miércoles 03.06.2020

El Deportivo solicitará un ERTE la próxima semana

Ya ha sondeado a los jugadores sobre una reducción de sus salarios en el caso de sufrir perjuicio por la suspensión de LaLiga e iniciará un expediente de regulación para los trabajadores
El club tramitará el ERTE por la crisis del coronavirus y debido a su situación económica  | javier alborés
El club tramitará el ERTE por la crisis del coronavirus y debido a su situación económica | javier alborés

La situación global y, especialmente la de España, por el coronavirus, con la suspensión indefinida de LaLiga y la incertidumbre sobre cómo y cuándo se retomará el campeonato ha llevado al Deportivo, como a la mayoría de clubes del fútbol profesional a estudiar medidas que algunos ya han decidido aplicar y otros, como es el caso de la entidad blanquiazul, pondrán en práctica en cuestión de días.

El Deportivo está decidido a aplicar recortes. Estos podrían afectar a los jugadores profesionales y seguro tocarán al resto de empleados de la entidad. Para estos últimos, la solución que se plantea es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El club cuenta con cerca de 200 trabajadores entre la plantilla deportiva y el resto de departamentos y empresas vinculadas a la matriz. Fuentes de la entidad deportivista han confirmado a que “se están estudiando y valorando todas las alternativas y posibilidades dentro del contexto actual y eso exige ir hablando con todas las partes para buscar la mejor salida tanto para el club como para los profesionales”. Aclaran, además, que son actuaciones que están sobre la mesa y “hasta que no se tome una determinación definitiva” el club no hará un “posicionamiento público” de ellas. 

No obstante, este diario ha podido confirmar que el ERTE está decidido. El club lo ha puesto en manos de su asesoría, a principios de la próxima semana, es decir, entre mañana y pasado, está previsto que reciban la documentación correspondiente, posteriormente la analizarán y determinarán qué profesionales entran en el ERTE y a estos se lo comunicarán, tal y como establece la ley. A finales de la semana que viene ya estaría todo preparado.

El Deportivo se acogerá a lo establecido en el artículo 22.1 del Real Decreto Ley 8/2020, por el que se adoptaron medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del Covid-19 al entender que es una suspensión de contratos y reducción de jornada por causa de fuerza mayor. Reza así: “Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del Covid-19, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor”.

El espejo es el ERTE del Atlético de Madrid, que fue anunciado este viernes. En su caso, afectará a jugadores, técnicos y empleados. En el del Deportivo no está claro por ahora de qué manera afectará a la plantilla profesional (masculina y femenina). A ellos se les ha sondeado para ver su disposición a bajarse los sueldos si el Deportivo sale perjudicado económicamente por la suspensión del campeonato por el coronavirus. Es decir, en principio, a ellos no se les aplicaría un ERTE pero sí se les pediría una reducción de emolumentos. En el caso de los empleados convencionales, al acogerse a las medidas aprobadas por el Gobierno, el Deportivo se ahorraría el 70 por cien de sus salarios, que serían abonados por la administración. Además, se ahorraría también la parte correspondiente a la Seguridad Social de cada trabajador, que supone un 35 por cien de la nómina del empleado.

Son medidas que el Deportivo entiende necesarias porque sigue estando en una situación económica muy complicada. No solo tiene la amenaza de un descenso a Segunda B, sino que, además, tuvo que aplazar las ampliaciones de capital previstas.

Comentarios