Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La ACB limita los tiempos muertos para dinamizar el juego

El entrenador del Unicaja Málaga, Fotis Katsikaris, durante un tiempo muerto/EFE
|

La ACB reducirá de forma relevante el número de tiempos muertos en los partidos de todas sus competiciones, comenzando este fin de semana con la Supercopa y aplicándose a toda la Liga Endesa y la Copa del Rey, con el objetivo de dinamizar el juego.


Con la nueva normativa disminuirán al mínimo los tiempos muertos de televisión, además de limitar el máximo de tiempos posibles en los últimos cinco minutos del segundo y cuarto periodo. De este modo se evitarán especialmente parones innecesarios en encuentros ya decididos, como provocaba la normativa de pasadas temporadas en la que existían hasta cinco tiempos muertos de televisión (dos de ellos en el último periodo).


Otra novedad es que el máximo de solicitudes por entrenador pasa a agruparse por mitades en lugar de por cuartos, sustituyendo así un formato que ‘obligaba’ a los técnicos a gastar sus parones antes de la finalización de cada cuarto para no perderlos. Con estos cambios el número máximo posible de tiempos muertos por partido (sin tener en cuenta prórrogas) se reduce de 15 a 10, y el mínimo de cinco a dos.


Regulación de tiempos muertos

Cada equipo podrá solicitar dos tiempos muertos en la primera mitad (1º y 2º cuarto), con un máximo de un tiempo muerto concedido por equipo en los últimos 4’59” del 2º cuarto.


Cada equipo podrá solicitar tres tiempos muertos en la segunda mitad (3º y 4º cuarto), con un máximo de dos tiempos muertos concedidos por equipo en los últimos 4’59” del 4º cuarto.


En caso de que no se haya producido ningún tiempo muerto en los primeros 15 minutos de la primera o de la segunda mitad, se realizará un tiempo muerto de televisión en la primera interrupción de juego que se produzca una vez resten 4’59” o menos para la finalización del 2º cuarto o del 4º periodo, respectivamente.

El primer tiempo muerto de la primera y de la segunda mitad tendrá una duración de 75 segundos. El resto de los tiempos muertos tendrá una duración de 60 segundos.


Cada equipo podrá solicitar un tiempo muerto en cada prórroga que se produzca. 

La ACB limita los tiempos muertos para dinamizar el juego