Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Alma Marín: Los Veteranos del Deportivo inspiran literatura

Alma Marín, que reside en Cambre, con sus últimos libros | d.m.
|

Al Deportivo le quedan aún algunas páginas por escribir esta temporada y muchas más por delante en las siguientes. Algunas de su historia han inspirado libros como los de la periodista Alma Marín, una segorbina (Castellón) que ya es una cambresa más. Aprovechó la pandemia para autoeditarse y participar en varias iniciativas literarias, todas con el balón como protagonista, con el fútbol como hilo conductor, como introductor de historias que combinan ficción y realidad, sin saber cuál es más dura. La labor de los veteranos del Deportivo, a la que ha contribuido la autora en los últimos años, le ha servido para estos relatos. Dos de ellos están disponibles en Amazon.


“Aproveché el tiempo del confinamiento para maquetarlos y editarlos. Amazon ofrece la posibilidad de autoeditar. Luego, le gustó la idea a los Veteranos del Deportivo y se volcaron mucho. ‘La Prórroga’ está dedicada a la labor de los veteranos, me he inspirado en los talleres de reminiscencia que organizan y en la labor social que desarrollan con futbolistas retirados, la ayuda que les prestan. Consiguen que vuelvan a sentirse futbolistas”, explica a este diario.


En ‘La Prórroga’ me he apoyado en los talleres de reminiscencia que organizan


Cuenta que ‘La Prórroga’ “está narrado en primera persona por un futbolista que había llegado a lo más alto y acaba viviendo en la calle después de la retirada. Ahí lo encuentran los veteranos y son los que le ayudan a salir de esa vida”, adelanta la escritora.


Fama, sexo, drogas, corrupción institucional, falsas amistades y también todo lo bueno que deja el fútbol.


Cuando el fútbol acaba, llega la pórroga.


Los Veteranos del Deportivo, con Manuel Ríos, Manolete, al frente, abrazaron esa obra de Alma Marín, que traslada lo que hay después del fútbol. De la fama, al olvido en muchos casos. De niveles de vida altos, a la ruina en ciertas ocasiones. Una transición complicada de manejar.


Siguen siendo un equipo, con ese compañerismo que tenían en el vestuario


“Los Veteranos siguen siendo un equipo, apoyándose unos a otros, sigue habiendo ese compromiso que tenían en el vestuario con el compañero. Aquí se ve esa vida del futbolista que cuando está en lo mas alto tiene a todo el mundo que le apoya, y cuando deja de estar ahí, pierde esas falsas amistades”, expone la escritora, que ya escribió en el pasado la autobiografía de Joan Capdevila ‘La Suerte’ y ha estado ligada al fútbol a través de la Fundación Eto’o, el Villarreal y el Lugo, del que fue jefa de prensa la temporada pasada.


La experiencia con la Fundación Eto’o, que formaba en España a niños cameruneses a los que brindaba la oportunidad de una educación y una carrera futbolística, también le sirvió para escribir otra obra publicada recientemente, ‘Crisálida’. En ella establece “la metáfora entre el proceso de crecimiento de los gusanos de seda, desde que son larvas y los protege una crisálida hasta que se convierten en espectaculares mariposas, y el fútbol”.


“Son once historias de once niños que empiezan a jugar al fútbol, cada uno con sus características y problemas y como este deporte hace de crisálida, les protege para que tanto en la faceta deportiva como vital pongan en práctica esos valores que el fútbol les aporta”, apunta la escritora.


Son “historias de superación”, de un deporte que se presenta como un elemento integrador de la diversidad racial y social y un generador de amistad.


Día del Libro

Recuerdo y tópicos del mundo del fútbol en relatos cortos 

Además de ‘La Prórroga’ y ‘Crisálida’, Alma Marín ha participado en los últimos meses en otras iniciativas literarias. Es el caso de

‘Irreductibles’, una antología de relato de la Universidad de Castellón que recoge su texto ‘El loro y los ‘futbolistos’’. Versa, según explica la autora, sobre las “preguntas absurdas que a veces hacemos los periodistas y las respuestas reales de jugadores, que no aportan mucho”. Nos pone ejemplos: “¿Es positiva la victoria para el vestuario?” Evidentemente, va a serlo, pero hay respuestas literales que sorprenden: “No sabría decirte, a medida que uno va ganando partidos se hamburguesa (aburguesa)”. ¿Zurdo o diestro? “Soy viceversa”, que contestó otro jugador. Preguntas y respuestas reales.

A pesar de lo que se pueda creer y, aunque “en el fútbol falta literatura, es verdad que muchos jugadores leen”, señala la escritora. “En los viajes, en los desplazamientos, muchos aprovechan para leer”, asegura.

Por último, en ‘Balón de Oxígeno’, antología de relatos deportivos de la Asociación de la Prensa de Valladolid, Marín publicó ‘Recuerdo’. Un aficionado al fútbol recuerda los partidos de su equipo, pero no las vivencias de su familia.


Un entrenador es el encargado de unir los diferentes protagonistas que ‘juegan’ en el libro. El técnico transmite valores positivos y les educa para la vida y no solo para el deporte. Además, en el relato aparece una enfermedad degenerativa que también ha estado vinculada al deporte en los últimos años con Carlos Matallanas y Juan Carlos Unzué, la ELA (Esclerosis, lateral amiotrófica), una dolencia que consigue unir más en el compañerismo y la solidaridad, pilares fundamentales del deporte. 

Alma Marín: Los Veteranos del Deportivo inspiran literatura