Domingo 25.02.2018
DXT Campeón
EFE

Seedorf, un maestro de liderazgo al servicio del Deportivo

El técnico holandés Clarence Seedorf, nombrado este lunes nuevo preparador del Deportivo de La Coruña, buscará transmitir su personalidad ganadora a sus nuevos jugadores para salir del momento negativo y conseguir la permanencia en la Liga española.

Seedorf, un maestro de liderazgo al servicio del Deportivo

El liderazgo y la profesionalidad son los valores que mejor describen a Seedorf, nacido en Surinam el 1 de abril de 1976 y con pasaporte holandés, un hombre que marcó una época en su carrera de jugador y que busca hacerlo también como entrenador.

A pesar de que no cuente con mucha experiencia en el banquillo, el holandés está acostumbrado a trabajar bajo presión y con niveles máximos de exigencia, lo que convenció a la directiva del Deportivo en entregarle la plantilla en este momento delicado.

El objetivo imprescindible para Seedorf será recuperar los tres puntos que separan al Deportivo de la zona de salvación y, para ello, el nuevo técnico deberá tranquilizar a unos jugadores que no conocen el triunfo liguero desde el pasado 9 de diciembre.

Seedorf aprendió pronto a convivir con máximos niveles de presión, primero en el Real Madrid, al que llegó con apenas 20 años, y luego en el Milan italiano, el club en el que estuvo desde los 26 hasta los 36 años.

Es el único jugador de la historia del fútbol que ha sido capaz de ganar la Liga de Campeones con tres equipos distintos: la levantó con el Ajax de Amsterdam (1994-1995), con el Madrid (1997-1998) y dos veces con el Milan (2002-2003 y 2006-2007).

Además, a sus cuatro Copas de Europa hay que sumar otros 16 títulos, nacionales e internacionales, conquistados entre sus etapas en Holanda, España e Italia.

Tras afirmarse como uno de los mejores centrocampistas de siempre, Seedorf colgó las botas en 2013 y empezó el año siguiente su carrera de entrenador, cuando el Milan le eligió para reemplazar al destituido Massimiliano Allegri.

El holandés llegaba a un conjunto "rossonero" en un momento de pleno cambio generacional y que vivía la primera fase de un largo proceso de involución del que todavía no ha logrado salir completamente.

Pese a esas dificultades, Seedorf logró dar equilibrio al Milan y sumó 35 puntos en los 19 partidos en los que se sentó en el banquillo, terminando esa temporada de la Serie A italiana (Primera División) en la octava posición.

Sin embargo, la directiva de los milaneses no consideró suficiente el rendimiento de Seedorf, que también cayó eliminado contra el Atlético Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Curiosamente, el holandés tenía un promedio de 1.84 puntos conseguidos por jornada y este dato todavía no ha sido superado por ninguno de los cuatro técnicos que se sentaron en el banquillo "rossonero" después de él.

Filippo Inzaghi promedió 1.37, el serbio Sinisa Mihajlovic sumó 1.53 por partido, Cristian Brocchi consiguió 1.33 mientras que Vincenzo Montella obtuvo 1.60 por encuentro.

Tras su experiencia en el Milan y recibir por parte de la UEFA el cargo de Embajador Global de la UEFA para la Diversidad y el Cambio, Seedorf firmó en 2016 un acuerdo con el club de la Segunda División china Shenzhenshi.

Sin embargo, su etapa en el país asiático no fue particularmente exitosa, ya que fue destituido tras sumar tres victorias, cuatro empates y seis derrotas y no conseguir el ascenso a la Primera División.

Así, tras otro período de inactividad, el Deportivo representa para Seedorf una gran ocasión para reivindicar su habilidad como entrenador y lucirse en un equipo que, pese a su difícil momento, sigue contando con una historia prestigiosa.

Seedorf, un maestro de liderazgo al servicio del Deportivo