martes 26/1/21

José Ramón: “Meterle cuatro goles al Depor era casi imposible”

Exjugador del Deportivo y del Compostela
José Ramón (i) como jugador del Compos durante un derbi con el Deportivo  | pedro puig
José Ramón (i) como jugador del Compos durante un derbi con el Deportivo | pedro puig

Deportivo y SD Compostela revivirán el domingo un derbi gallego olvidado en la Liga desde hace 22 años y cinco meses y que obtuvo su máximo esplendor entre 1994 y 1998, cuando el conjunto coruñés levantaba los dos primeros títulos de su historia (la Copa del Rey y la Supercopa) y empezaba a convertirse en un grande del fútbol español, y la escuadra santiaguesa escribía sus páginas más doradas con aquellas cuatro inolvidables temporadas en Primera División.

El sorprendente 2-6 en Riazor el 10 de mayo de 1998 ponía el punto y final a los diez enfrentamientos que ambos conjuntos protagonizaron en el campeonato liguero (ocho en Primera División y dos en Segunda B).

Pese a que en la mayoría de las ocasiones, la fortuna se decantó del lado blanquiazul, con cinco triunfos del Depor, también se registraron tres empates y las dos victorias del Compos fueron sonadas, ya que, además de ese 2-6, el 10 de septiembre de 1995, el cuadro santiagués, dirigido por Fernando Vázquez, barrió a los coruñeses 40 con dos goles de Fabiano, uno de Ohen y otro del futbolista que levantó la primera copa lograda por los deportivistas, José Ramón, que en el verano del 95 fichó por el equipo de Santiago, donde militó durante tres temporadas.

El 7 de octubre de 2003, Depor y Compos se verían las caras por última vez en competición oficial. Sería en el estadio de San Lázaron en los treintaidosavos de final de la Copa del Rey, con victoria herculina por 0-1 con un gol de Diego Tristán. En aquel momento, el conjunto coruñés vivía sus mejores años, peleando por las primeras plazas de la Liga de tú a tú con el Real Madrid y el Barcelona y disputaba la Liga de Campeones, mientras que el Compos acababa de bajar a Segunda B.

De nuevo en la bronce
Ahora, el derbi se repite en la categoría de bronce cuarenta años después, ya que el Depor militó en Segunda B también en la campaña 1980-81.

“La situación actual es rarísima por todo, porque casi no hay público en los estadios y porque todavía no me creo que el Depor esté en Segunda B, porque yo sigo viéndolo como un club grande, de Primera División. Verle ahora contra el Compos en Segunda B es surrealista porque porque el Compos sí es un equipo que tiene que moverse entre la Segunda B y la Segunda, pero el Deportivo no está en el lugar que le corresponde. Es tan descafeinado todo...”, reflexiona José Ramón, quien disputó el derbi en seis ocasiones. Los dos primeros con la camiseta blanquiazul y los cuatro siguientes como jugador de la escuadra santiaguesa.

“Me sorprendieron un poco los cambios que se produjeron en el Depor en el verano del 95 porque habíamos ganado la Copa y creo que era un equipo al alza, pero se decidió que no siguiese y me marché al Compos, donde también viví la mejor época del club santiagués con aquel subcampeonato ficticio de invierno, que fue algo irreal. Luego, la segunda vuelta sí nos puso en el sitio que nos correspondía”, recuerda.

Nada más vestir la elástica albiceleste, el excapitán deportivista se reencontró con sus antiguos compañeros, ya que el Compos y el Depor se cruzaron en la segunda jornada de la Liga 1995-96. Fue en San Lázaro, donde los locales golearon a los herculinos con el mayor de los hermanos González Pérez en el once titular y marcando el segundo de los cuatro tantos que el equipo coruñés se trajo de vuelta a casa.
“Sorprendimos al Depor, que era un equipo grande y el Compos, pequeño. Creo que en ese momento se relajaron, no se tomaron el partido lo suficientemente en serio o por lo menos no se tomaron demasiado en serio al rival y cuando se quisieron dar cuenta, el partido, el partido ya se había acabado. A nadie se le pasaba por la cabeza ganar al Depor 4-0. Aquel año, el Deportivo tuvo muchos problemas en cuanto a juego y el equipo notó muchísimo el cambio de Arsenio a Toshack”, relata.

“Fue el partido más sorprendente de todos los que jugué con el Compos por todo, porque era la primera vez que me enfrentaba al Depor y porque meterle cuatro era prácticamente imposible”, añade el de Carreira, que disputó 195 encuentros de Liga con el conjunto coruñés y 84 con la escuadra albiceleste.

Fernando Vázquez
El técnico del Compostela que logró aquella gesta es Fernando Vázquez, al que el exfutbolista recuerda por las “auténticas palizas que nos daba”.

“Físicamente trabajábamos muchísimo. Ahí se notó un poco que el equipo poco a poco iba perdiendo gasolina a medida que transcurría el año, trabajaba mucho la defensa y el ataque lo dejaba un poco al talento del jugador”. comenta.

“Demostraba mucha alegría con esas carreras que se pegaba los domingos al celebrar los goles”, subraya sobre la personalidad del ‘Profesor’, que hizo tan famoso al de Castrofeito.

Durante las cuatro temporadas consecutivas que encadenó el Compostela en Primera, tuvo futbolistas de mucha calidad que le permitieron lograr un decimosexto, un décimo y un undécimo puesto en la Liga antes de bajar a Segunda.

“Los jugadores de más talento que hubo en esa época fueron Fabiano, Penev, Ohen, que era el goleador y tenía un porcentaje muy alto de acierto, y atrás me gustaba mucho Villena, que era un central muy buen defensor y al que daba gusto ver sacar el balón jugado desde atrás”, destaca.

El que fuera capitán del Deportivo tampoco duda a la hora de valorar a los excompañeros que se lo hicieron pasar peor en el terreno de juego cuando vistió la camiseta albiceleste.

“Ahí quien marcaba las diferencias era Fran, mi hermano, además de Bebeto, Djukic... Eran un poco los jugadores franquicia del equipo, pero Toshack no fue capaz de ensamblar las piezas, le costó muchísimo. Había bastantes cambios, polémica y no logró armar un equipo ideal, al contrario que Arsenio”, analiza y confiesa que “me apetecía muchísimo enfrentarme a mis antiguos compañeros. No fue fácil verme contra el Deportivo, pero al final conseguí centrarme en el partido”.

Ángel Lekunberri: “Le quité el balón a Nando, pidieron falta, pero acabó en gol”

Un fijo en los derbis
Otro clásico en aquellos derbis con el Compos fue Ángel Lekunberri, quien militó en la escuadra santiaguesa entre 1994 y 2000 y disputó siete de los ocho duelos con el conjunto coruñés en Primera, siendo titular en todos los que jugó.

“Aquel Superdepor tenía muy buenos jugadores, Fran, Djalminha, que era un futbolista especial, Bebeto, Rivaldo... Recuerdo, sobre todo, cuando  me tocó jugar en banda derecha, que me tocaba Fran y me costaba. Y en banda izquierda tuve enfrente a Scaloni, con el que también tuve buenos duelos y era muy peleón. Fran era muy bueno, con el balón en los pies era complicado y marcaba las diferencias”, rememora el navarro.

Para el centrocampista, las claves de aquel conjunto santiagués que hizo historia fueron la humildad y el grupo.

“Todos aportábamos nuestro granito de arena para que el Compos consiguiese los logros que logró dentro de su humildad”, subraya, aunque reconoce que futbolistas como “Fabiano, Ohen o Bellido marcaron especialmente a los aficionados”.

Aunque fue titular tanto en el 4-0 en San Lázaro en la temporada 1995-96 como en el 2-6 en Riazor en la 97-98, aquella primera goleada se le quedó grabada a fuego.

“En el 4-0, le quité el balón a Nando de entre las piernas y los jugadores del Depor protestaron porque pedían falta, pero el árbitro no la señaló y al final la jugada acabó en gol. Ésa es la acción que más me marcó”, relata y no puede evitar reírse mientras narra la jugada que dio origen al primer gol a los 20 minutos de aquel derbi.

“Jugábamos con línea de cinco y yo actué de carrilero, entonces apretaba bastante alto y en e esa jugada recuerdo que me tiré abajo, le quité el balón de entre las piernas y acabó en gol de Fabiano. En los demás derbis, eran partidos muy complicados, como cuando nos tocaba el Celta”, añade Lekunberri.

“El 4-0 fue en una temporada mágica en la que comenzó todo y ganarle así a un equipazo como el Depor y con un entrenador que era nuevo, porque el año antes había estado Castro Santos y acababa de llegar Fernando Vázquez, fue especial porque al principio había dudas sobre qué rendimiento daríamos”, señala.

El pamplonés desarrolló su mejor etapa en el club compostelano, con el que debutó en la máxima categoría.

“Guardo mucho cariño de todo lo que viví con el Compos, sobre todo a nivel personal, porque venía del Athletic de no darme la oportunidad de jugar en Primera y el Compos sí me la dio. En Santiago es donde más me sentí valorado como futbolista pero, además, también me llevé un gran recuerdo a nivel personal. La gente se portó muy bien conmigo y estoy muy contento con ellos”, explica con añoranza.

Lekunberri coincide con José Ramón al destacar la importancia que Fernando Vázquez concedía al trabajo físico y al aspecto defensivo en sus entrenamientos.

“Cambió un poco la metodología que llevábamos, hacíamos mucha más pesa con transferencia, trabajábamos mucho el orden defensivo, dejaba un poco más al azar lo que era el juego ofensivo de los jugadores, y en eso se basaba. La gente estaba muy fina, se notaba que el equipo estaba fuerte. Era muy buen motivador, tenía a la gente en general tensa. En su última temporada no salieron los resultados, surgieron problemas un poco externos, mal ambiente y al final siempre cargan con el mismo. Yo jugaba casi todo con él y, como los futbolistas somos un poco egoístas, pues para mí era fenomenal”, se ríe.

Pese a su pasado albiceleste, el navarro le tiene cariño a la escuadra coruñesa: “Ganó el pasado domingo, aunque con sufrimiento, y ojalá siga sacando los partidos adelante porque es un equipo que merece estar en otra categoría... Bueno, que siga ganando excepto el domingo, que tiene que hacerlo el Compos. Lo siento, pero ahí no tengo ninguna duda”, bromea.

El exjugador nacido en Pamplona ve al Depor capacitado para regresar a Segunda: “Necesitará un periodo de adaptación, porque bajar de categoría no es fácil, pero tiene futbolistas para marcar las diferencias”.

Por último, habla sobre las decisiones que se tomaron sobre el Depor-Fuenlabrada de la pasada campaña: “No puede ser que dejaran viajar a A Coruña a un equipo en el que había contagiados. Deberían haber paralizado la competición”.

Comentarios