sábado 26/9/20

Fernando Vidal: “Zas no fue un presidente aceptado socialmente por la gran mayoría”

Fernando Vidal y los consejeros Federico García Poncet, Miguel Otero y Ricardo González, durante su visita a este periódico  | quintana
Fernando Vidal y los consejeros Federico García Poncet, Miguel Otero y Ricardo González, durante su visita a este periódico | quintana

En esta segunda parte de la entrevista con el presidente, Fernando Vidal se centra en Paco Zas y el acuerdo con Abanca.

¿Qué es lo que realmente le animó a dar el paso para asumir la presidencia del club?

Hay un tema que es clave y es que en un club de fútbol tú no puedes tomar decisiones antisociales. A Paco Zas le sentenciaron los resultados deportivos, pero en el fútbol vas a tener resultados negativos siempre, incluso ascendiendo a Primera División, si ya en la jornada 10 o 12, si la gente no comulga, no van a estar todos remando en la misma dirección. De hecho, la asamblea del 28 de mayo marcó un antes y un después en el deportivismo. Yo lo dije y no me he equivocado. A Paco Zas encima le salió todo mal a nivel deportivo y precipitó su salida. Yo no me habría imaginado que iba a estar tan poco tiempo, pero aparte de los resultados, es que no fue un presidente aceptado socialmente por la gran mayoría. Esto es un equipo de fútbol y vive de los sentimientos y los sentimientos salieron dolidos el 28 de mayo. El deportivismo no salió dividido, sino al revés, salió fortalecido pero para esto, para que la gente diga: estos son nuestros representantes, los que la gente queremos que estén ahí.

¿Usted salió muy dolido de la asamblea del 28 de mayo?

Tremendamente dolido porque no lo entendí y es un tema que quiero pasar página.
Pese al dolor, decidió presentarse de nuevo. ¿Sentía que no había otra alternativa?
Porque veo que nadie da un paso y yo tenía un equipo más o menos formado, y por responsabilidad, porque para mí el Deportivo es algo más, es un sentimiento tan profundo, es algo tan metido en mi vida... y yo, desde niño y como deportista y atleta, lo he vivido siempre, en mi familia, por parte de mi mujer. El Deportivo es parte importante de mi vida y no podía dejar que esto se fuera a tomar por culo.

La asamblea del 28 de mayo marcó un antes y un después en el deportivismo

¿No tiene la sensación de que se ha perdido tiempo?

No, las decisiones se toman cuando lo permiten las circunstancias. Igual, si nosotros hubiéramos entrado antes, todo nos hubiera salido al revés. Esto es fútbol, las circunstancias quisieron que esto fuera así y no podemos darle vueltas a lo que podía haber sido y no fue. Hay que vivir con lo que hay.

Han vuelto a generar ilusión en muy poco tiempo. La era Zas acaba con una desilusión enorme y ustedes han ‘resucitado’ al deportivismo.

Creo que se han dado muchas circunstancias, favorables todas. Es fundamental lo que dije al principio. Partimos de un error, el del 28 de mayo, ese día se cometió un error enorme. Cuando la gente a nivel social apoya a un grupo, creo que se cometió un error enorme y desgraciadamente hemos acabado donde hemos acabado. Yo no le daba mucho margen a ese Consejo, pero tampoco pensaba que iba a acabar tan mal. El Deportivo es un club muy metido en A Coruña, todos somos personas muy conocidas y esto es un plus. Creo que si tienes el apoyo de la gente a nivel social, incluso yendo mal es menos traumático que si ya no nos quieren de principio. Si hacemos las cosas al revés y merecemos salir, nos iremos con el mismo ruido que hemos entrado.

¿Cómo le dio por hablar con el principal acreedor del club, Abanca, cuando decidió asumir la presidencia del Depor?

Si Abanca no me hubiera apoyado, habría sido más complicado dar el paso. Busqué otras vías de financiación porque veía que el equipo tenía carencias, entonces tienes un club con una deuda impresionante, sin activos, en los últimos puestos de Segunda División, es complicado que alguien apueste por ti. Entonces, en esa reunión con Abanca que propició Juan Carlos Rodríguez Cebrián, avanzamos muchísimo, con reuniones tensas en un principio, pero es nuestro socio para dar este paso.

El Deportivo es parte importante de mi vida y no podía dejar que se fuera...

El proyecto que han elaborado con la entidad bancaria es mucho más grande que esa ampliación de capital.

Totalmente, evidentemente, el primer paso para poder tener financiación para el tope salarial es el préstamo participativo, que, además, LaLiga, para que sea efectivo, el préstamo no computa en el tope salarial. La única fórmula que se buscó desde el club es que fuera con obligación de capitalización, no hay otra razón. Con Abanca diseñamos un plan, porque LaLiga también te obliga a que en un momento determinado se conviertan en acciones, hay también una ampliación de capital para que el resto del deportivismo pueda participar en esa ampliación de capital y apoyar al club. Y luego viene el segundo paso, que es el plan de viabilidad que más o menos tenemos perfilado con Abanca y que en su momento, se explicará todo al deportivismo, ya que al fin y al cabo son los dueños del club.

¿El plan de la ampliación de capital está trazado?

En la reunión del Consejo de esta semana vamos a acabar de definirla para llevarla a la Asamblea del 26-27 de febrero. Tenemos tiempo más que suficiente para explicarle a todo el deportivismo cuál es el objeto de la junta. Son dos temas puntuales y un tercer paso, una tercera junta a mayores para final de temporada para el siguiente paso de la capitalización.

Si Abanca no me hubiera apoyado, habría sido más complicado dar el paso

¿De ese siguiente paso de capitalización hay algo?

Hay mucho hecho, pero nada que se pueda decir, porque primero faltaría al respeto de los accionistas, que son los primeros que tienen que conocer los datos, y por tanto los primeros a los que nos dirigiremos. Y tiene que haber una estrategia por parte del club y de Abanca y el propio Consejo en sí para dar información de todos estos pasos.

¿Hablando del tope salarial, cuánto lo incrementa este nuevo préstamo?

Estamos en once y quedará en trece y pico. Son dos millones, que no significa que nos los tengamos que gastar.

Richard está trabajando como un loco y gratis

Esta pieza funcionan siempre para poner en valor partes de la entrevista, y 

¿Cómo va a ser la estructura del Consejo en el futuro?

Este consejo son ocho más dos: Juan Carlos (Rodríguez Cebrián), que es un hombre para todo, y Richard (Barral), este como asesor para materia deportiva. No vamos a hacer áreas en el Consejo, lo que va a haber son responsabilidades de consejeros en temas especializados: uno llevará el apartado económico, otro comunicaciones, pero sin áreas. No es que no me fíe de la gente del club, al contrario, pero necesito gente en el Consejo que esté encima de todo. Quiero cambiar la política de comunicación del club, flexibilizarla un poco más. Está Fede con Gabi trabajando un poco en ello. Contamos con gran parte de la gente del club, con la mayoría. En segunda por supuesto. En Segunda B... 

¿En Segunda es asumible?

Puede haber recolocaciones, cambios en puestos claves, de confianza, como ha sido el director deportivo. Son los altos cargos de dirección del club.

¿Con el cese de Carmelo del Pozo, Richard Barral asumiendo ese papel, va a pasar a ser director deportivo?

No. La idea que tenemos es que sea asesor deportivo del Consejo. Eso no significa que no tenga poder. Pero buscaremos una persona para la secretaría técnica y probablemente no cubramos la dirección deportiva como tal porque si tengo a Richard de asesor es un lujo. Y encima gratis, porque no está cobrando. Ha venido porque es amigo mío personal y le pedí por favor que me tiene que ayudar en esto y no ha cobrado ni un duro. Está trabajando como un loco y gratis. No quiero decir que sea así en el futuro, pero ahora mismo el deportivismo de Richard está fuera de toda duda.

¿Algún nombre en mente para la secretaría técnica?

No, tenemos que esperar. No puedo tomar decisiones del futuro en ningún área porque no sé dónde vamos a estar. Yo pienso que en Segunda, como mal menor, pero imagínate que tenemos la desgracia de bajar a Segunda B. No puedo comprometer a nadie. Y lo mismo en el área económica o en otra. Sería hasta catastrófico a nivel laboral. Es que si no estuviera Abanca, un descenso a Segunda B es un caso de ERE. Hay unos 170 empleados, no todos a tiempo completo. 

En Segunda la estructura es de Primera.

Somos un club que tenemos 24.000 abonados, 25.000 accionistas, es un club grande, por tanto no podemos tener la misma estructura que el Numancia, el Mirandés... Los que han sido equipos grandes, lo son, que penaliza... Pero lo son, no puedes evitarlo.

Son un Consejo muy de fútbol.

Pero al final tenemos que hacer las cosas bien, con seriedad, pulcritud, transparencia y pensando siempre en lo que defendemos, el club, sea quien sea el accionista mayoritario. Ahora mismo, son mayoritarios dos accionista que manejan el 10-12% y otro grupo que manejan el 20, pero nos debemos a todos, a esos y al resto, y lo vamos a seguir haciendo igual. Esto por encima de todo es una empresa de fútbol, no es Pescanova.

¿Qué tal la relación con los clubes gallegos?

Por ahora, no hemos tenido contacto con ninguno, excepto con el dueño del Racing de Ferrol, Iñaki Rivera, y con Lupe (presidenta del Pontevedra), pero con todos en mi etapa de consejero ha sido excelente con todos.

Fernando Vidal: “Zas no fue un presidente aceptado socialmente por la gran mayoría”
Comentarios