Domingo 23.09.2018

DEPOR | SOCIAL

Clamor contra el olvido

La peña Riazor Blues convocó ayer una concentración en la Plaza de Pontevedra en protesta a la decisión de las autoridades judiciales de archivar la investigación de la muerte en 2014 del hincha del RC Deportivo Francisco Jiménez ‘Jimmy’, y pidiendo la reanudación de las pesquisas para determinar los autores materiales de su asesinato.

Clamor contra el olvido

Apoyo a la causa
Alrededor de medio millar de seguidores blanquiazules y miembros de la citada peña se dieron cita en el lugar y hora fjados para protestar por el ‘modus operandi’ de la justicia en este caso, en una concentración que se desarrolló con total normalidad y sin incidentes, según corroboraron fuentes de la policía local consultadas por este diario.

 

Varias pancartas
En diferentes zonas de la ciudad, como los viaductos de Alfonso Molina o el situado enfrente al Polideportivo de la Sagrada Familia se podían ver durante el día de ayer sendos carteles recordando la manifestación, el lugar y la hora de la misma. 
El grupo ultra, al que pertenecía el hincha blanquiazul asesinado en una reyerta con radicales de Frente Atlético el 30 de noviembre de 2014, cree que la decisión del Juzgado de instrucción número 20 de Madrid culminó con su petición de sobreseimiento “un proceso marcado por los repetidos desprecios desde las instituciones judiciales”. La peña deportivista considera en un escrito hecho público en sus redes sociales, que las autoridades judiciales no han tenido “un interés real en identificar y condenar a los culpables del crimen” y reprocha que “durante estos años asistimos a una farsa, que se inició con los cambios constantes en el juez encargado del caso y continuó con la denegación de los testigos de las personas implicadas, o mismo de las pruebas aportadas por la Policía”.
Tampoco entienden por qué no se tuvieron en su momento en consideración las declaraciones del testigo protegido y los documentos gráficos aportados asimismo a la causa, que fueron desestimados al atribuirles una “supuesta falta de calidad”.
Para Riazor Blues, todas estas acciones, que constituyen un “fraude judicial”, son parte de “una estrategia destinada a amparar los crímenes de la extrema derecha”. Tampoco entiende el cierre del caso el abogado que representa a la familia de Jimmy, Erlantz Ibarrondo, que pensó que se tendría en cuenta la declaración de un testigo que ponía “nombre y apellidos” a los supuesto actores del asesinato. La concentración de ayer es contra el olvido de esta causa, porque finalmente se haga justicia y se encarcele a los culpables.

Clamor contra el olvido