sábado 14.12.2019

Laure: “Si alguien ha visto venir lo del Deportivo es adivino”

El exfutbolista blanquiazul, durante el partido contra el Racing de Santander de hace tres jornadas  | efe
El exfutbolista blanquiazul, durante el partido contra el Racing de Santander de hace tres jornadas | efe

El exblanquiazul Laure Sanabria regresará el sábado a Riazor, en el momento más delicado del Deportivo.

¿Se te hace raro enfrentarte al conjunto coruñés en una situación tan difícil?

Sí, sin duda es un momento complicado, una dinámica muy complicada, pero confío en que queda mucho y hay tiempo para que lo saquen adelante.

¿Se veía venir por la trayectoria de los últimos años?

No. Si alguien lo ha visto venir es adivino. Son circunstancias, dinámicas que ahora mismo es complicado hablar de ellas porque desde allí se verá todo muy feo, pero estoy seguro de que en cuanto el Depor gane un par de partidos, las cosas se verán diferentes.

El problema es que ahora cuesta imaginarse al conjunto coruñés ganando un partido.

Es la sensación, pero hay que ser estable, confiar en el trabajo, en la personalidad y los resultados van a terminar llegando porque hay buenos jugadores, una buena plantilla, tienen una estructura de club, que en Segunda es complicado ver clubes con una estructura así, con campos de entrenamiento, ese estadio, masa social, afición… a la hora del partido, todo eso suma.

Sin embargo, el ambiente tan enrarecido de estos momentos no invita al optimismo.

No ayuda. Es una situación complicada para todos, la afición cree que ya se acaba la paciencia, al jugador, con este tipo de tensiones le es complicado trabajar, la directiva trabaja, pero no llegan los resultados… solo se puede salir desde la unidad, pensando en el club, que es lo importante. En esa situación, cuanto más unido se esté, antes se sale.

Estoy seguro de que en cuanto ganen un par de partidos, las cosas se verán diferentes

¿Tanto puede bloquear a los futbolistas blanquiazules la crisis deportiva?

Sí, en el deporte en general el tema psicológico, el estado anímico, es esencial. Cuando no van saliendo las cosas, nos vamos haciendo más pequeños y estamos más agarrotados, y eso en el fútbol se nota mucho. Hay que salir de esa situación y cuanto antes salgan, lo verán diferente. Espero que no sea esta semana, pero estoy convencido de que el Depor saldrá.

No tienes ninguna duda.

Sí, tiene muchos alicientes que suman,  la masa social, que siempre que el Depor ha tenido apuros, ha tirado de ahí, de corazón, de llevar al equipo en volandas… en cuanto los jugadores se quiten ese peso de ganar un partido, van a verlo todo diferente. Tienen plantilla, estoy convencido de que van a salir de ahí.

¿Has hablado con alguno de tus excompañeros sobre la crisis que atraviesa el club?

Recientemente hablé con Álex para felicitarle por el nacimiento de su hijo y le quise animar, más que nada, con la situación del Depor para que confiara porque sé que es un momento complicado, así que quise transmitirle apoyo y ánimo.

En las últimas campañas, la plantilla ha perdido potencial y casi no han salido jugadores de la cantera. ¿Se debería haber mirado más a Abegondo y fichar menos?

Es un tema complicado en el  fútbol profesional. Hay que intentar mantener un equilibrio porque, al final, los resultados te exigen un rendimiento lo antes posible. Es complicado confiar en la cantera cuando las cosas no van bien, hay que buscar un equilibrio, pero yo no soy nadie para decir si hay que tirar de la cantera, los profesionales que hay ahí mirarán por lo mejor del club.

¿Cómo se ve desde un equipo rival que un histórico como el Depor esté al límite?

Personalmente, somos conscientes de que va a ser un partido durísimo, los jugadores van a salir con el cuchillo entre los tiendes, a reivindicarse desde el primer minuto. Vamos a tener que estar al cien por cien e incluso por encima de nuestro nivel para puntuar.

Cuando no salen las cosas, nos hacemos más pequeños y nos agarrotamos

¿El cuadro coruñés debe olvidarse del ascenso y preocuparse primero de reaccionar?

Sí, a principio de temporada el objetivo era otro y seguramente haya jugadores y plantilla para ello, pero ahora mismo la situación es ir partido a partido, no marcarse objetivos muy largos e ir sumando cada jornada. Los objetivos largos ahora mismo solo les distraerían, así que deben buscar metas a corto plazo.

¿Tanto cambio de entrenador en la escuadra herculina acomoda a los jugadores?

No, para el futbolista es complicado si se cambia de entrenador porque significa que un proyecto ha fallado, que los jugadores están fallando y al final, cuando entra un entrenador nuevo, se abre una esperanza, pero es más una crítica al jugador que un mal trabajo del entrenador.

¿Cuál es la clave para que suméis en Riazor?

Espero que la afición esté ayudándoles los noventa minutos, así que nosotros tenemos que estar muy concentrados, lo bueno es que somos un equipo solidario, muy trabajado y que competimos bien.

¿Te mojas con un resultado?

Quiero ganar con mi equipo y que el Depor salga lo antes posible de ahí, pero no me atrevo a dar un resultado.

La Segunda División la marcan pequeños detalles
El exdeportivista sigue siendo titular indiscutible en el Alcorcón.

No hay quien te quite el puesto, pese a que ya has alcanzado los 34 años.

Sí, estoy muy contento. Hemos hecho un nuevo proyecto, porque cambiaron de propietario, un equipo nuevo, con gente muy joven, que viene de Segunda B. Estamos en construcción, pero me he hecho con un hueco en el equipo y me encuentro muy bien y contento de aportar y seguir dando guerra.

Y, de momento, os va de maravilla, porque estáis séptimos, a un punto del playoff de ascenso.

Sí, pero aunque no está empezando la Liga, aún queda muchísimo. Hemos pillado una racha buena, pero somos conscientes de que la Segunda División la marcan pequeños detalles  y ha habido partidos que hemos puntuado por pequeños detalles que a la mínima te pueden hacer caer en una racha negativa.

Comentarios