Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Rayco y Yeremay, primos lejanos que se reencuentran en Riazor

El joven futbolista del Deportivo (i) y el extremo del conjunto salmantino (d), frente a frente | aec/Unionistas cf
|

Rayco Rodríguez Medina cuenta los días para el partido del sábado. El extremo del Unionistas de Salamanca ansía su regreso a Riazor —su casa la pasada temporada— y reencontrarse con excompañeros como Diego Villares, Héctor Hernández o su primo lejano Yeremay, con el que no solo compartió momentos en A Coruña, sino también en Las Palmas cuando eran niños.

¿Cómo te sientes ante tu regreso a A Coruña?
Muy motivado y con muchas ganas porque vuelvo a Riazor, donde me sentí como en casa cuando estuve allí. Además, es un partido importante porque nos jugamos el playoff.

¿Qué pasará por tu cabeza al pisar el césped de nuevo?
El último partido que jugué en Riazor lo ganamos bien y, pese a que había 5.000 personas porque era el máximo permitido por el Covid, se sintió un ambiente increíble. Tengo muchísimas ganas de volver, de reencontrarme con compañeros como Villares, Héctor... a los que guardo muchísimo cariño, y jugar de nuevo ante esa afición increíble.


Peleé y corrí como el que más, pero me quedó la espinita de no marcar con el Depor


En febrero del pasado año subes del Fabril al Depor, juegas once de los doce últimos partidos y eres titular en cinco. Pero acabó tu contrato y el club no te ofreció renovar.
En principio iba a quedarse Rubén (de la Barrera), pero al final se cambió el proyecto. El equipo hizo una reestructuración interna, la situación se dio así, me lo comunicaron y yo agradezco el tiempo que estuve allí. Me sentí como uno más mientras estuve en el Depor.

¿Te pareció justa la decisión del club de no contar contigo para el nuevo proyecto?
Yo hice mi trabajo. Es verdad que estadísticamente no di el rendimiento de goles, que es lo que se me pedía un poco, pero peleé y corrí como el que más... Si es justo o no, es relativo. Me fui orgulloso de mi rendimiento en el Depor, aunque siempre se puede mejorar.

¿Te quedó alguna espina?
Sí, a lo mejor haber celebrado un gol con el equipo. En el último partido en casa, ante 5.000 personas, fue donde di mi mejor nivel, que jugué de interior, pero me quedé con la espinita de no haber marcado.

¿Qué recuerdos guardas?
Sobre todo de la gente. Yo no soy un jugador mediático y, sin embargo, el nivel de afición que tiene el Depor hacía que la gente me reconociera por la calle, me saludara y me demostrara su apoyo. Tengo muy buen recuerdo de los compañeros y de haber jugado en un club que es ‘top’ en España.



Tenéis opciones de meteros en el playoff y el Depor ya ha asegurado la segunda plaza. Además, no estarán jugadores importantes como William, Héctor, Miku o Quiles. Mejor escenario imposible, ¿no?
Sí, claro, porque el Depor es un equipazo, pero vamos a utilizar nuestras armas e intentar conseguir el objetivo. No dependemos de nosotros, pero estamos convencidos de que si ganamos, tendremos muchas opciones de jugar el playoff.

Uno de los equipos a los que podríais quitarle la plaza de la promoción, en caso de triunfo vuestro y derrota suya, es el Celta B. Igual os encontráis un Riazor de vuestro lado.
No creo. Pese a la rivalidad con el Celta, la afición tira mucho con su equipo y no creo que nos vayan a animar. El Depor va a ir a competir y ganar para afrontar el playoff con buenas sensaciones, así que va a ser un partido complicado.


He hablado con Villares para ver si nos intercambiamos la camiseta 



¿Has hablado o ‘wasapeado’ con algún excompañero de cara al sábado?
Justo acabo de hablar con Villares para ver si nos intercambiamos la camiseta. Encima ahora, con la renovación, está receptivo (se ríe).

Fuisteis los primeros en derrotar al cuadro coruñés este curso. ¿Cómo recuerdas aquel duelo en el que fuiste titular?
Había muchísima afición, tanto blanquiazul como nuestra. Yo estaba súper motivado porque venía el Depor a casa, nos jugábamos el primer puesto y fue un partido increíble. Además, con victoria.

¿Te sorprendió el bajón del Depor en la segunda vuelta?
Tampoco tanto porque todos los equipos tienen rachas malas durante la temporada. Dio la casualidad de que la suya coincidió con la buena del Racing. Yo veía al Depor con el ascenso seguro y, de hecho, lo sigo viendo como principal candidato a subir en el playoff.

¿Qué te parece ese paso adelante de los canteranos como Noel, Trilli (frenado por la lesión de tobillo) o Yeremay?
Ya apuntaban desde que estaban en el Fabril. Son jugadores jóvenes, con muchas ganas de jugar y mostrarse, y son muy buenos. Tenía muchas ganas de que se recuperara Trilli porque juega en una posición en la que me podía enfrentar a él, y tengo muchas ganas de ver a Peke, que, además, es medio familia mía. Estoy feliz por ellos y les deseo lo mejor.

¿Yeremay es familia tuya?
Sí, es un primo lejano y hemos estado bastante juntos. Cuando ambos estábamos en Las Palmas nos veíamos más a menudo y solíamos pasar mucho tiempo juntos.

¿Entiendes que no se le haya dado mayor continuidad?
Es muy joven y el entrenador es el que ve a quién pone y a quién no. Él debe afrontarlo de la mejor manera porque es joven, tiene tiempo y cuando le den minutos, aprovecharlos, que la temporada es larga y con su calidad, tendrá su momento y la reventará. 

Rayco y Yeremay, primos lejanos que se reencuentran en Riazor