Zarpazo de Yeremay en la primera ocasión que Óscar Cano le regaló en la liga
lll
17º-23º

Zarpazo de Yeremay en la primera ocasión que Óscar Cano le regaló en la liga

El futbolista canario dispara a puerta durante el partido entre el Depor y la Cultural Leonesa en Riazor (2-2) | Foto: Quintana

Usuario

“Me alegro mucho por Peke, cuando me lo describieron hablaban de un chico inconsistente, irregular y me alegro, no soy ventajista, pero veía a un Peke más maduro y reflexivo con su situación, que quiere mejorar y no solo jugar. Desde esa madurez nos puede aportar mucho, es un jugador diferencial”, ensalzó Óscar Cano a Yeremay Hernández en la sala de prensa de Riazor el pasado domingo, instantes después de que el atacante canario rescatara un punto para el Deportivo marcando el 2-2 frente a la Cultural Leonesa.


El joven futbolista de 19 años entró al campo en el minuto 85, en sustitución de Raúl Carnero, y apenas llevaba unos segundos en el césped cuando enganchó de volea un centro de Rubén Díez para marcar un golazo que valió un empate.


Era la primera oportunidad que el nuevo técnico blanquiazul concedía a Yeremay en la liga, y el extremo izquierdo no la desaprovechó.


Una semana antes, el jugador de Las Palmas había disputado su primer encuentro de la ‘era Cano’, pero había sido en la eliminatoria de Copa del Rey contra el Guijuelo. El canario había sido titular y completado los 90 minutos en la despedida de la escuadra herculina del torneo del KO a las primeras de cambio (2-0).


En la previa del duelo copero, el entrenador granadino ya se había deshecho en elogios hacia el joven talento deportivista.


“Es un chico muy introvertido y es difícil tener acceso a él. Le abrazamos, le tiramos de las orejas, estamos muy pendientes porque tiene un talento diferencial, pero tiene que encontrar su momento y regularidad. Estoy muy contento con él. Es un chico distinto, pero aquí no hay ningún jugador cojo ni sin nivel. No es fácil entrar. Mañana va a jugar. A ver si es capaz de hacerlo bien y nos puede mostrar a todo el mundo aquello que creemos de él”, señaló el día antes de la eliminatoria en Guijuelo.


El pasado domingo, Yeremay dio un nuevo paso al frente. El extremo entró al campo en el minuto 85, cuando el Depor perdía 1-2 y veía cómo inexplicablemente se le escapaba un partido en el que había sido claramente superior —sobre todo en el primer tiempo— y había generado ocasiones como para mandar en el marcador. De hecho, los blanquiazules habían efectuado nueve disparos entre los tres palos antes de que el joven extremo marcara el 2-2, pero el portero Salvi, héroe por parte de la escuadra leonesa, los había parado todos, salvo el golazo de Quiles en el 46’.


Hasta que entró Yeremay, que apenas tardó unos segundos en conectar un centro de Rubén Díez para establecer el empate en el marcador. Y el atacante canario aún tuvo tiempo de forzar un córner en el tiempo de descuento que sus compañeros no supieron aprovechar para llevarse los tres puntos.

 

Minutos de la ‘basura’


Era la primera oportunidad de Yeremay en liga con Óscar Cano. El anterior técnico blanquiazul, Borja Jiménez, tampoco había apostado demasiado por el joven talento, ya que solo le había concedido los minutos de la ‘basura’ en tres partidos: 13 en el empate en Vigo con el Celta B (1-1) en la quinta jornada; los últimos 28 en la derrota con el San Fernando en Riazor (0-1) una semana después; y 16 en el 0-0 en casa del Rayo Majadahonda.

 

Isi Gómez, otro no habitual, formó en el once ante la 'Cultu', pero fue de más a menos

 

El equipo que alineó Óscar Cano contra la Cultural contó con tres jugadores no habituales en los onces del granadino: Edu Sousa, Jaime Sánchez e Isi Gómez.


El portero nacido en Tuy disfrutó de la oportunidad de defender la meta blanquiazul debido a la lesión de Ian Mackay. El arquero de 31 años no tuvo la culpa de los dos goles encajados por la escuadra herculina, pero tampoco protagonizó grandes paradas.


El defensa central, por su parte, se mostró bastante inseguro en defensa y fue uno de los dos jugadores a los que Percan rompió la cintura en la acción del 1-2.


El otro al que sentó el jugador de la Cultural Leonesa fue Isi Gómez, retratado en el segundo tanto visitante, cuando había brillado en el primer tiempo siendo el motor del equipo.

Zarpazo de Yeremay en la primera ocasión que Óscar Cano le regaló en la liga

Te puede interesar