lunes 18/1/21

El Deportivo y el Numancia apremian a las instituciones

Los sorianos insisten en una Segunda de 24 equipos con ellos y los coruñeses y piden la suspensión del inicio de LaLiga; el conjunto blanquiazul solicita al CSD que inhabilite a Tebas
Moisés Israel,
presidente del Numancia
de Soria, ha
enviado una carta
a la Federación
Española | efe
Moisés Israel, presidente del Numancia de Soria, ha enviado una carta a la Federación Española | efe

A la espera de que finalice el plazo para presentar alegaciones al pliego de cargo del instructor de la Federación Española sobre el expediente abierto por el partido entre el Deportivo y el Fuenlabrada y en la que se propone la sanción de pérdida de categoría para el conjunto madrileño, los clubes que luchan de la mano por quedarse en Segunda División, es decir, la entidad blanquiazul y el Numancia de Soria, intentan apremiar a las instituciones para que avancen en sus resoluciones.

En A Coruña, el Deportivo se ha movido con una segunda carta esta semana al Consejo Superior de Deportes, que sigue contemplativo. El club le pide que tome medidas urgentes respecto a Javier Tebas, presidente de LaLiga, que le inhabilite por su actitud partidista y una presunta administración desleal al frente de la patronal.

Se queja el Deportivo de que ya se haya repartido, por ejemplo, el 15 por cien de los derechos de retransmisión de la temporada 2020/21 sin haya finalizado la actual y que al conjunto blanquiazul no le convoquen para las reuniones de la Comisión Delegada de LaLiga cuando forma parte de ella hasta que concluya el curso.

Es cierto que los ingresos de televisión suelen repartirse en julio todas las temporadas, pero en este caso no se entiende que sin haber finalizado el campeonato (lo hará hoy con el partido de vuelta de la final de la promoción de ascenso entre el Girona y el Elche) y sin conocer todavía qué equipos integrarán la competición (ni siquiera el número de ellos por más que LaLiga dé por descendidos al Deportivo y el Numancia) se yhaya procedido a adelantar esas cantidades que corresponden al siguiente ejercicio contable.

El CSD sigue sin mover ficha más allá de los reproches de Irene Lozano, su presidenta, el mes pasado hacia el Fuenlabrada y LaLiga por su viaje a Galicia con positivos de Covid-19 en la expedición que se alojó en el hotel Finisterre. Su órgano jurídico, el Tribunal Administrativo del Deporte, se ha limitado por ahora a desestimar la denuncia que presentó el Deportivo por alineación indebida del Extremadura (el club coruñés anunció que elevará la denuncia a la justicia ordinaria) y dar el visto bueno para que la Federación Española pudiera investigar lo sucedido alrededor del partido entre el Depor y el Fuenlabrada, pero sin llegar a entrar en el fondo del asunto, lo que supone, en definitiva, que todavía debe resolver el TAD si los Comités de la Federación Española de Fútbol (Competición y Apelación) tienen competencias para sancionar al Fuenlabrada con el descenso disciplinario a Segunda B en el caso de que ratifiquen la propuesta que les hará el instructor federativo.

En el caso de que los Comités descendieran al Fuenlabrada, quedaría una segunda parte no menos complicada para que el Deportivo se quede en Segunda: que el presidente de LaLiga dé su brazo a torcer y repesque a los blanquiazules. Aunque eso ha sido lo habitual cuando se produjeron descensos administrativos (este es disciplinario), Tebas ya avanzó en una carta a la Federación Española la posibilidad de que se quede con una Segunda División de 21 equipos. Otra opción pasaría por mantener los 22 pero subir al que tenga mejor derecho deportivo de Segunda B... Otro galimatías.

Por todo ello, la que se presenta como mejor opción es una Liga de 24 equipos, para que todos queden ‘contentos’. No se penalizaría al Fuenlabrada y se salvarían del descenso los dos equipos que cayeron a Segunda B en la última jornada de la fase regular y que se vieron perjudicados por la decisión de LaLiga, la Federación Española y el CSD de aplazar solo el Depor-Fuenla y no el resto de los partidos que tenían que haberse disputado a la misma hora.

Suspender el inicio

El Numancia, según publicó El País, envió ayer una carta a la Federación en la que pide la suspensión del inicio de la temporada 2020-21 hasta que por parte del Consejo Superior Deportes se determine el número de clubes participantes en la categoría.

De acuerdo a la misma publicación, la solicitud, firmada por el presidente del club soriano, Moisés Israel Garzón, reclama que la decisión del máximo organismo deportivo del país se tome a la mayor brevedad y como paso previo a la configuración del calendario. El Numancia explica que LaLiga elaboró su propuesta de calendario con una relación de participantes en la que no figuraban ni ellos ni el Depor.

Comentarios