domingo 29.03.2020

Un curso complicado para Valle

Ha ido perdiendo presencia con el paso de las jornadas y la llegada de muchos efectivos al ataque y solo ha jugado un duelo liguero con Vázquez
Valle, durante un encuentro esta campaña disputado en el Abanca Riazor | alborés
Valle, durante un encuentro esta campaña disputado en el Abanca Riazor | alborés

Este curso 2019-20, el último de contrato del berciano Borja Valle no está siendo sencillo para el ariete oriundo de Ponferradana.

Su protagonismo ha ido menguando a medida que se sucedían los técnicos que pasaban por el banquillo blanquiazul, así como sus minutos ante la llegada de muchos hombres de ataque, sobre todo tras el mercado de invierno, en posiciones de punta y banda, las dos en las que puede ejercer el futbolista.

Tras ser uno de los importantes el curso pasado, aún teniendo por delante a dos referencias, como eran Carlos Fernández y Quique González, sumando 31 partidos disputados y 1.882 minutos en sus botas, esta campaña sus números son mucho más discretos.

1. Un protagonismo que se diluye
Esta temporada, ahora mismo parada debido al estado de alarma, lleva 997 minutos disputados, repartidos en 11 partidos, tres de ellos completos (ante Málaga, Racing de Santander y Extremadura) y cuatro en los que ha ejercido como suplente (Girona, Elche, Lugo y Zaragoza).

En su cuenta goleadora figuran dos dianas, aunque ninguna de ellas sirvió para que los tres puntos se quedasen en A Coruña. 
Marcó en la derrota a domicilio ante el Girona (3-1), en el penúltimo encuentro de Juan Antonio Anquela al frente del club blanquiazul, y en el correctivo en el Abanca Riazor del Zaragoza (1-3), entonces con Luis César como míster.

2. Un duelo copero, última aparición
Desde la llegada de Fernando Vázquez la presencia del berciano en los onces se ha vuelto prácticamente testimonial. No se ha estrenado en competición liguera y su último partido se remonta a la Copa del Rey, cuando los herculinos se midieron al Unionistas de Salamanca, el pasado 12 de enero de 2020.

Ni siquiera la baja de Sabin Merino, el flamante fichaje de invierno que comenzó su andadura en el Deportivo marcando cuatro jornadas seguidas, supuso una oportunidad. Su ausencia la suplió Koné, que ese choque marcó ante el Alcorcón, el solitario tanto que al Depor le dio la victoria.

3. Competencia en la parcela ofensiva
El Deportivo cuenta este año con gran cantidad de efectivos en ataque, que se vieron incrementados tras el cierre del mercado de invierno.
Un montón de opciones para el de Castrofeito en lo tocante a las labores ofensivas, pero que supone que muchos jugadores se tengan que quedar en el banquillo o directamente se vayan a  la grada.

Esta situación la ha vivido Valle en varias ocasiones en esta campaña. Como delanteros puros llegaron en el pasado mercado invernal Claudio Beauvue, Hugo Vallejo y Sabin Merino. A estos hay que sumar a Keko Gontán y Emre Çolak, ambos futbolistas que pueden jugar por las bandas, otra posición donde también podría ejercer Borja Valle.

Comentarios