Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Ian Mackay | Al fin cumplió su sueño... y fue un seguro

Ian Mackay durante un entrenamiento | Javier Alborés
|

“Veía cada vez más complicado volver. Nadie pensaba que el Depor estaría en esta situación hace un par de años. Hay que devolverlo lo antes posible donde se merece. En lo personal lo veía muy complicado poder defender este escudo. Estoy súper contento de poder hacerlo”, confesaba Ian Mackay en su presentación con el club blanquiazul el 16 de julio del pasado año.


Un mes antes (el 11 de junio), se había hecho oficial su fichaje por el conjunto coruñés. El portero volvía a casa y por fin iba a tener la oportunidad de defender la camiseta del primer equipo. Algo que no había conseguido antes, a pesar de que fichó por las categorías inferiores con 15 años, permaneció durante seis temporadas en el club y llegó a jugar con el Fabril.


1. Llega el día que tanto había esperado

El 29 de agosto de 2021 por fin llegó el día que el arquero había ansiado. Con 35 años, un mes y quince días, Mackay saltaba al césped de Riazor y se convertía en el amo y señor de la portería blanquiazul. Arrancaba la liga 2021-22 con un 5-0 al Celta B y aunque él apenas tuvo que intervenir en tres o cuatro ocasiones, demostró estar totalmente concentrado y transmitió seguridad y autoridad bajo palos.


2. Seis veces elegido mejor del partido

El experimentado guardameta pronto se erigió en uno de los pilares sobre los que se sustentó el proyecto de Borja Jiménez. Ya en la segunda jornada, una espectacular mano suya en el minuto 87 permitió a la escuadra coruñesa marcharse de Tudela con la victoria bajo el brazo (0-1).


Apenas dos semanas después, el arquero se puso el traje de ‘superhéroe’ de nuevo para ser clave en el triunfo sobre el Badajoz en Riazor (1-0). Mackay protagonizó tres paradones providenciales contra el bloque pacense.


Además de en esos dos encuentros, nuestro periódico eligió al portero como el mejor deportivista del encuentro en otras cuatro ocasiones: en el empate en El Sardinero contra el Racing de Santander (0-0) —se mostró muy seguro bajo palos y, aunque no tuvo demasiado trabajo, frustró dos ocasiones claras de los cántabros—, así como en las derrotas ante el Unionistas (2-1), el Real Unión (1-2) y el Badajoz (3-0). Marcadores que no fueron más abultados gracias a sus intervenciones.


Fue un cerrojo durante gran parte de la temporada y su rendimiento puede calificarse con un notable, ya que respondió en casi todos los encuentros, salvo alguna excepción en las que sufrió un pequeño bajón en sus actuaciones.


3. Pequeño bajón al final de la liga regular

Transmitió ciertas dudas en la recta final de la liga regular. No estuvo del todo fino en el triunfo blanquiazul contra el Tudelano por 4-3, tampoco en el empate en Talavera (1-1). Sin embargo, recuperó su mejor versión de cara al playoff de ascenso, metiendo varias manos buenas en la primera eliminatoria, ante el Linares, y no tuvo culpa de los goles contra el Albacete.


Sus números en la liga 2021-22 fueron muy buenos, con 30 goles encajados en 36 partidos y mantuvo su portería a cero en 17 ocasiones.


Jugó en la derrota con el Osasuna en la Copa (1-2).

Ian Mackay | Al fin cumplió su sueño... y fue un seguro