Miércoles 22.03.2017

TERCERA DIVISIÓN - LA ENTREVISTA

El regreso de Lemos

Vuelve a la que fue su casa durante tres años tras ganar la liga y ascender a Segunda B con el Boiro

José Luis Lemos, durante un partido en O Roxo en su anterior etapa en el club rojiblanco (Quintana)
José Luis Lemos, durante un partido en O Roxo en su anterior etapa en el club rojiblanco (Quintana)
El regreso de Lemos

José Luis Lemos regresa al Cerceda. El entrenador santiagués vuelve al banquillo de O Roxo, en el que estuvo instalado durante tres años antes de fichar por el Boiro, equipo con el que ganó la liga y ascendió a Segunda División B la pasada temporada. Lemos asume el reto de hacer campeón al equipo rojiblanco y ascenderlo a Segunda División B. El sustituto de Ángel Cuéllar tendrá 13 jornadas de liga por delante.

- ¿Sorprendido?
- Sí. La situación del equipo de cara al exterior en cuanto a número de puntos y a clasificación no hacía indicar que se fuese a producir un cambio.

- ¿Le extraña a Lemos la destitución de Ángel Cuéllar?
- Visto desde fuera y sin conocer lo que pasa en el día a día y reiterando la situación clasificatoria y los puntos, sí me extraña. El primer sorprendido fui yo cuando me llamaron, pero ya se sabe que en el fútbol no hay nada escrito.

Soy de los que piensa que para ser campeón, un equipo debe ser protagonista

- ¿Cómo surge su fichaje por el Cerceda?
- Una vez que tomaron la decisión de prescindir del anterior entrenador, se pusieron en contacto conmigo y me preguntaron si estaría interesado en fichar porque quieren dar un cambio a la dirección del equipo. A partir de ahí, mantuvimos unas reuniones y llegamos a un acuerdo.

- ¿Costó acercar posturas entre club y entrenador?
- No demasiado porque la idea de la directiva era clara en el sentido de que querían que fuese yo el entrenador. A mí me pareció una idea sugestiva y, después de mucho intercambio de opiniones y de hablar de presente y de futuro, llegamos a un acuerdo.

- ¿Quién negocia con Lemos?
- Fue José García Liñares el que se puso en contacto conmigo y con la que negocié prácticamente todo. Me explicó lo que pretendía el club y llegamos a buen puerto.

- ¿Qué le pide el club?
- No voy a entrar en ningún tipo de valoración en cuanto al juego que ofrecía el equipo hasta el momento porque debo ser respetuoso con la gente que ha salido del club ya que, la temporada pasada, hizo una gran campaña y, este año, a nivel de clasificación estaba bien. Me piden que, tal y como está la Tercera División, sin un dominador claro, darle un impulso al equipo con el fin de buscar el ascenso.

- Y a nivel personal, ¿qué objetivo se marca Lemos?
- Quedan trece jornadas y el equipo está a cuatro puntos del primero. El objetivo es mirar para arriba e intentar ser campeones sabiendo que será complicadísimo. Voy a hacerme cargo de una plantilla que no está hecha por mí, pero que puede tener el nivel suficiente si el rendimiento por parte de todos es bueno.

Quiero que mis jugadores respondan como equipo y defiendan la idea

- ¿A qué va a jugar el nuevo Cerceda?
- Soy de los que piensa que para ganar partidos y ser campeón un equipo debe ser protagonista, llevar la iniciativa, dominar e ir a por los partidos siempre. Intentaré involucrar a los jugadores para que se puede llevar a cabo todo esto.

- ¿Qué será lo primero que le pida Lemos a sus jugadores?
- Quiero que valoren lo que fueron capaces de conseguir estos últimos años y les diré que en el fútbol hay momentos de cambios y que no todo el mundo los encaja igual. Quiero que mis jugadores respondan como equipo y que defiendan nuestra idea de juego.

- Cuando llega un entrenador nuevo a un equipo, los jugadores suelen motivarse. ¿Espera eso?
- Espero que los jugadores de un plus de aquí a final de temporada. Tienen que ser conscientes de que tienen una oportunidad única en sus manos como jugadores y que deben intentar aprovecharla al máximo.

- Perder ante el Villalbés, ¿pondría la situación un poco más cuesta arriba?
- No creo. Las ligas se ganan en las últimas ocho jornadas y quedan trece en juego. Todo puede dar muchas vueltas. A estas alturas de la temporada los equipos que no están siendo tan fiables en cuanto a resultados se refiere. El Rápido y el Villalbés han perdido puntos en la segunda vuelta cuando tenían un colchón bastante importante.

- Sería un fracaso no ganar la liga?
- ¿Fracaso? Quedan 39 puntos en juego. Estamos a cuatro puntos del primero, a tres del segundo y a dos del tercero. Hay que centrarse en competir bien durante 13 jornadas. No hay que ponerse tan drástico.

Me piden darle un impulso al equipo con el fin de buscar el ascenso

- Después de unos cuantos meses sin banquillo, ¿tiene controlada la categoría?
- Parece que no hay un dominador claro. A principio de temporada había un favorito señalado por todos, que es el Fabril, pero se encuentra inmerso en un grupo de equipos en el que se encuentra el Cerceda. Hay tres bloques: uno que lucha por el plaoyff, otro por la permanencia y otro en una zona intermedia. Es una liga muy competitiva.

- Después de ascender en Boiro, no continuó. ¿Por qué ahora acepta la propuesta del Cerceda?
- El motivo principal por el que no seguí en Boiro eran los horarios de entrenamiento y la distancia, algo que era inviable para compaginar con mi trabajo. El Cerceda está más cercano y puedo compatibilizarlo con mi trabajo.

- ¿Lemos en el Cerceda hasta final de temporada o con miras a la siguiente?
- Firmo por lo que resta de esta temporada y por una más con una cláusula un poco personal que queda en el ámbito privado.

- ¿Tenía mono de entrenar?
- Lo tenía desde el principio de temporada pero, a estas alturas, ya daba por hecho que esta temporada no entrenaría.