Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Caridad deja el club por cuestiones laborales

Marcos Caridad, en un partido de esta temporada en el Ara Sollis | cedida
|

El Fisterra cuenta, desde ayer, con un futbolista menos. El que fue uno de los fichajes más importantes, el central Marcos Caridad, no continuará a las órdenes de Juan Porrúa lo que resta de temporada. El central coruñés de 31 años disputó un total de 12 partidos entre la primera y la segunda fase, seis como titular.


Marcos Caridad empezó diciendo que “quiero agradecer públicamente a José Manuel, el director deportivo, por darme la oportunidad de estar un equipo de A Costa da Morte y poder ver en primera persona como se vive el fútbol allí. Él siempre ha estado pendiente de nosotros y es de agradecer todo su trabajo. El Fisterra tiene una afición increíble, estoy seguro de que el equipo va a luchar hasta el último día por la permanencia y yo voy a estar apoyando a mi equipo hasta el último minuto de cada partido”, apunta el central.


Caridad explica los motivos de su repentina salida. “Muy a mi pesar, no puedo terminar la temporada en el club, pero es por una buena noticia para mí y para mi futuro. Llevo muchos meses estudiando muy duro preparando la oposición de Policía Local y esta semana tendré un reconocimiento médico. Si todo va bien, entraré en la academia de forma inminente. Se lo expliqué al club. Cualquiera que se ponga en mi lugar, sabe que lo correcto era no exponerme contra el Atios. Sería asumir un riesgo muy grande por un partido. No me podía permitir el riesgo de tener una lesión y no aprovechar así la oportunidad de mi vida, aunque me da pena no acabar lo que he empezado en Fisterra”, lamenta.


Futuro deportivo

A pesar de tener que dejar el Fisterra con la temporada en curso, Caridad apunta que “más que colgar las botas es un hasta luego. Cuando termine la fase de las prácticas y de la academia, en enero del próximo año, tengo pensado volver a jugar al fútbol porque sigo con la misma ilusión y con los mismos nervios antes de cada partido que el primer día. No sé a qué nivel podré compaginarlo, pero mi intención es volver a competir lo más arriba posible. Llevo toda la vida siendo semiprofesional y quiero seguir manteniéndolo hasta que el físico me aguante”.

Caridad deja el club por cuestiones laborales