Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Sergio García: "La pista se hacía cada vez más pequeña y ellos más grandes"

El técnico del Básquet Coruña, durante el partido del pasado viernes en Riazor | Javier Alborés
|

Después de felicitar a sus jugadores por “el esfuerzo y el trabajo que han hecho” y también al Oviedo y a su colega y amigo Natxo Lezkano –“ha hecho un trabajo brutal, es un entrenador de puta madre y un tío cojonudo”–, el técnico Sergio García analizó el partido del Básquet Coruña en Pumarín (69-70), una victoria histórica para el club y que vale la clasificación para las semifinales por el ascenso.


Es histórica porque el equipo naranja nunca había ganado en la cancha ovetense: “Cuando trabajaba con Natxo –fue el segundo de Lezkano de 2008 a 2015 en Palencia– jugamos aquí un partido de playoffs, recibimos un 17-0 y perdimos. El público hace que la pista sea especial y que pasen este tipo de cosas. Lo comentaba ahora (anoche, después del partido) en el vestuario de entrenadores: según avanzaba el partido, la pista se hacía cada vez más pequeña y ellos eran más grandes. Por fortuna hemos conseguido vencer aquí”, recordó el entrenador donostiarra.


El técnico del Básquet Coruña separó el encuentro en “dos partes diferenciadas”, una para cada equipo: “En la primera parte hemos tenido más criterio a la hora de jugar y, sobre todo, conseguíamos que Oviedo no jugara situaciones rápidas. En la segunda parte, un poco faltos de frescura o de claridad hemos hecho peores ataques y eso benefició directamente a Oviedo, a su juego tan vertical y eléctrico. Elijah Brown (21 puntos) ha estado excepcional y también Norelia (10 y seis rebotes)”.


Una canasta de Zach Monaghan a falta de dos segundos para el final inclinó el marcador y la eliminatoria hacia Coruña, una acción protestada por el equipo local, que pedía falta: “Cuando vea la jugad podré decir si la hay (falta), pero creo que son muchas situaciones complicadas en el partido y al haber una diferencia de un punto es lógico que el equipo local lo focalice en esa jugada. A nosotros en Castellón nos pasó algo que también nos pareció injusto al final. Los jugadores son muy grandes, muy físicos, y, a veces, no es tan sencillo arbitrarles, por lo que me dicen los árbitros”, argumentó García.


El rival del Básquet Coruña en las semifinales será el ganador del cruce entre Fundación Granada y Real Murcia, que hoy disputan el segundo encuentro de la serie (1-0 para los nazaríes), y el entrenador no tiene preferencias: “Cualquiera de los dos son muy buenos equipos. Esta liga está igualadísima y estoy convencido de que los aficionados la están disfrutando muchísimo, pero desde dentro se sufre mogollón y el que nos toque será un sufrimiento como lo ha sido el Oviedo”, zanjó. 

Sergio García: "La pista se hacía cada vez más pequeña y ellos más grandes"