Jueves 25.05.2017

El día que Mel pudo ir a Anoeta

El ahora técnico del Deportivo había hecho ya las maletas para incorporarse a la Real Sociedad y sustituir a Jagoba Arrasate, pero el equipo vasco se decantó a última hora por David Moyes

Mel desembarcó en el Deportivo a finales de febrero (Redacción)
Mel desembarcó en el Deportivo a finales de febrero (Redacción)
El día que Mel pudo ir a Anoeta

Noviembre de 2014. La Real Sociedad destituye a Jagoba Arrasate y busca técnico para suplirle al frente del banquillo. Entre las opciones que maneja el conjunto vasco sobresalen dos, la de Pepe Mel y la de David Moyes. El madrileño hace las maletas en Sevilla para emprender el viaje al norte peninsular, pero la Real se decanta a última hora por el entrenador británico que debutó, curiosamente, ante el Deportivo en el estadio de Riazor.

El equipo vasco se tomó con calma sustituir a Arrasate. Moyes había marcado una época en el Everton, al que dirigió entre 2002 y 2013 con varias clasificaciones para Europa antes de fracasar en el Manchester United como sustituto de Alex Ferguson. Al equipo txuri-urdin le gustaba su apuesta por la cantera en el Everton, el prestigio y la personalidad que tenía. Mel cumplía también las condiciones que pretendía la Real Sociedad. Ambos mantenían el pulso para llegar al banquillo de Anoeta.

Al final, el ahora técnico del Deportivo se quedó con la miel en los labios. El 10 de noviembre de 2014 el preparador madrileño tenía todo preparado para arrancar hacia San Sebastián como hizo a finales de febrero cuando llegó a A Coruña desde Sevilla tras haber hecho noche por el camino.

"Pasé de cargar el coche con las maletas y salir de Sevilla a volver a casa en media hora. A veces la vida te pone en situaciones complejas", recordó Mel en Radio Marca Coruña cuando fue cuestionado sobre aquella posibilidad de recalar en la Real.

Aquella decisión del equipo vasco no pasó desapercibida en A Coruña porque Riazor iba a ser el escenario del debut del técnico de la Real. Juanfran, lateral del Deportivo, dijo que él hubiera contratado a Pepe Mel, con el que había coincidido en el Betis, para el banquillo del conjunto donostiarra, si bien afirmó que el escocés David Moyes era "una apuesta segura".

"Yo me la hubiera jugado con Pepe Mel. Moyes en inglaterra ha hecho un gran trabajo, pero Mel en España también estaba en el cartel y me hubiera ilusionado verle volver a entrenar porque es una gran persona y conmigo se portó muy bien", comentó entonces el jugador del Deportivo, que esta temporada ha podido reencontrarse con Mel cuando el conjunto coruñés destituyó a Gaizka Garitano.