Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La policía de Manchester abre una investigación por los sucesos provocados por los seguidores del United

La policía de Manchester abre una investigación por los sucesos provocados por los seguidores del United
|

La policía de Greater Manchester (GMP) ha iniciado una investigación sobre los sucesos de este pasado domingo, cuando tuvo que suspenderse el partido entre United y Liverpool por las protestas de los aficionados locales, así como los disturbios que acabaron con dos agentes heridos.


Los seguidores del United irrumpieron en el estadio e invadieron el campo en protesta por los dueños del club, la familia Glazer, después de que los 'red devils' hubieran sido uno de los 12 equipos que firmó a favor de jugar la Superliga. En las afueras del estadio se arrojaron botellas y diferentes objetos a los policías y sus caballos.


Dos agentes resultaron heridos, uno de ellos "fue atacado con una botella y sufrió una importante herida en la cara, que requirió tratamiento hospitalario de emergencia", apuntó la policía de Manchester en un comunicado.


El subdirector de policía, Russ Jackson, dijo que estaba claro que muchos manifestantes no tenían intención de protestar pacíficamente, y condenó su comportamiento "imprudente y peligroso". "Las acciones (de estos aficionados) nos obligaron a sacar a los oficiales de la policía de primera línea y pedir el apoyo de las fuerzas vecinas para evitar que el desorden empeorase", añadió.


"En diferentes puntos, se arrojaron botellas y vallas, agredieron a los agentes y la gente escaló la estructura del estadio creando un riesgo para ellos y los agentes", sentencia el comunicado de la policía de Manchester, que también fue parte de la decisión a la hora de aplazar el partido de la jornada 34 en la Premier League.

"Es una decisión conjunta de la policía, ambos clubs, la Premier League y las autoridades locales", dijo la Premier en un comunicado, mientras se estudia ya la nueva fecha del partido, que hubiera podido dar el título al Manchester City con una derrota del United.


La policía de Manchester abre una investigación por los sucesos provocados por los seguidores del United