Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un inesperado problema que genera bastantes dudas

|

El positivo de Sergio Busquets con la selección española ha provocado un inesperado problema a lo programado por Luis Enrique cuando falta menos de una semana para el comienzo de la Eurocopa 2020.

Lo triste del tema es que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) había solicitado hace tiempo la vacunación de los miembros del combinado nacional al Gobierno central, como ya lo habían hecho con anterioridad otras selecciones –Francia, Italia o Bélgica– e incluso también los atletas olímpicos. Ante la negativa, a pesar de pedirlo en los tres últimos meses de forma reiterada, algunos medios señalan que la RFEF había hecho pública su indignación con el Ejecutivo.


Ahora, tras lo sucedido con el jugador del Barcelona, el Ministerio de Sanidad ha dado marcha atrás y ha autorizado inmunizar a la selección con la monodosis de Jansen en una decisión que se aprobará hoy martes en el Consejo de Salud Pública.


Una vez más queda en evidencia que España es diferente, lo que provoca que surjan bastantes dudas y entre ellas se encuentra cómo repercutirá el caso en la preparación de España ante su debut el lunes con Suecia, ya que el técnico asturiano deberá alterar los entrenamientos grupales que tenía previstos y programar tareas individualizadas. Pero lo más complejo es la posible aparición de un brote entre los futbolistas convocados tras haber estado en contacto con Busquets. En caso de confirmarse, esto pondría en peligro la participación de España en el torneo continental...

Un inesperado problema que genera bastantes dudas