Viernes 16.11.2018
DEPOR | REPORTAJE

El Depor calcula el techo de derrotas para ascender

No es una máxima, aunque los tiros van por ahí. Ayer, Álex Bergantiños aseguró que para ascender a Primera División solo se puede perder “entre cinco y ocho partidos” de los 42 del curso, algo que los coruñeses, con una derrota en doce jornadas, llevan camino de cumplir. Las palabras del capitán se acercan a la realidad, aunque no siempre perder ocho partidos es garantía de ascenso ni sucumbir en más ocasiones supone quedarse en la categoría de plata.

 

 

Los deportivistas se mantienen invictos en casa y solo han perdido un encuentro a domicilio  | quintana
Los deportivistas se mantienen invictos en casa y solo han perdido un encuentro a domicilio | quintana

El Deportivo es el que menos partidos ha perdido esta temporada en Segunda División. Hasta la fecha, el único que ha podido derrotarle ha sido el Alcorcón de Cristóbal Parralo, que se impuso por la mínima a los blanquiazules en Santo Domingo el pasado 15 de septiembre. Desde entonces, nadie ha vuelto a superar a los pupilos de Natxo González en el torneo de la regularidad.

“Nosotros vamos en una media muy buena porque dice que el equipo es fiable. Siempre sumamos. Podríamos tener algún punto más, pero concedemos poco, no perdemos y eso es fundamental en una competición como esta”, apuntó Bergantiños.

Tras el Deportivo, cuatro equipos han perdido dos partidos de los doce primeros del campeonato. Son el Granada, el Alcorcón, el Albacete y la UD Las Palmas. El Málaga, que cedió el liderato el pasado fin de semana en beneficio del Granada, ya ha sucumbido en tres oportunidades, al igual que el Mallorca. El resto de equipos de la categoría se sitúan entre las cuatro y las siete derrotas. Rayo Majadahonda, Extremadura y Nàstic de Tarragona son los que más veces han caído esta temporada. El otro equipo gallego de la categoría, el Lugo, lleva cinco derrotas.

Precedentes
Los precedentes confirman que las palabras de Álex Bergantiños se aproximan a la realidad aunque no siempre se cumplen.
La temporada pasada, por ejemplo, el Huesca ascendió directamente a Primera División por primera vez en su historia con nueve derrotas. El líder, el Rayo Vallecano, lo hizo con ocho. Les acompañó el Valladolid, que accedió en la última jornada a la promoción de ascenso tras haber perdido 13 de los 42 partidos del campeonato.

En la temporada 2016-17, el Levante también logró el ascenso, como campeón de Segunda, con ocho derrotas, pero el Girona le acompañó a Primera por la vía directa con doce encuentros perdidos. El Getafe, que ascendió a través del playoff, acabó con diez tropiezos. Perder ocho partidos, sin embargo, no le garantizó ese curso el ascenso al Tenerife, que fue cuarto. 

Algo similar sucedió en la anterior campaña, la 2015-16. En ella, el tercer clasificado en la temporada regular, el Nàstic de Tarragona, fue el que menos partidos perdió. Solo cayó en siete encuentros y, sin embargo, ni logró acabar en puestos de ascenso ni le sirvió el comodín del playoff.  Sí subieron a Primera División el Alavés, primero a pesar de haber encajado nueve derrotas, y el Leganés de Pablo Insua, con ocho. Por la vía de la promoción de ascenso se metió el Atlético Osasuna, que se llevó doce derrotas en 42 partidos.

En los últimos cursos, el que menos derrotas ha encajado ha sido el Sporting de Gijón. Se llevó solo dos en la temporada 2014-15. Aun así, no fue primero, sino segundo, y a punto estuvo de no bastarle ni para eso. Un empate del Lugo en la última jornada unido al triunfo de los asturianos ante el Betis (ya ascendido) les permitió ascender directamente a Primera. El Betis subió como campeón de Segunda con ocho traspiés y el Girona se quedó en el camino también con ocho, los mismos que la UD Las Palmas, que sí logró ascender en el play off.

El Depor es ejemplo de que perder más de ocho partidos no implica quedarte en Segunda. En la temporada 2013-14 encajó once derrotas con Fernando Vázquez y fue segundo tras el Eibar, que cayó nueve veces. Y en la 2011-12, con Oltra en el banquillo, perdió nueve encuentros y logró el ascenso con récord de puntos.

Comentarios