Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Alberto Rodríguez: “A trabajo y dedicación no nos puede ganar nadie, o al menos lo intentamos”

Alberto Rodríguez, entrenador del Sofán, posa en la pretemporada de la actual campaña 2020/21 | SD Sofán
|

Es el entrenador del Sofán, líder destacado y primer equipo del subgrupo 1A de Preferente en lograr la clasificación para el playoff de ascenso a Tercera RFEF. Se trata de Alberto Rodríguez Fraga (A Coruña, 1989), un técnico que en su segunda temporada en O Carral ha conseguido comandar un equipo versátil que hasta el momento solo ha cedido una derrota y un empate tras diez partidos.


¿Qué supone haber logrado la clasificación para el playoff de ascenso tan pronto?

Una gran alegría, sobre todo por la gente que ha estado a nuestro lado y ha trabajado desde el primer día, y especialmente en los malos momentos. Estamos muy satisfechos de consolidar el primer objetivo que nos propusimos y con ganas de seguir trabajando y mejorando como colectivo para lo que viene. Me alegro mucho especialmente por la plantilla, por mis compañeros de viaje Cantu (Marco López) y Javi (Cotarelo), y también por la directiva con el presi Ricardo (Serrano) a la cabeza.


¿Esperabas un rendimiento tan alto y continuado en una competición tan corta?

Tengo claro que a trabajo y dedicación no nos puede ganar nadie, o al menos lo intentamos. Eso es el rendimiento, el proceso, lo único que podemos controlar. A partir de ahí hemos ganado mucho y eso es lo que no suele ser tan normal en un deporte de incertidumbre como el fútbol. Los futbolistas tienen una autoexigencia grande y eso facilita las cosas en el día a día.


¿Hubo celebración en O Monte tras ganar al San Tirso?

El primer objetivo era estar en el playoff de ascenso, al igual que era objetivo del resto de equipos de la competición. Ahora trataremos de conseguir ese primer puesto que da mayor ventaja de cara a la segunda fase. Hemos intentado normalizar las buenas y las malas dinámicas tanto la temporada pasada como esta. El día a día en una dinámica así es la mayor celebración.


¿Qué ha hecho bien el Sofán para conseguir tan pronto el billete para el playoff?

Creo que no hay una única razón, son un cúmulo de circunstancias. Lo único innegociable en la relación con los jugadores es el respeto por el compañero y las ganas de querer ser entrenado, para mejorarnos mutuamente como individuos y potenciar la colectividad.

Pretendemos ser camaleónicos y tener la capacidad de adaptarnos a los diferentes contextos de partido


¿En qué aspectos debe mejorar el Sofán para poder luchar por el ascenso?

En un formato de competición como este, pretendemos ser camaleónicos y tener la capacidad de adaptarnos a los diferentes contextos de partido de la forma más segura posible, sin perder nuestro ADN.

Has utilizado con cierta regularidad a un grupo de 17-18 jugadores. ¿Es uno de los secretos del Sofán?

Teníamos claro que el grupo de la temporada pasada era una prioridad para nosotros a la hora de confeccionar la plantilla. Hubo algunas bajas que incluso fueron consecuencia de la situación sanitaria y no decisión deportiva. A partir de ahí tratamos de incorporar perfiles que no teníamos o jugadores que subiesen el nivel global del equipo. La mejor respuesta es la variabilidad de alineaciones que hemos tenido sin que el equipo bajase el nivel. Todos pueden participar de inicio y eso hace que nadie se relaje y que la competencia interna sea muy alta.

Has utilizado con cierta regularidad a un grupo de 17-18 jugadores. ¿Es uno de los secretos del Sofán?

Teníamos claro que el grupo de la temporada pasada era una prioridad para nosotros a la hora de confeccionar la plantilla. Hubo algunas bajas que incluso fueron consecuencia de la situación sanitaria y no decisión deportiva. A partir de ahí tratamos de incorporar perfiles que no teníamos o jugadores que subiesen el nivel global del equipo. La mejor respuesta es la variabilidad de alineaciones que hemos tenido sin que el equipo bajase el nivel. Todos pueden participar de inicio y eso hace que nadie se relaje y que la competencia interna sea muy alta.


Has variado de sistemas y has rotado mucho. ¿Cómo se trabaja eso para que los jugadores mantengan el nivel con tantos cambios?

El mérito es de ellos, de la competencia interna que hay, siempre con el factor humano por delante. A partir de ahí, la homogeneidad de la plantilla en cuanto a nivel hace que podamos decidir lo que creemos mejor para el equipo en cada partido, teniendo en cuenta el contexto y los momentos de forma que van surgiendo.

Todos pueden participar de inicio y eso hace que nadie se relaje


¿Cuándo te diste cuenta de que este Sofán podía dominar la primera fase?

El año pasado nos quedamos con la espinita de seguir disfrutando del momento en el que estábamos. Hemos hecho tres pretemporadas, adaptándonos a todo lo que iba surgiendo por el camino durante la pandemia. Sabíamos que la igualdad en el grupo y, en general, en la categoría iba a ser máxima y nuestra idea siempre fue tratar de competir contra cualquiera de tú a tú.


¿Qué has aprendido como entrenador en este año atípico?

Destacaría la mejora en la capacidad de adaptación. Ha sido un año duro para todos y para todo. La incertidumbre nos hizo ir tomando decisiones sobre la marcha, sin saber con certeza qué era lo más correcto. Creo que eso a la larga me ha hecho mejor persona y mejor entrenador.

¿Victoria o Montañeros? ¿Quién os acompañará en el playoff?

Ambos están haciendo una magnífica temporada y sea el equipo que sea, al igual que nosotros, será merecido.


¿Has visto o estudiado a los posibles rivales en el playoff? ¿Qué equipos te parecen los favoritos al ascenso?

He visto algún partido del resto de grupos y trato de seguir la actualidad para ver también la evolución de los equipos. Creo que en un playoff los favoritismos se reducen. Serán partidos igualados y, siendo tan pocas jornadas, cualquiera de los seis equipos tendrá opciones de ascender.


¿Qué significa para el Sofán que el Bergantiños, club con el que tiene un convenio, haya ascendido a Segunda RFEF?

Por una parte, la posibilidad de poder ascender a Tercera RFEF, que no existiría reglamentariamente si no fuese así. Por otra, estar cerca de una estructura cada vez más sólida y profesional, siempre y cuando las decisiones que se tomen sean consensuadas y se lleven a cabo para el bien de ambas entidades.


¿El Sofán está preparado para dar el salto a Tercera?

Cualquier salto de categoría exige mejoras, mayor trabajo, recursos, infraestructura y dedicación. De eso el club sabe mucho, ya que en la historia reciente ha conseguido ascensos y siempre se ha adaptado y mejorado según lo que requería la nueva categoría. Aun así queda mucho para eso y nuestra idea desde el inicio ha sido abordar retos a corto plazo sin preocuparnos de nada más. Esa es la idea desde el primer día y lo será hasta el final.

Alberto Rodríguez: “A trabajo y dedicación no nos puede ganar nadie, o al menos lo intentamos”