Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Buenos en vallas y velocidad

Arriba, a la izquierda, Eugenia Gil, y a su lado María Bouza. Abajo, Mauro Triana | AEC
|

Una vez rematada la temporada es tiempo de analizar los resultados de los atletas coruñeses a lo largo de la misma. Las dificultades para los entrenamientos y competiciones se suplieron con paciencia y buscando alternativas para poder desarrollar los entrenamientos minimizando riesgos y tirando de ingenio para llegar en las mejores condiciones para pelear con todas las garantías sobre el tartán.

Comenzamos con las pruebas de velocidad. Tomando como referencia el top-10 del ránking gallego absoluto, en categoría masculina dominio claro de los atletas coruñeses, una temporada más. Mauro Triana lidera el ranking, tanto en los 100 como en los 200 lisos.

Conseguía esta temporada un nuevo doblete con sus títulos de campeón gallego en ambas distancias, sumando ya 14 entorchados, a uno sólo del record histórico en velocidad de Isidoro Hornillos.

En el hectómetro rozó su propio récord gallego a sólo dos centésimas del mismo con 10.48 corriendo con viento en contra de -1.4. En esta distancia, el gran protagonista de la temporada sería Javier García ‘Chichu’. Comenzaba con una marca personal de 10.78 para terminar con la tercera mejor marca gallega de todos los tiempos con 10.50 +0.8, marca además conseguida después de estar quince días confinado por mor del Covid.

En el top ten del ránking se sitúa Pablo Tomé. Otro atleta que dio un hachazo tremendo a su marca esta temporada al lograr derribar la barrera de los once segundos, cuarto puesto con sus 10.93 +0.3, mientras que Javier García Sánchez se iría a la séptima posición del ránking con 10.96 +1.4.

En el doble hectómetro dominio incontestable de Mauro Triana una temporada más. Su 21.34 +1.0 no tuvo rival a pesar de que no se prodigó en demasía esta temporada en la distancia. Tenemos que bajar hasta la quinta posición para encontrar al segundo coruñés, que al igual que en los cien lisos es Javier García ‘Chichu’ con 21.98 +0.0. Hasta la séptima posición se iría Sergio Rodríguez Teixeira en una temporada que fue de menos a más con un crono de 22.10 -0.6, mientras que Pablo Tomé batía su mejor marca personal para dejarla en 22.26 +0.8 para acabar octavo en el ránking.

En los 400 metros lisos solo encontramos a dos atletas herculinos en el top-10 del ránking, en una prueba de altísimo nivel en la comunidad, con tres atletas en una sola centésima. Lucas Fernández Eiroa terminaría séptimo en una prueba que no es la suya. Especialista en 800 rebajó su mejor marca hasta los 49.21, rompiendo este año por primera vez la barrera de los 50 segundos. Un puesto más atrás se situaría el atleta de Sada Kristian Krasnov con un crono de 49.29.



Escasa presencia


En categoría femenina no tuvieron un buen año las velocistas coruñesas. Escasa presencia en el top-10 con Ana Iglesias Amado mejorando ampliamente su registro para dejarlo en 12.49 +0.0, con María Fernández Bouza con 12.68 +0.2, también marca personal.

En el doble hectómetro mismas protagonistas, con Ana Iglesias, campeona gallega absoluta bajo techo, destrozando su marca en 25.23 +1.2 en cuarta posición, mientras que María Fernández también de daría un buen hachazo a su tiempo con 25.41 +0.4, terminado quinta.

Si hubo una atleta destacada en los 400 metros lisos en Galicia esta temporada esa es sin duda María Fernández Bouza. Finalista en el campeonato de España sub-20 en Monzón, logró en esa pista el récord gallego de la categoría en la distancia con un crono de 55.62, lo que le vale para liderar el ránking gallego absoluto. Se ha situado por delante de la recordwoman europea paralímpica y que dentro de unos días estará en Tokio en los Juegos, Adi Iglesias, que con 55.70 se sitúa en segundo lugar.

La incombustible Eugenia Gil acabaría la temporada en la cuarta posición gracias a su marca de 56.78, junto a otra ilustre del atletismo gallego, Inés Oitavén, que cerraría el curso en la novena plaza del ránking con 59.33.



Nombre propio


En las vallas hubo un nombre propio ente los coruñeses, el de Hugo Vázquez. A pesar de ser sub-20 y correr en su categoría con las vallas a 0,99 metros del suelo, en la prueba absoluta con 1,067 metros de altura corrió en 14.95 +2.0, colocándose en el ránking en la quinta posición.

Este atleta, siempre combativo y competitivo, está llamado a dar muchas alegrías al atletismo coruñés. En la séptima posición se colaba Guzmán Carril con un crono de 15.52 +1.5. Si hubo una prueba en vallas donde los coruñeses destacaron a nivel autonómico esa fue los 400. Hasta cuatro atletas entraron en el top-10. Martín Oitavén en la tercera posición con 55.42, Xabier Lires sería quinto con 56.39, el propio Hugo Vázquez daría la vuelta a la pista en 57.76 colocándose octavo, cerrando en la novena posición Lucas Lorenzo con 57.93.

En categoría femenina, en los 100 vallas Teresa Rodríguez acabaría en cuarta posición en el ránking con un mejor registro de 14.53 +1.2, mientras que Antía Martínez sería quinta gracias a sus 14.62 +1.2 con la polifacética María Fernández Bouza cerrando el top-10 con 15.49 +0.6.

En 400 vallas Eugenia Gil acabaría quinta gracias a su 1:05.10, con Teresa Rodríguez sexta con 1:06.21 y Ana Pajarrón octava con 1:08.07. 

Buenos en vallas y velocidad