domingo 29/11/20

Al fin puede correr la banda

El técnico deportivista, Fernando Vázquez, ha cumplido las tres sanciones que le cayeron en la recta final de la temporada pasada y que le obligaron a ver el inicio del curso actual desde la grada
El último partido oficial con Fernando Vázquez en el banquillo se disputó en Tenerife, donde fue expulsado   | aec
El último partido oficial con Fernando Vázquez en el banquillo se disputó en Tenerife, donde fue expulsado | aec

El entrenador del Deportivo, Fernando Vázquez, regresará al banquillo el domingo en el campo del Guijuelo en la quinta jornada del Grupo I de Segunda División B después de casi cinco meses de sanción.

El técnico cumplió en el anterior partido del curso su noveno encuentro consecutivo sin poder sentarse en los banquillos por tres sanciones encadenadas que empezaron por su expulsión ante el Tenerife el 30 de junio en la trigésimo séptima jornada de Segunda División.

Posteriormente, le cayeron otros tres partidos por protestar al árbitro a la conclusión del encuentro con el Málaga, de la jornada 39, en el túnel de vestuarios, y otros cuatro por dar instrucciones a sus jugadores desde la grada en la siguiente cita del campeonato, frente al Extremadura en Riazor, partido que fue clave en el descenso del conjunto blanquiazul a Segunda División B.

Cinco y cuatro

Vázquez cumplió cinco de los nueve encuentros de castigo la temporada pasada y los otros cuatro, en la actual, con el equipo ya en Segunda División B. A mediados de octubre, junto antes de que comenzara la temporada actual, el técnico lamentaba que no le hubieran concedido el indulto, algo habitual cuando se produce una renovación del presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales.

“Estoy cabreado, primero por la sanción (los últimos que le cayeron fueron por dar instrucciones desde la grada) y, luego, porque esperaba una amnistía por el presidente de la de la Federación como suele pasar tras elecciones, pero parece que había problemas jurídicos”, indicó el técnico deportivista en una rueda de prensa.

Lección aprendida

Antes del partido con el Coruxo, en el que completó su sanción, volvió a referirse a ese castigo y su largo periodo de ausencia en la banda. “Tuve mucho tiempo para pensar y evidentemente coincidió además con momentos importantes para el Deportivo. Fue un error muy importante y espero que no vuelva a pasar. Sentí impotencia en algún momento. Sabía que el equipo me necesitaba el año pasado y también ahora cuando empiezas una temporada. Espero volver y no recaer”, deseó entonces.

Sí en los amistosos

El domingo, casi cinco meses después de su expulsión en Tenerife, podrá dar instrucciones desde la banda en partido oficial, ya que en los amistosos sí pudo ocupar su asiento en el banquillo. Vázquez lo considera importante porque, aunque el fútbol se ve mejor desde la grada, le falta el contacto con los jugadores desde la banda, sus indicaciones constantes, sus correcciones. Los propios futbolistas son conscientes de cómo vive el míster de Castrofeito los encuentros en el banquillo y la necesidad que tiene de recuperar su asiento.

La opinión del plantel

El delantero Miku Fedor, que solo ha visto al míster en el banquillo en los encuentros no oficiales, reconoció el plus que supone tener a Fernando Vázquez dando instrucciones desde la banda.

“Va a ser importante porque lo que vi en pretemporada es que el entrenador en los partidos no se sienta, está siempre viviendo el partido y dando indicaciones. Es importante transmitir. Esa figura de autoridad es buena tenerla en la banda para esa toma de decisiones rápida, dar consejos. Influirá de forma decisiva”, aseguró el delantero venezolano.

Comentarios