Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Nacho Matador: "Me duele perderme la visita del Depor, que es histórica para Luanco

Nacho Matador (d), durante el partido del pasado sábado contra el Racing de Ferrol en A Malata, donde fue expulsado a los 75 minutos | jorge meis
|

El exfabrilista Nacho Matador será el gran ausente —si el Comité de Competición no lo evita— de la histórica visita del Deportivo a Luanco el próximo domingo. El veterano mediocampista de 34 años vio una tarjeta roja directa el pasado sábado durante el partido entre el Racing de Ferrol y el Marino en A Malata. El club asturiano ha recurrido la cartulina, pero el propio futbolista, que fue uno de los mejores de su equipo durante el enfrentamiento entre los blanquiazules y los azulones en Riazor del pasado 4 de abril, es consciente de que tiene muy complicado vestirse de corto el fin de semana.


Ya es mala suerte que te expulsen la jornada anterior a la visita del Depor.

No me gusta perderme este partido por todo lo que significa. Es una pena muy grande por todo lo que he vivido en A Coruña y porque para Luanco es histórico que venga el Depor, pero son gajes del oficio, cosas que no puedes controlar y al final me va a tocar apoyar desde fuera. El club está estudiando recurrir la tarjeta, pero a ver qué puede pasar porque no va a ser fácil que me la quiten.


En Riazor me quedó sensación de tristeza porque pudimos sacar algo positivo


Al menos, tuviste la oportunidad de regresar a Riazor el pasado 4 de abril. ¿Cómo viviste aquel encuentro?

La verdad es que se me refrescaron muchos recuerdos. Fue un partido muy bonito de jugar, en un campazo de Primera División donde tuve la suerte de jugar algunos partidos con el filial. Además, me reencontré con gente que hacía tiempo que no veía y pude recordar viejos tiempos. Fue un partido muy especial para mí, además de lo que ya supone de por sí jugar en Riazor contra el Deportivo, que siempre es un aliciente para cualquier futbolista y es de esos duelos que te hacen ilusión.


¿Con qué te quedas de aquel enfrentamiento?

Sobre todo, con el orgullo que sentí por el equipo por haberle jugado de tú a tú a futbolistas de una categoría superior, ver que no nos tiraron a puerta en 90 minutos, salvo el lanzamiento de penalti, y que estuvimos a punto de sacar un resultado positivo de un campo tan difícil como es Riazor.


Me esperaba un Depor con más dinamismo de mediocampo hacia arriba


Se lo hicisteis pasar mal al conjunto coruñés.

Fue un partido igualado, ellos tuvieron más la posesión, pero nosotros estuvimos muy ordenados, tapando muy bien los espacios y durante muchos minutos estuvieron desesperados porque veían que no eran capaces de hacernos daño y que a nosotros no nos quemaba el balón. Me quedó sensación de tristeza porque pudimos sacar algo positivo de Riazor.


Fue un duelo muy disputado que se rompió con una gran acción individual de Lara.

El Deportivo, con los jugadores que tiene, no necesita ni media para crearte apuros, pero llegó en un penalti dudoso, al borde del área, en una jugada que no parecía que tuviera mucho peligro, y una acción así hace que te vayas más cabreado que si hubiera llegado el gol por una acción de mérito de ellos o un golazo. Creo que fue más por una jugada aislada que por mérito de ellos.


No conocía a Mujaid y, para lo joven que es, tiene unas condiciones muy buenas


Te reencontraste con Álex Bergantiños, con quien habías coincidido en el Fabril.

Sí, me hizo mucha ilusión jugar contra él, igual que ver al doctor Carlos Lariño, a Richard Barral... mucha gente que no sabía si seguían o no, y encontrarme tantas caras conocidas es una alegría.


¿Qué te dijo Álex?

No coincidimos antes del partido, sino en el túnel de vestuario y estuvimos hablando un poco de todo, de la familia, de cómo nos va la vida, pero tuvimos un ratillo para charlar.


Durante muchos minutos estuvieron desesperados porque no nos hacían daño


¿Te decepcionó el Depor?

Sí que me esperaba un equipo quizás con un poco más de dinamismo de mediocampo hacia arriba, más desequilibrante, y es verdad que en ese aspecto pensábamos que nos iban a generar más problemas, que lo íbamos a pasar mal, pero les faltó brillantez de mediocampo hacia arriba para poder hacernos daño, aunque también nosotros estuvimos muy bien en defensa.


¿Quién de los blanquiazules te sorprendió positivamente?

No conocía a Mujaid y, para lo joven que es, para ser un chico que viene de la cantera, creo que tiene unas condiciones muy buenas para seguir progresando en el fútbol. Individualmente fue el jugador que más me llamó la atención.


Tras vuestra derrota del pasado sábado en Ferrol, ya no tenéis opciones de evitar el descenso a la Segunda RFEF.

Nosotros sabíamos que iba a estar muy difícil, nuestro premio es estar jugando en esta fase. Creo que hicimos una grandísima segunda vuelta para meternos aquí y nuestro objetivo era demostrar que podíamos competir con estos equipos y, quitando el otro día la primera parte en Ferrol, es lo que estamos haciendo, tomarnos cada partido como un escenario para demostrar que podemos competir con este tipo de adversarios.


Es curioso que venís de hacer una gran temporada y, sin embargo, perdéis una categoría.

Sí, este año es todo muy raro. Se ha hecho todo muy precipitado para organizar la Segunda B Pro, que fuese para los equipos más punteros de Segunda B, y sin embargo, al final parece que tampoco va a ser una categoría profesional, entonces, se están desdiciendo, va a ser un paso atrás para todos y va a quedar todo un poco como estaba. Todos luchábamos porque se hiciese una Segunda B profesional y al final resulta que la competición va a ser casi igual. 


 Amarga despedida del club coruñés

"El último año que estuve en el Fabril no se lo deseo a nadie"


En estos últimos años, con los descensos de categoría, la cantera ha ido ganando peso en el equipo

blanquiazul. ¿Al club le faltó apostar por la gente joven durante tu etapa en el Fabril?

Yo creo que tuvimos una hornada muy buena. Recuerdo a Laure, Fabricio, Aridane, Carlos Pita, Iván Carril... Llegamos a jugar el playoff de ascenso a Segunda División y es verdad que en aquellos años, el Deportivo ya estaba empezando a sufrir y creo que teníamos un grupo muy bueno para haber apostado por la gente, pero entiendo que las circunstancias en Primera no son fáciles y que cuando te estás jugando la supervivencia en la categoría, no es sencillo tirar de la gente joven.


No es fácil para un club tirar de la gente joven cuando se juega la permanencia en Primera, pero aun así, en los últimos años el club hizo fichajes muy raros y que no dieron resultado, mientras dejaba escapar a los de casa.

Puede ser. Esos años había plantillas justitas en Primera División, nosotros lo estábamos haciendo muy bien en Segunda B e incluso cuando entrenábamos con ellos, veíamos que tampoco había una diferencia abismal, más en la velocidad que en la calidad. Pero muchas veces los intereses deportivos, hacen que no se valore lo que tienes en casa y que se apueste más por lo de fuera, cuando luego, muchos de esos jugadores que había en la cantera han hecho una carrera fuera.


¿Con qué sensación saliste del Depor?

En cierta manera me quedó una espina clavada por no poder debutar, pero sobre todo por el trato del club en el último año, después de haber estado tres años allí y ser un jugador importante. El último año que estuve allí no se lo deseo a nadie porque estuve apartado del equipo y sin cobrar, e incluso tuve que pedir ayuda a mis padres. Hacer eso a un chaval joven me dejó un sabor agridulce. Es una pena porque los años anteriores estuve de maravilla en A Coruña, pero ese último año lo empañó todo.


En tu club actual sí te sientes importante.

Sí, desde que me marché del Fabril he tenido la suerte de ser un jugador importante en todos los equipos donde he estado. Ahora tenemos un conjunto humilde, pero con jugadores de mucha calidad, somos todos asturianos, una gran familia y dentro de la plantilla la gente con más experiencia tenemos que apoyar y dar ese empaque al equipo, que es lo que nos ha hecho estar en la situación actual.


¿Sentís ánimo de revancha por perder en Riazor, pese a que pusisteis contra las cuerdas a los blanquiazules?

Revancha tampoco lo diría. Creo que es un partido con mucha ilusión porque viene un equipo histórico a Luanco, y más motivación que jugar ante el Deportivo no puede haber. Tenemos muchas ganas de plantarle cara a un grande y, por qué no, soñar con sacar algo positivo.


¿En qué aspecto podéis subir un punto más respecto al duelo de hace tres semanas?

El partido va a ser diferente al de Riazor, el campo es un poco más pequeño, en casa somos muy fuertes y no perdemos desde la primera vuelta. Va a ser un duelo más de disputa, de segundas jugadas y creo que al Depor ahí sí le va a costar adaptarse un poco más que a nosotros.


Los coruñeses ya perdieron en Langreo.

Sí, además, es que los partidos fuera de casa son muy difíciles. Nuestro campo no está en las condiciones de Riazor y cualquiera te puede hacer daño fuera de casa.

Nacho Matador: "Me duele perderme la visita del Depor, que es histórica para Luanco