores y, para lo que se pudo ver en el campo y nuestros merecimientos, es un resultado escaso”, lamentó Sánchez en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Abegondo.


El preparador coruñés analizó el encuentro y las buenas sensaciones que le dejó su equipo: “Es un partido que planeábamos y sobre lo que trabajamos durante la semana. Las nuestras entraron muy bien y el 1-0 llegó en una jugada típica de la casa, con un balón sobre Gaby, que se entiende perfectamente con Peke y que esta resuelve bien. El gol nos dio la tranquilidad para llevar el peso del partido y buscar la portería rival, pero nos ha faltado un poco de profundidad y acierto en el último pase y la finalización”, detalló Manu.


Lía fue la única novedad en el once inicial, sentando a Raquel y retrasando la posición de Iris al centro de la defensa: “Lía nos da juego interior y está en un buen momento. Pensábamos hacer daño por ahí porque sabíamos que ellas nos iban a tratar de tapar por fuera. En Iris hemos encontrado una central que nos da una seguridad enorme, aunque a ella no le agrada mucho jugar ahí. Es la jugadora indicada para tapar las salidas en velocidad de Kia y lo ha hecho a la perfección”, argumentó el técnico.


A 90 minutos del ascenso, Sánchez destaca el trabajo psicológico con las jugadoras para afrontar la final en territorio hostil: “Se ha comentado que aquello es un infierno y que la gente aprieta, pero son 90 minutos y once contra once... El club ha puesto a nustra disposición el departamento de psicología, Gabi ha hecho un trabajo enorme con las jugadoras y ellas mismas han alcanzado su madurez. Mucha gente pensaba que apostar por chicas de 16 años era arriesgado, pero se ha visto que fue una decisión acertada y está dando sus frutos”. 


Más de 1.300 personas poblaron las gradas de Abegondo durante el partido: “No tenemos más que palabras de agradecimiento. La respuesta del deportivismo ha estado a la altura”, zanjó Manu.

Comentarios