jueves 3/12/20

Javier Manjarín: “Bebeto era muy grande, pero yo me quedo con Fran"

Exfutbolista y extécnico blanquiazul
Fran y Manjarín, dos leyendas que contribuyeron a agrandar la historia del Deportivo y que vivieron aquel primer título, la Copa del Rey contra el Valencia, que el pasado sábado cumplió 25 años   | aec
Fran y Manjarín, dos leyendas que contribuyeron a agrandar la historia del Deportivo y que vivieron aquel primer título, la Copa del Rey contra el Valencia, que el pasado sábado cumplió 25 años | aec

El pasado sábado 27 de junio se cumplieron 25 años del primer título de la historia del Deportivo, la Copa del Rey que los coruñeses le arrebataron al Valencia en una de las finales más épicas que se recuerdan. Javier Manjarín fue uno de los protagonistas de aquel entorchado blanquiazul. El asturiano marcó el primer tanto de los herculinos y asistió a Alfredo Santaelena en el segundo.

Pese al tiempo que ha transcurrido, supongo que aquella final histórica seguirá grabada a fuego en tu memoria.
Los recuerdos bonitos siempre permanecen, intentas borrar lo malo o lo muy malo porque lo malo también te sirve para no despistarte. No solo yo, también la gente nos lo recuerda con mucho cariño, eso significa que la afición en aquel momento disfrutó del equipo.

¿Qué detalles se te quedaron más grabados?
Me acuerdo porque lo repiten cada cierto tiempo y te refresca la memoria, me acuerdo del gol, que yo en aquel partido me encontré bastante bien, con bastante confianza, sí recuerdo que aporté mucho trabajo y también participé en la jugada del segundo gol. Para mí, fue uno de los partidos más completos que hice con el Depor.

¿Qué sentisteis cuando el árbitro pitó el final del partido?
En la mente nuestra estaba que unos meses antes no pudimos disfrutar de un título de Liga con la gente, que nosotros hubiéramos merecido porque el Deportivo estaba compitiendo con el ‘Dream Team’ de Johan Cruyff. Entonces, al final, el no poder disfrutrarlo, no poder conseguirlo nos dejó a todos un resquemor y una deuda con la afición que teníamos que saldar de alguna manera y aquella final de Copa era la forma de resarcirnos de ello. Por fin pudimos conseguirlo y dedicarle ese título a la afición.

A continuación también llegó la Supercopa.
El equipo estaba preparado para competir en todas las competiciones y unos meses después de ganar la Copa, vino esa Supercopa ante el Madrid a la que, quizá, no se le da la misma importancia porque no fue el primer título de la historia del club y por las fechas en las que se juega, que es en verano y, a veces, a la gente le queda la sensación de ser como un amistoso, pero fue un título ante el Real Madrid, que tenía un equipazo, y encima ganamos en el Bernabéu, así que habría que darle el valor que realmente merece. Para nosotros, fue muy importante, la gente en A Coruña también lo celebró y fue un paso más para que el Deportivo siguiera creciendo y alcanzara el nivel de los equipos más importantes de España y Europa.

¿En aquel momento veíais al Depor capaz de conseguir todos los éxitos que vinieron después, como la Liga, el Centenariazo, las cinco campañas seguidas en Champions...?
Hablábamos entre nosotros que cuando compites por una Liga no sabías si volverías a estar en esa situación, pero el mérito fue del club de mantener el nivel del equipo e incluso mejorarlo, de ahí que años después se ganara la Liga, se compitiera en la Champions, se jugara una semifinal, se compitiera con los mejores de Europa, otra Copa del Rey... Lo importante es que la afición siguió disfrutando durante muchos años de un equipo de alto nivel,  compitiendo en las competiciones en las que participaba y consiguiendo  títulos.

La Copa fue la forma de resarcirnos de la Liga perdida contra el Dream Team

Siempre se ha valorado el enorme mérito del Depor de Irureta de disputar la Champions durante cinco temporadas seguidas, pero con el sistema actual, vosotros también habrías competido en ella.
Sí, nosotros también estábamos al nivel de los mejores equipos de Europa y, con el sistema actual de la Champions, la habríamos jugado, pero de aquellas solo la jugaba el campeón de Liga. Pero conseguimos cosas importantes en la UEFA y en la Recopa, como aquella semifinal con el PSG. Todo eso sirvió para afianzar y creer en el proyecto que se había iniciado unos años antes y, a partir de ahí, desde el club se dio una continuidad con más éxitos y poniendo al Depor en el top de los equipos de Europa. Creo que es para reseñar y remarcar porque no es fácil que un equipo de una ciudad de 250.000 habitantes compita con grandes presupuestos y grandes clubes de grandes ciudades que lo pueden tener un poco más fácil.

¿Qué destacarías de aquel equipo que formasteis?
Yo, que llegué aquí con 23 años y que salía de mi casa por primera vez, encontrarme con un grupo en el que se formó tanta amistad, tan buen ambiente... se conjugó todo, que había un gran equipo, grandes jugadores y otros que veníamos a aportar, a ayudar al club a crecer, y luego el ser una familia, el llevarnos tan bien unos con otros y el saber todos el papel que teníamos que desenvolver dentro del vestuario.

Y la importancia de una figura como Arsenio al frente.
Más que un entrenador, él ha sido un padre. Nos llegaba con sus gestos de cariño en el día a día, su manera de hablarnos, de decirnos las cosas, creo que fue un hombre idóneo para el grupo y no voy a decirte que era más ídolo que jugadores que había en aquel momento para la afición, pero era un entrenador muy querido. Pasó a ser un ídolo más para los aficionados, que es muy difícil de conseguir siendo de aquí, de tu tierra, que cales tanto en la afición, y mas en aquella época.

Cuando echas la vista atrás, ¿qué futbolista te hace sentir más un privilegiado por haber jugado a su lado?
Cuando llegué al Deportivo, el equipo venía de competir con el Madrid y el Barcelona, pero no sabíamos si era flor de un día. Yo venía del Sporting y quería seguir creciendo, el Deportivo jugaba competición europea ese año y el proyecto estaba construido para seguir disputándole la Liga a los dos grandes. Me encontré con jugadores de la talla de Bebeto, Fran, Donato, Djukic…. Y cuando llegas, igual no te das cuenta de lo buenos jugadores que son, pero después es cuando eres consciente de lo buenos que eran. Bebeto era muy grande, pero yo me quedo con Fran porque para mí ha sido uno de los mejores jugadores de España con los que he podido jugar y, quizá, él sacrificó muchas veces el estar aquí por quedarse en el Depor y se ha quedado en un muy buen jugador, cuando podía haber tenido la etiqueta de crack si se hubiera ido al Real Madrid o al Barcelona, a uno de los grandes de Europa.

Fran podía haber tenido la etiqueta de crack si se hubiera ido al Madrid o al Barça

La primera equipación de la próxima campaña está inspirada en la que lucisteis cuando ganasteis aquella Copa.
Es un gran detalle del club, el guiño con aquel título tan bonito, el primero, con aquella afición que pudo disfrutar de una Copa tras quedarse a las puertas de la Liga. Esperemos que vuelva esa ilusión, que se genere de nuevo y que en el aspecto deportivo, los resultados vayan saliendo también.

¿Cómo has visto al Deportivo tras el confinamiento?
El partido contra el Tenerife ha sido uno de los mejores de la temporada, un equipo sólido, que sabe realmente a lo que juega, Fernando tiene definida una manera de jugar y lo hace bien. Es verdad que en muchos partidos está consiguiendo el resultado en los últimos minutos, pero es que así es la Segunda División. Desde el parón, el Depor no ha perdido, que es importante porque le ha permitido salir de abajo, aunque la distancia no es la suficiente para relajarse porque en Segunda no te puedes relajar nunca, pero a día de hoy, tiene más posibilidades de no pasar tantos apuros como lo veía antes del parón.

En diciembre parecía muerto.
Sí, y es que ves luego equipos como el Numancia, que han estado peleando por el playoff en algún momento de la temporada y ahora están metidos en el descenso. Hay mucha igualdad en la competición, ganas dos partidos y pasas a jugar por el playoff y pierdes dos y te metes en descenso.

La lesión de Uche Agbo puede ser un serio revés, justo cuando mejor estaba jugando.
Coincidió con estos tres últimos partidos que él estaba dando solidez al mediocampo, pero creo que el Depor tiene plantilla para poder sustituir a Uche. Por ejemplo, Álex ha pasado a jugar de central y lo está haciendo genial. Incluso Borja Valle el otro día salió a jugar de mediocentro y lo hace muy bien, ahora debería volver Peru... Son jugadores que te dan mucha versatilidad.

De hecho, tras el confinamiento, el Depor ha destacado por su amplitud de banquillo.
Sí, además tiene versatilidad, es que ante el Tenerife, desde el banquillo salieron Valle, Aketxe y Çolak, jugadores que podrían jugar en Primera División, que son muy buenos y no solo no empeoran el nivel del equipo, sino que lo mejoran y se está demostrando en estos partidos. Y eso da tranquilidad a un entrenador.

Fernando ha sabido manejar situaciones complicadas
El Depor aventaja al descenso en cuatro puntos.
Es un poco más de oxígeno, pero no te puedes relajar porque aquí aprietan todos los equipos, ninguno va a bajar los brazos. Quizá el Racing es el que ha quedado más sentenciado, pero incluso el Extremadura ganó el miércoles y va a coger confianza, el Lugo, con el cambio de entrenador, el Oviedo está ganando, el Málaga y Albacete... Hay que sumar de tres en tres porque si no, vas a sufrir.

¿Qué le ha dado Fernando Vázquez a este equipo?
Lo importante es que cuando él llega al equipo conecta esas seis victorias y eso hace que los jugadores empiecen a creer que es posible salir de ahí. El equipo estaba en una situación muy complicada, pero logró salir, luego llegó un momento delicado y parecía que se atascaba, pero ahora ha demostrado que ha sabido manejar situaciones complicadas de cambio de esquema, de jugar sin público, de tener que remontar en las segundas partes... Ha sabido tomar decisiones importantes para no perder los partidos y poder salir del descenso para intentar mantener la categoría y luego comenzar un proyecto en el que poder seguir creciendo, porque todos queremos que el Deportivo vuelva a Primera División.

Para eso, primero hay que asegurar la permanencia.
Eso es, yo estoy convencido de que el Depor se va a quedar en Segunda División. Quedan cinco jornadas y el equipo está en una buena dinámica, es uno de los mejores equipos y si mantiene esta línea, no va a pasar problemas.

Comentarios