Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Depor consolida la segunda plaza en un partido de locura y con más sufrimiento del previsto (4-3)

Foto: Patricia G. Fraga
|

“Estamos descendidos, pero no vamos a Riazor de vacaciones”, advirtió el técnico del Tudelano, Carlos Salvachúa, el pasado miércoles en una entrevista con nuestro periódico. Y como el que avisa no es traidor, el equipo navarro ha hecho sudar más de lo previsto al Depor para que los blanquiazules sumen el triunfo que les permite consolidar la segunda plaza y meter presión al Racing de Ferrol de cara a su partido de mañana en A Malata contra el Bilbao Athletic.


Las ansias de la escuadra coruñesa de encarrilar la victoria cuanto antes le llevaron a salir al césped de Riazor demasiado pasado de vueltas. Los blanquiazules metieron ritmo desde el primer suspiro y cercaron el área del conjunto navarro, pero no acertaron en ataque y se olvidaron de defender, lo que les costó el 0-1 en el minuto 7.


Seis antes, Antoñito había colgado un centro que no llegó a rematar Quiles. Más cerca de marcar estuvo el cuadro herculino en el 3’. De nuevo, el lateral derecho sirvió un centro, pero en esta ocasión el receptor fue Mario Soriano, que no supo resolver y la retaguardia repelió su remate.


De ahí se pasó al primer susto, cuando un despeje de Borja Granero se estrelló en el larguero de la portería defendida por Mackay. Y apenas tres minutos después, llegó el jarro de agua fría para la afición local. Juergen perdió un balón en la zona ancha, Álex Gualda dirigió el contragolpe del Tudelano y cedió el esférico a Pablo Caballero, que se internó en el área y batió al guardameta coruñés con un disparo ajustado a la escuadra derecha, a pesar de que el arquero llegó a rozar la pelota.


El gol dejó tocados a los blanquiazules, muy precipitados en ataque y totalmente erráticos en defensa.
Yasin rozó el segundo en un remate de cabeza, tras ganarle la partida a Lapeña en el 14’. Y cuatro minutos después, Álex Gualda probó su puntería, sin fortuna, con un remate desde el balcón del área.


En el 20’, William envió el balón al ‘muñeco’ en una ocasión muy clara para empatar el duelo. Circunstancia que se produjo apenas tres minutos más tarde en un córner. Juergen colgó la pelota, Álex la peinó y Borja Granero la envió al fondo de la red tras llegar a contactar con la pierna izquierda.


Poco, o más bien nada, duró el amago de reacción blanquiazul, ya que en la siguiente jugada Yasin estrelló el esférico en el larguero. Y en el 24’, Caballero marcó su segundo tanto. Mario Soriano perdió un balón cerca del área deportivista y este llegó a Laerte, que centró y el delantero argentino, esta vez de cabeza, superó a Mackay de nuevo.


Incómodos y endebles, los blanquiazules estaban como flanes en defensa, mientras que el Tudelano seguía metiendo miedo y rozaba el 1-3 en el 26’ por medio de Agus Alonso.


La grada se ponía nerviosa ante una de las peores versiones del Depor en Riazor esta temporada. Sin ideas en ataque y un coladero atrás.


En los últimos minutos del primer tiempo, los de Borja Jiménez volvieron a acercarse al área rival y, por segunda vez, igualaban el duelo.


En el 45’, Juergen sirvió un pase a William, que centró desde la banda y Mario Soriano marcó con la mano, aunque el gol subió al marcador.


Con el 2-2 parecía que los locales se reponían de sus males. Pero aún hubo tiempo, antes del descanso, para que el Tudelano golpeara de nuevo, sacara los colores a los coruñeses y llevara a la afición a despedir a los jugadores con una sonora pitada.
Una nueva pérdida local dio origen a la jugada de Agus Alonso, que superó a Mackay, que no estuvo nada acertado, con un disparo raso.


El Depor saltó al campo en el segundo tiempo con una variante, la entrada de Miku por William, pero el juego blanquiazul apenas mejoró. 


Lo que cambió fue la presión del Tudelano, menos asfixiante en este segundo acto, lo que permitió a los locales poder mover la pelota con mayor tranquilidad, aunque con la misma falta de ideas.


Quiles y Miku dispusieron de un par de ocasiones que no fueron demasiado claras.
Borja Jiménez movió el banquillo de nuevo en el 58’ con la intención de revolucionar el encuentro. Sentó a Aguirre y Mario Soriano y dio entrada a Héctor y Yeremay. Y solo cinco minutos después, los coruñeses ya habían equilibrado el choque por tercera vez.


Fin de la sequía de Miku


Villares sirvió un pase en profundidad a Quiles, que dejó el balón atrás para que Miku hiciera el 3-3, anotara su décima diana del curso y pusiera fin a una sequía goleadora personal que se prolongaba desde el pasado 9 de enero.


Esta vez sí que se enchufó la escuadra coruñesa, que se lanzó de pleno a por la victoria, mientras que al Tudelano se le hacía interminable el partido.


Yeremay y Juergen dispusieron de dos ocasiones muy claras para marcar el cuarto.
Quien sí lo consiguió fue Diego Villares, en el 73’, tras un córner sacado por Juergen.


El 4-3 llevó el delirio a la grada, que, pese al mal partido de los suyos, era consciente de lo importante que resultaba este triunfo para quedarse un poco más cerca de asegurar el segundo puesto, de cara al playoff de ascenso.


Ahora sí que solo había un equipo sobre el tapete de Riazor. El Depor, volcado sobre la meta navarra, estuvo cerca de marcar el quinto en varias acciones. Aun así, el Tudelano dio el susto en el minuto 93, con un libre directo de Royo, que estrelló la pelota en el larguero.



Ficha técnica
RC Deportivo: Mackay; Antoñito, Lapeña, Borja Granero, Aguirre (Héctor, min.58); Villares, Álex Bergantiños, Juergen (De Vicente, min.92); Mario Soriano (Yeremay, min.58), Quiles (Noel, min.85) y William (Miku, min.46).
CD Tudelano:  Agencias - Pandora v3.92+1.0.0 IG Zabal; Iván López, Diego Royo, Cavafe, David Luna (Faber (min.85); Gualda, Laerte; Yasin (Aranzabe, min.78), Agus Alonso (Alain Ribeiro, min.65), Aitor González (Cedenilla, min.85); y Caballero (Bassirou, min.78).
Goles: 0-1, min.7: Caballero; 1-1, min.23: Borja Granero; 1-2, min.24: Caballero; 2-2, min.45: Mario Soriano; 2-3, min.45+3: Agus Alonso; 3-3, min.63: Miku; 4-3, min.74: Villares.
Árbitro: Pérez Herández (Comité Madrileño). Amonestó con cartulina amarilla a Quiles (min.29), Granero (min.81) y Álex Bergantiños por parte del Deportivo; y a Laerte (min.32), Aitor (min.45+2) y Diego Royo (min.72) del Tudelano.
Estadio: Abanca-Riazor, 11.383 espectadores.

El Depor consolida la segunda plaza en un partido de locura y con más sufrimiento del previsto (4-3)