Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Llull reactivó al Real Madrid para derrotar al Obradoiro

El base balear apareció en el momento que más lo necesitaba su equipo | efe
|

Real Madrid 78-68 Obradoiro


Tras treinta minutos sin encontrar su juego y lejos de su mejor versión, el Real Madrid despertó a tiempo y resolvió, en un gran último cuarto de Sergio Llull, un partido que se le había complicado en exceso ante un combativo Obradoiro que, aunque se llevó dos parciales, no pudo frenar el acelerón final de un rival que sigue invicto, a la espera debutar este jueves en Euroliga.


El base balear, sin protagonismo hasta entonces, apareció en la última acción del tercer cuarto para empatar el choque con un triple sobre la bocina que espoleó a los suyos y prolongó su buen momento de juego en unos últimos diez minutos en los que, con otros nueve puntos, lideró a un Real Madrid que sufrió más de lo previsto para sumar su tercer triunfo consecutivo.


El intercambio de canastas continuó tras el paso por vestuarios. El Real Madrid, tras 22 minutos de sequía desde al arco, anotó sus dos primeros triples con la firma de Fabien Causeur, aunque poco después vio cómo Walter Tavares cometía su cuarta falta y se iba al banquillo antes de lo previsto. Las dudas asaltaban a los blancos, que no lograban contrarrestar la defensa planteada por Moncho Fernández.


Un triple de Álex Suárez y una acción de 2+1 de Scrubb apretaron el marcador al máximo y obligaron a parar el partido a Pablo Laso, que no encontraba soluciones al atasco ofensivo de sus jugadores. En la siguiente acción el argentino Fernando Zurbriggen puso por delante, muchos minutos después, al equipo santiagués al culminar un parcial de 0-11.


A los últimos diez minutos se llegó con empate a 51 puntos tras un triple marca de la casa de Sergio Llull sobre la bocina que anticipó lo que vendría después. El balear, inédito hasta entonces, tomó las riendas del partido y devolvió las aguas a su cauce con cinco rápidos puntos, bien secundado por Rudy Fernández y Williams-Goss, que dieron la máxima ventaja a los suyos en el ecuador del último acto (66-55, min 35).


Moncho Fernández se desesperaba en la banda. Sus dos tiempos muertos no tuvieron efecto porque los locales ya estaban lanzados a por el triunfo y siguieron completando su mejor cuarto hasta el 78-68 final. El jueves les espera en su debut de Euroliga el Anadolu Efes, vigente campeón continental.

Llull reactivó al Real Madrid para derrotar al Obradoiro