Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Liceo asalta Caldes y se acerca a su récord

El Liceo asalta Caldes / Paola Pérez
|

Victoria sufrida, complicada y motivadora para la Copa que se aproxima. El Deportivo Liceo conquistó la Torre Roja de un excelente Caldes, batallador hasta el final, para colocarse con 73 puntos en esta OK Liga a falta de seis por jugarse. A tiro de tres para igualar el record histórico de la entidad y a cuatro del líder Barcelona, que no falló ante el Vic y está a un solo triunfo más de asegurarse el título de forma matemática.

Los locales, que regresaron a la acción doméstica tras casi un mes y medio, monopolizaron las dos primeras oportunidades. Ricart y Alexandre Acsensi probaron a Carles Grau, pero el meta de Lloret detuvo ambas antes de que Maxi Oruste también hiciera trabajar a Gerard Camps. Pintaba a partido igualado y lo fue, al menos en los primeros compases. Aún así, el conjunto de Eduard Candami contó con la baza de las gradas de la Torre Roja, ocupadas hasta la mitad de su aforo.


El Deportivo Liceo ejerció una presión alta y habitual en los planes de Juan Copa. Se agenció poco a poco del peligro del encuentro y volvió a avisar con disparos como el de Dava Torres, que se estrelló en el hierro. A los catorce minutos, fue Roberto Di Benedetto –en el día de su cumpleaños–el que colocó el 0-1 con otra definición lejana marca de la casa. Marc Grau ofreció tres después un 0-2 de no menor factura, tras un potentísimo disparo, pero la ampliación de la ventaja fue rápidamente eliminada por Álvaro Giménez (1-2).


En el último minuto del descanso, y de manera similar a la de Grau, el capitán Dava Torres anotó el 1-3.


El segundo acto no empezó de la mejor forma para los intereses coruñeses. El exliceísta Sergi Miras tardó tres minutos en recortar distancias (2-3) tras una excelente jugada individual. El gol animó al Caldes, que buscó el empate de forma insistente. El propio Miras lo pudo lograr desde el punto de penalti, pero Carles Grau se mantuvo firme para impedirlo. El muro liceísta también conservó el 2-3 después de detener una falta directa de Marcos Blanqué.


A partir de ese momento, el encuentro fue un choque de trenes. Los mejores arsenales ofensivos de ambos equipos protagonizaron un emocionante intercambio de golpes, pero el 2-3 campó sobre la bocina final y el Liceo se vuelve con tres puntos de la Torre Roja. 


El Liceo asalta Caldes y se acerca a su récord