Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Djokovic reconquista París tras remontar a Tsitsipas

El extraordinario tenista de Belgrado alzó su segunda ‘copa de los mosqueteros’ en la arcilla parisina | efe
|

El serbio Novak Djokovic conquistó su segunda corona en Roland Garros, su decimonoveno Grand Slam, tras remontar dos sets en contra al griego Stefanos Tsitsipas, 6-7(6), 2-6, 6-3, 6-2 y 6-4 en 4 horas y 11 minutos, que pagó su falta de contundencia en su debut en la final de un grande.


El número 1 del mundo se convirtió en el primer tenista de los tiempos modernos en ganar al menos 2 veces los cuatro grandes y se situó por vez primera en su carrera a uno del suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, que lideran la carrera con 20.


El serbio firmó la primera remontada de ese calibre en una final la arcilla parisiense desde la protagonizada en 2004 por el argentino Gastón Gaudio frente a su compatriota Guillermo Coria.


Djokovic demostró su capacidad de supervivencia, una resistencia que le convierte en el tenista con más victorias a 5 sets, 32, las dos últimas en este mismo torneo. No se rinde nunca, ni cuando la adversidad parece insuperable.


Remontó dos sets ante Lorenzo Musetti en octavos de final, se sobrepuso en cuartos a la noche parisiense, la evacuación del estadio y el empuje de Matteo Berrettini y en semifinales no sucumbió a los fantasmas del pasado cuando Nadal comenzó con un 5-0.


Tampoco se amilanó en una final que se le puso cuesta arriba, con dos sets en contra y un público descaradamente hostil, muy proclive al joven griego que venía seduciéndoles toda la quincena.


No enamora el serbio, pero rindió París a sus pies por segunda vez, obstinado en lograr sus objetivos, que confluyen todos en uno, confesado, convertirse en el mejor de toda la historia.


A ese edificio le puso un ladrillo nuevo, convertido en el defensor de la vieja generación frente al empuje de la nueva, pero también en el principal candidato del “big3” en acabar con un palmarés más amplio, porque tiene un año menos que Nadal y 5 cinco menos que Federer.


Djokovic sumó su séptimo grande tras haber cumplido los 30 y se convirtió en el tercer ganador más veterano de Roland Garros, tras los españoles Andrés Gimeno y Nadal.


Tsitipas tendrá que esperar. El griego, que con su primera final subirá al puesto 4 del ránking, careció de ambición y fuerza, dejó vivo al serbio y lo pagó caro.


Contra las cuerdas, amenazado de perder una segunda final consecutiva en París por 3-0, el serbio sacó su casta, elevó el nivel y buscó con ahínco la tercera manga, sabedor de que, hacerlo, podía hacer anidar las dudas en el campo del griego.


Aparecieron en el cuarto juego, más de 11 minutos de tenis inmenso, cinco bolas de rotura a favor del serbio, que olió la sangre, vio la grieta en la moral adversa y apretó y apretó hasta colocarse con ventaja. Por ahí entró el fantasma de la remontada, las dudas de Tsitsipas, la esperanza del serbio.


Con solo 4 errores en esa manga, conservó la ventaja y puso el miedo en el cuerpo del griego. Tratado por un fisio en la parte baja de la espalda, el griego parecía a la deriva.

Djokovic no bajó el pistón. Rompió de entrada, apretó en cada bola mientras el griego se diluía. 4-0 en diez minutos y cuarto set en media hora con 17 golpes ganadores. En el quinto coronó su gesta.


Krejcikova repite

Un día después de haber levantado su primer Grand Slam en Roland Garros, la checa Barbora Krejcikova se impuso también en el dobles, logrando una gesta que nadie firmaba en París desde la francesa Mary Pierce en 2000.


Asociada a su compatriota Katerina Siniakova, Krejcikova se impuso 6-4 y 6-2 en la final a la pareja formada por la estadounidense Bethanie Mattkek-Sands y la polaca Iga Swiatek.

Djokovic reconquista París tras remontar a Tsitsipas